Intervienen un camión con cerca de medio millón de cajetillas de tabaco en Mercasevilla

Intervienen más de 437.500 cajetillas de tabaco en Mercasevilla

Camión contrabando tabaco – Imagen de archivo

Los arrestados transportaban el tabaco a granel desde Bulgaria y, una vez en España, era transformado en cigarrillos

Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con la Agencia Tributaria y el Ministerio del Interior de Bulgaria, han desarticulado en Cataluña una organización criminal internacional de origen búlgaro que se había especializado en la fabricación ilícita de cigarrillos y en su posterior distribución por diferentes países de la Unión Europea.

En dicha operación se ha intervenido a un camión con más de 437.500 cajetillas de tabaco en Sevilla, con un valor de más de seis millones y medio de euros. Las autoridades han arrestado al conductor del camión se ha puesto ya ha disposición judicial.

La operación ha permitido la detención de 22 personas en Tarragona y Barcelona – 15 de ellas de nacionalidad ucraniana, dos de nacionalidad búlgara, tres españoles, un moldavo y un marroquí-. En la operación se han registrado nueve inmuebles, todos ellos en Cataluña.

Las informaciones recibidas indicaban que miembros de la organización se desplazarían desde Bulgaria hasta España con la finalidad de establecer diversas fábricas de elaboración de tabaco ilegal y crear una red de distribución de este producto a nivel nacional e internacional.

Transportaban desde Bulgaria el tabaco a granel, sin pasar los pertinentes controles aduaneros, y utilizaban naves instaladas en España para el almacenaje de picadura de tabaco y para el montaje de fábricas dedicadas a su transformación en cigarrillos.

Posteriormente, los distribuían por países de la Unión Europea, principalmente Alemania, Reino Unido y España. Tanto la materia prima como la maquinaria necesaria para el montaje de estas fábricas fueron desplazadas desde Bulgaria hasta España por vía terrestre o marítima. El beneficio económico obtenido de esta actividad ilícita era blanqueado a través de un entramado de empresas instrumentales. También emplearon tarjetas de crédito para cometer fraude en distintos establecimientos.

9 registros y dos centros desmantelados

Una vez que los agentes desentramaron la actividad ilícita de la legal, se planificó un dispositivo coordinado para proceder a la detención de los miembros de esta organización criminal.

El operativo, que se tradujo en 9 entradas y registros con mandamiento judicial, permitió la detención de 22 personas, el desmantelamiento de dos centros destinados a la fabricación clandestina de cajetillas de 13 marcas diferentes de tabaco y la incautación de abundante material para la fabricación de los cigarrillos, además de cajetillas, tabaco ya elaborado, tabaco picado, coches de alta gama, dinero en efectivo y abundante documentación.

En el momento del registro de la fábrica clandestina, se encontraban trabajando en su interior 14 ciudadanos ucranianos y uno procedente de Moldavia. Además, ejercía de encargado o controlador un ciudadano búlgaro. Mientras, en Sabadell (Barcelona), Galicia y Sevilla fueron detenidos tres camioneros que realizaban habitualmente las labores de distribución del producto final. Un camión fue intervenido en Mercasevilla con 437.500 cajetillas de tabaco de tres marcas distintas.

La capacidad de producción era tan importante que se falsificaban 13 marcas distintas de cigarrillos con leyendas en castellano e inglés. También se falsificaba tabaco de pipa de agua o shisha de una prestigiosa marca árabe. Consultadas fuentes del sector durante la operación, confirmaron que nunca antes se había desmantelado una fábrica clandestina que falsificase productos tabacaleros de tal cantidad de marcas. Se trata de algo extraordinario e inaudito hasta la fecha en territorio español.

En un día, la fábrica era capaz de manufacturar cajetillas suficientes para completar la carga de un camión como el intervenido en Sevilla, que transportaba un total de 437.500 cajetillas.

El tabaco intervenido tenía un valor de 6.586.401,65 euros, lo que supone un fraude a la Hacienda Pública de 5.140.886,50 euros, a lo que hay que sumar al valor de la maquinaria intervenida para la producción de los cigarrillos cuando se proceda a la oportuna peritación.

 

Ver más en – Elmira.es

 

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

HI

Comentarios

comentarios