Francisco Rotela, atropella a una niña de 17 años, no la socorre e intenta huir de España

Francisco Rotela, atropello niña 17 años

La larga lista de escoria y de miseria humana ya tiene un nuevo nombre

Francisco Rotela. Es paraguayo, albañil y ha sido el autor de un nuevo crimen en España. Crimen, que no accidente. Porque es un crimen atropellar a una niña de 17 años y no socorrerla. Es un crimen porque la niña estuvo agonizando durante dos horas en una cuneta hasta que murió. Y es un crimen porque después intentó huir de España hacia Argentina al día siguiente.

Ha sido un vecino que escuchó casualmente una conversación, en la que Rotela se lo confesaba a alguien, el que ha ayudado a su detención. Rotela llegó a su casa por la tarde, preparó sus maletas y salió corriendo hacia el aeropuerto. La policía ha tenido que trabajar a contrarreloj para que el autor de este miserable acto no se fugara.

Por la mañana la policía ya sabía modelo y color del coche

Con las pruebas recogidas en el lugar del accidente, la policía ya conocía el modelo y marca de coche. Mercedes y de color verde. Después de la llamada de alerta del vecino de Pozuelo también sabían su nacionalidad, acento sudamericano, argentino o similar. Preguntaron casa por casa en el bloque de pisos. Hasta que en uno de ellos una chica, su sobrina, dijo que su tío de origen paraguayo, había salido muy deprisa y nervioso hacia el aeropuerto. Que se iba a Argentina.

Los tiempos fueron tan ajustados que el avión tuvo que salirse de pista antes del despegue, tras el aviso de la policía a la tripulación. Llegaron justo a tiempo para detenerle. Le interrogaron y Rotela se derrumbó confesando los hechos y donde había dejado el coche, en el número 353 de la calle Río Tajuña del municipio de El Casar de Talamanca, en Guadalajara.

Ahora tiene que pagar por su crimen

En España estamos viviendo un debate sobre la prisión permanente revisable. Este es un caso que, bajo mi punto de vista, también merece ese castigo. Los hechos ocurridos se habrían quedado en un accidente si Rotela hubiera socorrido a su víctima. Pero no solo no fue así, la dejó tirada en una cuneta sin auxiliarla y trató de huir. Alejandra tardó dos horas en morir, puesto que aún seguía con vida cuando fue localizada por otro conductor.

Rotela merece esa condena.

 

Fuente – Eldiestro.es

 

Envíanos tus vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

HI

Comentarios

comentarios