Inmovilizan un camión en Seixalbo por el riesgo de caída de los palés que transporta

La posibilidad de que el material transportado cayera sobre la vía u otros vehículos obligó a tomar esta decisión a los agentes

2018062510270584141

La Guardia Civil inmovilizó a un camión que transportaba palés a su paso por Seixalbo por el mal acondicionamiento de la carga que llevaba y el evidente riesgo de caída del material transportado sobre la vía u otros vehículos.  La noticia ha sido publicada por Farodevigo.es

 

Tráfico no permitirá al conductor del camión continuar con su marcha mientras la carga no se coloque de forma adecuada y evitar así que los palés caigan y puedan producir un accidente.

 

Tras la nueva ley de la estiba, la guardia civil está inspeccionado de manera más habitual las cargas en los vehículos de transporte de mercancías.

 

 

Los cambios de la nueva ley de estiba

La principal novedad se encuentra en que el futuro real decreto es mucho más específico, frente a la vaguedad que reinaba hasta ahora. Según el anterior decreto, de 2003:

“La carga transportada en un vehículo, así como los accesorios que se utilicen para su acondicionamiento o protección, deben estar dispuestos y, si fuera necesario, sujetos de tal forma que no puedan:

  1. Arrastrar, caer total o parcialmente, o desplazarse de manera peligrosa.
  2. Comprometer la estabilidad del vehículo.
  3. Producir ruido, polvo u otras molestias que puedan ser evitadas.”

Esta descripción era tan ambigua que resultaba complicado ponerla en práctica de forma objetiva. Además de este afán por una mayor precisión, el nuevo decreto también responde a la necesidad de equiparar la normativa a la Directiva europea 2014/47 EU, facilitando el cumplimiento para el transporte internacional terrestre, otorgándole un marco común.

En último lugar es necesario subrayar la importancia que tiene una correcta estiba en la seguridad de las carreteras, que no deja de ser la motivación principal del reglamento. Para dar una idea de su relevancia basta con recordar que existen estudios según los cuales entre un 25% y un 45% de los accidentes del transporte de mercancías tienen su origen en una deficitaria estiba de las cargas.

 

Las inspecciones

El método para comprobar que se cumple la nueva reglamentación será el uso de inspecciones. La nueva ley de estiba planea comprobar el 5% del total de los vehículos matriculados en España anualmente.

Las inspecciones en carretera se realizarán sin previo aviso y preferentemente a empresas, debido a la importancia que tienen estas en el transporte de mercancía. Los inspectores se encargarán de comprobar el último certificado de inspección técnica, de realizar una inspección visual del vehículo y de la sujeción de la carga, además de los controles técnicos que consideren oportunos.

Para los análisis más minuciosos se contará con “unidades móviles de inspección” o se podrá acudir a la ITV más cercana, a fin de escrutar los aspectos más técnicos. En estas inspecciones se podrán valorar puntos como el equipo de frenado, la dirección, la visibilidad, el estado del chasis, las emisiones, etc.

Respecto a la estiba, en el anexo III del Real Decreto es donde se especifican los aspectos técnicos y las normas aplicables para una correcta carga (enlace al texto íntegro del decreto). Por ejemplo, en el caso de la sujeción se concreta que deberá ser capaz de soportar en el sentido de la marcha unas fuerzas de aceleración o deceleración equivalentes al peso de la carga multiplicado por 0,8 (en las fuerzas en sentido lateral el factor de multiplicación será 0,5).