Emocionante homenaje de un recepcionista a un camionero feliz por jubilarse

Camionero - Jubilado - Foto de archivo

Foto de archivo

 

 

Hoy me ha emocionado una visita que he recibido en el trabajo. Ha llegado un transportista, al que desde hace casi una década le tengo mucho aprecio. Me ha contado que se jubila, hacía tiempo que no veía una cara tan feliz en el ambiente laboral. Mi felicitación no se ha hecho esperar. Nos hemos estrechado la mano y deseado lo mejor del mundo.

 

Me alegro muchísimo cuando algún conocido llega a esa nueva etapa de la vida en la que el tiempo se ralentiza y ya tienes la imaginación dispuesta a darte ilusión y alegría. Eso me ha hecho recordar que hace un par de meses otro transportista, al que aprecio tanto como a su hijo, también transportista, que me dijo que se jubilaba después de este verano, que se pasaría por donde estoy y nos tomaríamos algo juntos como despedida.

 

Por circunstancias se ha tenido que jubilar en el mes de junio y lo que lamento es no poder despedirme de él ya que es prácticamente imposible que volvamos a vernos.

 

Pasan muchas personas por mi vida laboral, soy recepcionista de mercancías en una plataforma de alimentación. La inmensa mayoría de los transportistas son personas estupendas, de hecho en la década que ocupo el puesto de recepcionista solo recuerdo tener un altercado con un camionero.

 

La humildad y paciencia no les cabe en el camión. Cuando hay atasco en la entrada de mercancías me fijo en el compañerismo que hay entre ellos, el buen hacer, el buen rollito, los buenos momentos en la espera y un largo etcétera que es lo que me lleva a calificar a la mayoría de transportistas como buenas personas y buenos trabajadores.

 

Ojalá los transportistas tuviesen el reconocimiento que deben tener y estuviesen unidos para conseguir que este sector tan mal gestionado por los políticos sea un nido de empresarios «cucarachas» que solo quieren abaratar los portes explotando a los transportistas.

 

Para todos los que se jubilan les deseo felicidad y tiempo para disfrutar de ella.

 

 

Este artículo pertenece en exclusividad a Marcos Sebastiá, que lo ha cedido al Foro transporte Profesional.