Tres camioneros circulaban con tasas de alcohol 0,92 – 0,76 – y 0,87 respectivamente

Agentes de la Guardia Civil del Subsector de Tráfico de Lugo, tras tener conocimiento de que dos camiones cisterna destinados al transporte de leche circulan por la N-640 provocando retenciones en la circulación en la tarde-noche del domingo, han imputado a tres camiones por quintuplicar la tasa máxima de alcohole permitida a transportistas.

Según ha informado la Guardia Civil, ha sido identificado el primero de ellos a la altura del aeródromo de Rozas. Dio una tasa de 0,92 miligramos por litro de aire espirado en el alcoholímetro evidencial o de aproximación, y se negó a contrastar la prueba con el alcoholímetro de precisión.

El conductor del segundo camión, con el fin de eludir el control de la Guardia Civil, tomó un desvió a través de una pista, pero fue identificado en el lugar de Mondriz, en el término municipal de Castro de Rei (Lugo), donde dio una tasa de 0,76 mg/l, según han señalado las mismas fuentes.

En el marco de esta operación se identificó al conductor de un tercer camión que circulaba por la carretera N-540, a la altura del alto de Hospital, quien dio un resultado de 0,87 mg/l.

En este dispositivo policial han colaborado agentes del Subsector de Tráfico y de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil de Lugo, así como conductores que alertaron a la central del Instituto Armado de las «anómalas conducciones» efectuadas por los responsables al volante de los vehículos implicados.

Los imputados son vecinos de Carballedo, Monforte de Lemos y Chantada, con edades de 51, 25 y 41 años, respectivamente. Todos ellos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción Número 3 de Lugo y de Chantada.

Foto de archivo

580bb4809b24b566cd475992324fd3

Deja una respuesta