Un juez obliga a Tráfico a cambiar el margen de error de los radares y a devolver cientos de miles de multas y puntos a conductores

Esta es la razón por la que Tráfico tiene que rectificar

 

La Asociación de Automovilistas Europeos acaba de hacer pública a través de su página web una nota de prensa en la que informan de una sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Pontevedra que, según estos asociados “vuelve a cuestionar las multas y la detracción de puntos impuestas por la DGT” y que“fija los criterios que deben utilizarse como punto de referencia para los próximos litigios” que se juzguen en Galicia.

“Cada vez son más numerosas las sentencias judiciales que están condenando a la Dirección General de Tráfico a anular o reducir las multas económicas y la detracción de puntos” impuestos por superar los límites de velocidad al no aplicar correctamente los márgenes de error de los radares.

Pero la sentencia de Galicia no es la única importante que han conseguido desde Automovilistas Europeos. Ni mucho menos. Según AEA ya les han dado la razón en juzgados de Bilbao, Burgos, San Sebastián, Pamplona, Oviedo o Gijón. Y eso sólo por citar algunas de las ciudades en las que se ha dado la razón a los demandantes contra la DGT.

En palabras de los portavoces de esta plataforma en la última sentencia (la gallega) el juez aborda con gran acierto el “nudo gordiano” y asegura que “el cinemómetro no realiza una medición exacta de la velocidad del vehículo”. Para los jueces que han estudiado este caso en todo caso “debe corregirse la velocidad detectada en todo caso por el radar aplicando a la baja el índice máximo de error admisible”. Es decir: hay que aplicar el margen de error máximo. Es decir, apuntan los automovilistas, “si la velocidad de un vehículo detectada por el radar es igual o inferior a 100 kilómetros por hora se le deben restar 5 kilómetros si se hace desde una posición estática y 7 si es desde el movimiento. Si la velocidad es superior habría que aplicar márgenes del 5 o del 7 por ciento”. Esa es, insisten, la única manera de evitar que se pueda llegar a sancionar a quién “no ha llegado a cometer el hipotético exceso de velocidad”.

Esta no es para los automovilistas una guerra nueva, que llevan peleando desde el año 2010 tal y como ellos mismos indican en su página web en donde llaman a los usuarios a hacerse socio de esta entidad y a denunciar en su caso todos los abusos que podrían haber cometido con los usuarios de las autopistas y carreteras convencionales los responsables de Tráfico que interpusieran las correspondientes multas.

 

 

Ver más en – Ine.es

 

 

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

 

HI

Comentarios

comentarios