• El Senado aprueba una Moción promovida por el Grupo Parlamentario Socialista instando al Gobierno a aprobar la jubilación anticipada de los 25.000 bomberos forestales que trabajan en España por sus condiciones de trabajo, sumándose así a las que ya disfrutan otros colectivos como son el personal de vuelo, los ferroviarios, los policías y hasta los toreros.
  • Durante su debate, la representante de ERC criticó que una vez más se hayan olvidado de los profesionales del transporte, cuya tasa de incidencia en accidentes de trabajo es tres veces superior a la del resto de sectores en mayores de 55 años.

 

Este miércoles 25 tuvo lugar en el Senado el debate y aprobación de la Moción Parlamentaria promovida por el Grupo Parlamentario Socialista, en la que se instaba al Gobierno para que el colectivo de bomberos forestales, compuesto por más de 25.000 profesionales en toda España, pueda beneficiarse de unas condiciones de acceso a la pensión de jubilación que atiendan a las particularidades su actividad profesional.

La presentación de la Moción, que fue defendida por el Senador socialista Juan Espadas, se fundamenta en que las labores que desarrollan dichos profesionales “se caracterizan por una elevada exigencia física, y además se desarrollan normalmente en entornos cuyas condiciones suelen ser desfavorables debido a factores como las altas temperaturas, la poca humedad o el tránsito por terrenos irregulares, por lo que tales labores reúnen las notas de penosidad, toxicidad y peligrosidad requeridas por la legislación de la Seguridad Social

Cabe recordar que ya en la actualidad son varios los colectivos que se benefician de la posibilidad de acogerse a una jubilación anticipada mediante la aplicación de los denominados “coeficientes reductores” en atención al carácter penoso y peligroso de dicha actividad, como es el caso del personal de vuelo, trabajadores de la minería, policías y bomberos, trabajadores ferroviarios y hasta los toreros y artistas.

 

Sin embargo, incomprensiblemente los conductores profesionales continúan quedando fuera de tal régimen de mejora de su jubilación pese a la reiterada reivindicación que FENADISMER y otras organizaciones empresariales y sindicales han venido planteando históricamente.

Así fue puesto en evidencia por parte de la Senadora de ERC Laura Castel durante el debate de la Moción, señalando que otros colectivos profesionales también deberían ser incluidos en dicho régimen atendiendo a sus específicas condiciones de trabajo. En especial se refirió a los profesionales del transporte destacando que se trata de “un colectivo de riesgo debido a la peligrosidad de su actividad”, que sumado a la elevada edad media de los conductores profesionales en España “han provocado un incremento de los índices de siniestralidad y morbilidad”. En este sentido, aportó un dato concluyente para justificar la necesidad de incluir a este colectivo como beneficiario del régimen de jubilación anticipada, al señalar que “La tasa de incidencia de accidentes de trabajo en los mayores de 55 años es tres veces superior a la del resto de sectores con respecto al mismo rango de edad”, para concluir recordando que “En diciembre de 2018, en el Pleno de esta Cámara se aprobaba —con el apoyo del Grupo Socialista— una moción de nuestro grupo que instaba, precisamente, al Ministerio de Seguridad Social a que reconociera que la actividad desarrollada por los conductores del transporte por carretera concurría dentro de las circunstancias exigidas legalmente para rebajar la edad ordinaria de jubilación. Han pasado tres años y medio y el Gobierno sigue sin atender las reclamaciones de los distintos sindicatos, agentes del sector y del propio Pleno del Senado. Los incumplimientos reiterados de los compromisos con estos colectivos del transporte suponen una vulneración y precarización del sector al que pertenecen decenas de miles de trabajadores”.