Ya es posible formarse como conductor profesional a coste cero y con trabajo asegurado

Un programa de Asetrans y Cámara de Girona ofrece formación gratuita para aprender a llevar camiones y buses, un sector con muchas vacantes.

Faltan conductores profesionales en Girona pero el elevado coste de la formación es uno de los principales obstáculos para que los jóvenes apuesten por la profesión. Desde la Asociación de Transportes de Girona (Asetrans) y la Cámara de Comercio de Girona han puesto en marcha un programa para formar jóvenes de entre 21 y 29 años en situación de paro que les permite ser conductores de camiones (carné C ) y transportes de personas (carnet D) con incorporación laboral inmediata.

Son cursos subvencionados con fondos europeos que, sin el programa, costarían 3.500 euros. Los inscritos, sin embargo, se forman sin coste y sólo tienen que pagar las tasas de los exámenes y las horas de prácticas de refuerzo . De momento, ha comenzado con mucha demanda y se prevé que a finales de año ya hayan pasado una cuarentena de jóvenes.

“Hay una demanda real de conductores profesionales pero los requisitos de acceso son muy costosos”, señala el director de Aestrans, Jordi Esparraguera. Sacarse un carnet de capacitación y la formación cuesta actualmente unos 3.500 euros, una inversión que no todo el mundo puede permitirse. Para suplir esta falta de profesionales, se han aliado con la Cámara de Comercio de Girona y ofrecen cursos subvencionados para formar jóvenes de entre 21 y 29 años que estén en paro .

En la primera convocatoria ya hubo lista de espera pero algunos no pudieron ser admitidos porque no cumplían los requisitos de edad o no estaban en paro. Hasta finales de año, hay previstas dos convocatorias más y llegar a unos cuarenta jóvenes formados.

Entre los afortunados, hay en Yassine Bendadouh, tiene 25 años y vecino de Palamós . Conoció el programa a través del Punto Joven del municipio y ver una oportunidad profesional. “Me gusta la conducción y me gusta el transporte y la logística”, explica satisfecho por cómo está yendo la formación, donde se combina la teoría con la práctica. Bendadouh tiene los estudios de ESO y espera encontrar trabajo pronto.

También hay estudiantes vocacionales. En Francisco Castellnou, de 21 años y vecino de Llagostera , lleva desde pequeño acompañando a su padre que es camionero en algunos viajes. Cuando acabó la ESO, trabajó como conductor de vehículos más pequeños pero ahora quiere dar el salto a camiones de mayor tonelaje para dedicarse al transporte internacional . “Es una oportunidad para hacer realidad una presión que he querido desde pequeño”, afirma satisfecho.

Una vez los jóvenes del curso subvencionado terminan la formación, deben presentarse a los exámenes oficiales para sacarse el carné y Certificado de Aptitudes Profesionales (CAP) y. Algunos de los que han aprobado han salido con entrevistas de trabajo bajo el brazo por la gran demanda que hay. Asetrans cuenta con una bolsa de trabajo con más de 500 empresas asociadas. Además, el programa subvencionado prevé bonificaciones para aquellos empresarios que contraten jóvenes formados durante seis meses.

Trabajar las habilidades necesarias

Conducir un camión tiene sus particularidades y entre los conceptos más importantes a aprender está la conducción económica o la anticipación. Según Xavier Bernal , profesor de formación vial, hay que aprender que son vehículos pesados y que necesitan más distancia para frenar, girar o acelerar para incorporarte a un carril o una rotonda. “No es complicado pero hay que aprender a conducir con mucha seguridad y anticipación”, añade.

La formación pública y la mala planificación

Una de las causas que explican la falta de conductores profesionales es que durante décadas se había confiado en el servicio militar para la formación de jóvenes conductores. Cuando la mili se terminó, sin embargo, esto se acabó. “Como sector, cometimos el error de relajarnos porque tenemos una gran cantera con el servicio militar y los hombres salían con un carnet en el bolsillo y era fácil de entrar en el mercado, el sector se nutría constantemente de nuevos conductores “. Pero la mili se terminó y, según el director de Asetrans, el sector “no supo reaccionar y ahora tenemos más conductores que salen (por jubilación) que no que entran”.

La formación subvencionada es un “parche” necesario, a su entender pero cree que la clave es la formación pública. El año pasado se puso en marcha en el Instituto de Vic el primer Ciclo Formativo de Grado Medio de Conducción de Vehículos de Transporte por Carretera, el primero en toda Cataluña y con el apoyo de la Generalitat. Para cursarlo es necesario tener 19 años (el carnet de camión requiere tener 21 y el de autobús, 24). Por otra parte, el sector reivindica que se rebaje la edad mínima para ser conductor y hacerla más atractiva. “A los dieciséis años no tienen claro qué harán pero se les hace demasiado largo esperar hasta los 21 para que ya tienen inquietudes económicas y ganas de hacer cosas” y terminan optando por otra profesión. El sector querría que se rebajara la edad de llevar camiones a los 18 años y aubotubusos, a los 21 años.

Otra de las ventajas es que el carné “es un paracaídas que tienes en el bolsillo y si tienes que hacer un volantazo a la vida, siempre te puede permitir resituarte laboralmente de forma rápida”, destaca Esparraguera.

 

Fuente – Diaridegirona.cat

 

 

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

 

HI

Comentarios

comentarios