Este es Peter, el camionero que salvó a una niña de 9 años en Francia, lloró cuando la sacó del coche: “¡También soy un padre de una niña!”

Peter es un conductor de camiones que salvó a una niña de 9 años en Francia, y que lloró cuando la sacó del coche. El testimonio del hombre es tremendo. “También soy padre de niña”, dijo, en una declaración exclusiva para el observador.tv.

Petru Melinte, de 36 años, es conductor de tráiler desde el 2015 y vive con su familia en España. Ahora está haciendo ruta de transporte en Europa. Todo ocurrió durante un viaje programado a Bélgica cuando, en el norte de Francia, fue testigo de un horrible accidente. Un tráiler volcó el parapeto y golpeó a un Fiat 500 en el que viajaban una mujer de 36 años con sus dos hijos, una niña de nueve años y un niño de once.

“El Fiat me  adelantó. Entonces escuché un golpe y pisé el freno. Me puse el chaleco y me bajé. Vi que el conductor del camión estaba bien, bajo de la cabina y fui al pequeño coche, no moví nada,  me dije “que desgracia habría ocurrido”, esperaba lo peor. Entonces oí la voz de la niña que estaba llorando y llamando con insistencia a su madre. Mi temple se centró, pensé en mi hija, también tenía una niña de 14 años. A sí que no se lo pensó dos veces…

Junto con otros tres hombres, se detuvieron para ayudar, y Petru, aunque con dificultades, se puso  a un lado en la parte trasera del coche a quitar los fragmentos y así consiguió sacar a la niña del asiento trasero del coche volcado: “Me sorprendió porque estaba bien, no tenía heridas, no sangraba, estaba bien “.

 

Peter fue quien sostuvo a la niña de la mano y la sacó del coche. Luego, un taxista francés ayudó a rescatar al niño que estaba en la parte delantera y lo llevó a su taxi. En el exterior no había más de 5 grados.

El camionero continuó inspeccionando el coche que estaba  seriamente dañado: “Vi algo de color azul, y un pie, sin moverse. Queríamos atravesar a través del maletero, pero nos dimos cuenta de que estábamos moviendo el coche con demasiada fuerza y ​​no sabíamos qué lesión podíamos causar a la mamá. Nos las arreglamos para romper la puerta y vimos que era una mujer que conducía. Se estaba moviendo, tratando de salir del coche. La señora salió.

 

Peter dice que cuando vio que todas las víctimas estaban conscientes y no parecían tener heridas graves, se fue. Pero, “mis huesos temblaron durante una hora, no podía creer lo que vivía”.

 

Fuente – I-stirea.ro

 

 

Envíanos tu historia, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

 

HI

Comentarios

comentarios