La campaña de la DGT pone en pie de guerra a los transportistas

La acción publicitaria es considerada como un ataque indiscriminado y sin precedentes contra el colectivo

 

La Federación de Transporte de Mercancías por carretera de Castilla y León (FETRACAL) ha visto, en las últimas horas y con indignación, la nueva campaña de la Dirección General de Tráfico (DGT) que se ha titulado: «Un camionero mató a mi marido». Para los transportistas, esta campaña supone «un ataque indiscriminado y sin precedentes contra el transporte de mercancías por carretera», al tiempo que subrayan que se trata de un sector «que desempeña su labor de forma segura y profesional».

«Lo que no podemos permitir es que al amparo de un accidente aislado -que lamentamos profundamente- se criminalice y se deje en evidencia a todo el sector, cuando la realidad es que la inmensa mayoría de los empresarios de transporte y conductores cumple las normas escrupulosamente», reza el comunicado.

En el transporte, como en cualquier otro sector de actividad, los transportistas han reconocido que se cometen «irregularidades», y aunque son «escasas» desde Fetracal han indicado que estas siempre se han condenado. Sin embargo, la organización empresarial de Transportes de Castilla y León, igual que la CETM, no permite que al amparo de un accidente aislado se «criminalice» y se deje «en evidencia» a todo el sector, cuando la realidad es que la «inmensa mayoría» de los empresarios de transporte y conductores cumplen las normas «escrupulosamente», ha agregado Fetracal.

Tanto la Federación de Transporte de Mercancías por carretera de Castilla y León como la Confederación Española de Transporte de Mercancías han asegurado que trabajan continuamente para mejorar la imagen del sector, y consideran que cualquier actuación en la que se trate «injustamente» al transporte de mercancías por carretera constituye un «sesgo» para el mensaje que se debe transmitir a la sociedad.

Lagacetadesalamanca.es