Un juez a favor del despido de un camionero que “no” controló la temperatura de la carga

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Región de Murcia ha desestimado el recurso presentado por un camionero que fue despedido por incumplir su deber de controlar la temperatura de una carga de hueva que había recogido en la empresa Frío Merca Alicante y que el destinatario rechazó por llegar en malas condiciones.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, indica que el Juzgado de lo Social número Dos de Murcia, al que correspondió su demanda, declaró probado que la empresa de transportes en la que trabajaba acordó su despido en diciembre de 2016.

 

En la carta que le fue notificada se indicaba que en octubre del mismo año se dirigió a las dependencias de la empresa alicantina para recoger doce palés de hueva con destino a Salazones Albaladejo Hermanos, con sede en San Pedro del Pinatar (Murcia).

En el momento en que tuvo la carga a su disposición, no siguió el método de trabajo que tenía fijado la empresa, y que conocía, que le obligaba a comprobar la temperatura de la carga.

No cumplimentó tampoco los datos obligatorios de recepción de mercancía y de temperatura, por lo que no se pudo acreditar que a la hora de recoger los palés la mercancía estuviera ya en malas condiciones al haber estado dos horas en el muelle de carga y, por tanto, fuera de las cámaras frigoríficas.

Al día siguiente, al llegar a la empresa de salazones, sus responsables se negaron a hacerse cargo de la hueva, al considerar que no estaba en buenas condiciones al haberse roto, a su juicio, la cadena de frío.

Cuando llamó a la empresa, el transportista recibió la orden de tomar la temperatura del producto con el pincho medidor que portaba, aunque tuviera que romper alguna caja, ya que si ello era preciso, asumirían el coste de la misma.

“De nuevo -señalaba la sentencia ahora confirmada por el TSJ- el demandante no hizo lo que se le ordenó, por lo que el cliente rechazó finalmente la mercancía”.

La carta de despido le comunicaba así mismo que unos días después de esos hechos la empresa le entregó su hoja de ruta, y sin que se le hubiera indicado así, decidió llevar el camión a revisión, a pesar de que la misma no era obligatoria hasta el mes siguiente.

Esa actuación motivó que entregara con retraso una mercancía perecedera que había recogido, lo que motivó las quejas del cliente.

El Juzgado de lo Social declaró procedente el despido, sin que el trabajador tuviera derecho a indemnización ni a salarios de tramitación.

En el recurso presentado en el TSJ, en el que expuso, entre otras consideraciones, que había sufrido indefensión, algo que la Sala rechaza.

Así, señala que esa alegación se hizo de manera muy genérica, sin concretar cómo o en qué términos se habría producido la indefensión, “pues la sentencia ofrece suficientes datos, de tal forma que podía ser cuestionada, sin que se advierta ese vicio en esta sede”. EFE

 

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

HI

Comentarios

comentarios