La España despoblada: “Si el campo se para, la ciudad no come”

 

 

Alejandro Santos, joven agricultor de un pequeño pueblo de Soria, nos cuenta cómo sobrevive en Valdanzo.

El único parque infantil que hay en Valdanzo está vacío. Llueve con fuerza, pero si brillase el sol, la estampa sería la misma. En este pueblo soriano ya no vive ningún niño. Tampoco ningún adolescente. Sus aproximadamente 25 habitantes superan los 60 años y la persona más joven que puede verse a diario por sus calles es Alejandro Santos, un agricultor de 29 años que ha decidido apostar por la tierra que le vio nacer.

“Siempre me decían estudia, estudia y yo tenía claro que me gustaba el campo”, cuenta Álex, como le conocen todos, ante la cámara de 20minutos, testigo de cómo es un día en la vida de este joven en un enclave que hace medio siglo superaba los 400 vecinos. Él vive ahora en Burgo de Osma, a 27 kilómetros, donde hay 5.000 habitantes y más servicios, pero pasa gran parte del tiempo en la pedanía en la que, junto a otra compañera, fue el último chaval en edad escolar. Para entonces, el colegio ya había cerrado y cada mañana recorrían los siete kilómetros que les separan de Langa de Duero.

 

La historia de Valdanzo es la historia de muchos pueblos españoles. En la última década han perdido población más de 6.000 municipios y el 56% del territorio no alcanza los 12 habitantes por kilómetro cuadrado. 4,5 millones de habitantes –de un total de 47 millones– viven en el 70% de la superficie nacional y hay más de 5.000 pueblos con menos de mil personas. La despoblación es un tema preocupante y por ello la España vaciada se dio cita el 31 de marzo en Madrid para exigir un pacto de Estado que proteja al mundo rural. A Álex le habría gustado estar en esa protesta para reivindicar mejores carreteras o incentivos fiscales, “apoyo para que la gente se quede en los pueblos”, porque “si el campo se para, la ciudad no come”.

 

Soria es una de las provincias más afectadas por este proceso y para combatirlo, la Federación de Organizaciones Empresariales Sorianas puso en marcha a finales de 2017 Invest in Soria. Esta iniciativa ha posibilitado inversiones por valor de siete millones de euros y formalizará otros siete millones en los próximos meses, lo que se concreta en una empresa a punto de ser inaugurada y otras cinco en conversaciones muy avanzadas. “Asesoramos al empresario en todo lo que necesita, desde el suelo en el que ubicarse a las acciones administrativas que tenga que llevar a cabo, y le hacemos ver que Soria es atractiva para su inversión”, explica al otro lado del teléfono Santiago Aparicio, presidente de FOES.

 

Valdanzo tiene al menos una potente asociación de vecinos, con más de 200 socios. La inmensa mayoría vive fuera pero se preocupa de organizar eventos como las fiestas estivales. Es en esa época cuando el pueblo recobra esplendor. Cientos de personas vuelven a abarrotar sus calles y el parque infantil se llena de risas y juegos. También durante los fines de semana hijos y nietos de quienes emigraron tiene por costumbre hacer una escapada y eso está permitiendo que sus casas se conserven en buen estado. El bar hace que la juventud se decida a venir. Pero si en unos años nadie les toma el relevo a Luis y Mª Ángeles al frente del establecimiento, terminará cerrando y ese incentivo desaparecerá. Ellos son los padres de Álex y regentan también la única tienda. “Los pueblos tienen muy poco futuro”, augura su hijo. “En verano a la gente le gusta venir. Pero el pueblo no son solo los 15 días de vacaciones. El pueblo es todo el año”.

Ver más en: 20minutos.es

 

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

HI

Comentarios

comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »