Falsos guardias civiles asaltan un camión y encierran al conductor en el maletero de un coche

Metieron a la víctima en el maletero de un turismo que abandonaron. La Guardia Civil investiga el robo del vehículo que transportaba móviles

La Guardia Civil investiga el peculiar asalto de un camión que transportaba telefonía móvil ocurrido anteayer en la entrada a San Juan de Mozarrifar, un barrio rural de la capital aragonesa. Cuatro personas se hicieron pasar por miembros de la Guardia Civil para que el camionero detuviera su marcha y conseguir robar el vehículo de mercancías.

Ocurrió, según fuentes consultadas por EL PERIÓDICO, sobre las 21.30 horas. En el interior del tráiler iban dos ocupantes a quienes los falsos agentes de Tráfico del instituto armado les dieron el alto.

El transportista no dudó en acatar la supuesta orden, aunque la sorpresa fue que dichos guardias civiles les exigieron bajarse el camión y fueron obligados a acercarse a un turismo que estaba estacionado en las cercanías. Les obligaron a meterse en el maletero del coche que lo dejaron abandonado en Alfajarín, a 21 kilómetros de distancia por carretera del lugar en el que fueron asaltados.

Cuando consiguieron pedir ayuda, estas personas observaron que estaban en un lugar que desconocían y que el camión en el que transportaban material de telefonía no estaba.

Ahora la Guardia Civil trata de localizar el camión, además de intentar analizar las huellas presentes en el turismo empleado para detener de forma ilegal a los ocupantes del vehículo de mercancías. Asimismo, los investigadores deberán determinar por qué los cuatro asaltantes conocían la ruta del camión, así como el género que llevaba en su interior.

Un modus operandi que no es habitual entre las bandas dedicadas a este tipo de delitos. Un caso similar, cuyos ladrones siguen en paradero desconocido, ocurrió en octubre del 2015. Tres hombres se hicieron pasar por guardias civiles y asaltaron en Rivas Vaciamadrid un camión de reparto en el que iban bidones de polvo de platino, valorados en unos dos millones de euros. Los asaltantes lucieron chalecos y emblemas del instituto armado para apoderarse del vehículo y secuestrar a su conductor al que liberaron dentro de un turismo en Leganés.

El método más empleado es el de los loneros. El último caso fue en noviembre del 2018 cuando la Guardia Civil arrestó a 11 personas como responsables de 37 robos en el interior de camiones de gran tonelaje en su ruta de paso por las carreteras A-2 y AP-2 en las provincias de Huesca, Zaragoza y Lérida. Aprovechaban sus paradas en las distintas áreas de servicio, rajaban las lonas o abrían los remolques y efectuaban el robo de forma rápida, cargando la mercancía en sus vehículos.

 

Ver más en – Elperiodicodearagon.com

 

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

 

HI

Comentarios

comentarios