La bonita historia de un camionero que se reencontró con su mascota que había perdido en Francia

“De repente te perdí, desapareciste de aquella área de servicio, camino de París.

Fue como si te hubiera tragado la tierra, por más que recorrí cada palmo de aquel lugar durante horas, por más que pregunte, con mi francés básico, a camioneros, tenderos y demás personas que allí se hallaban, ni rastro tuyo, una cosa quedaba clara, alguien te había llevado de allí.

Pasado el shock de tu abrupta desaparición, debía actuar rápido, así que empecé a cavilar en cuales debían ser los siguientes pasos a dar. La misión se antojaba difícil, no tenias chip, estaba en un país que no era el nuestro y probablemente estuvieras a cientos de kilómetros dirección norte.

Comencé buscando en internet asociaciones y organismos especializados en la difusión de animales perdidos. Me puse en contacto con una decena de ellos, publicando en redes sociales anuncios con tu desaparición.

Rápidamente esas publicaciones se fueron compartiendo, llegando a una gran cantidad de departamentos de nuestro país vecino. Entretanto, gente anónima se ponía en contacto conmigo para ayudarme a encontrarte.

Los días siguientes, con el aviso del hallazgo de algún yorki, me ponían en alerta, pero ninguno eras tú. La noticia de tu desaparición seguía circulando por las redes, mis compañeros de búsqueda continuaban haciendo sus pesquisas pero por el momento no había rastro de ti.

Al cabo de unos días recibo un mensaje, en uno de los foros de búsqueda, que me señalaba que habían encontrado un perro, en el departamento 28, a 200 km de la fatídica área de servicio, y me decían que me pusiera en contacto con ellos urgentemente.

Cuando logro comunicarme, me comentan que ya había aparecido el dueño, que lo sentían, que no era mi perro. Otra falsa alarma, o no.

Prosigo con tu búsqueda en redes sociales, viendo secciones de perros encontrados en las diferentes páginas, y de repente se encendieron todas mis alarmas, al ver una foto de un yorki, hecho una bolita, durmiendo. Mi instinto me decía que eras tú, pero necesitaba más fotos para confirmar o descartar.

Dio la casualidad que la ciudad y el departamento coincidían con el último aviso que me habían dado. Me vuelvo a poner en contacto con ellos, les suplico que me manden más fotos, que
estoy seguro que ese es mi perro, pero me vuelven a remitir a lo mismo, que ese perro ya había encontrado a su dueño.

Viendo que yo no conseguía respuestas, le comento el caso a mis compañeros, que rápidamente se pusieron a indagar en esa línea.
Regrese para España sin tí, pero con una pista y una ciudad donde buscarte.

Pasó el fin de semana sin ninguna novedad, aunque en mi cabeza ya estaba barruntando la idea de patearme esa ciudad del departamento 28 para averiguar más sobre tu paradero.

El día antes de subirme otra vez para Francia, mientras continuaba con la divulgación de tu desaparición en redes sociales, recibo un aviso del hallazgo de un yorki, casualmente en la misma ciudad.

Quien me llama es de la perrera departamental y que el perro esta en sus instalaciones. Le pido fotos, y cuando las recibo mi cuerpo se paraliza, sí, eras tú, no había duda, era mi ratuchina.

En primer lugar quiero agradecer a Pet Aide Aux Animaux 37 , que sin su rápida difusión del anuncio, nada de esto hubiera llegado a tanta gente.

A las cientos de personas que compartieron en redes sociales
A Nath Craneuse , Marie Laure , Catherine Bourny , Balika Lily Soleil , que desinteresadamente, se involucraron al 100% en la búsqueda, gracias de todo corazón , sois muy grandes.
A Laika Australéa y Fourrière Départementale Eurelienne por acoger y tratar tan bien a Dalí, y ponerme todo tan fácil para su recogida.

Gracias a todos por vuestra ayuda, aquí tenéis un amigo para toda la vida

!!!!MERCI AMIS , MERCI FRANCE!!!!!!!
#daliontheroad #gracias #perro #finalfeliz

 

 

Cesar DM

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

 

 

HI

Comentarios

comentarios