El mito de la dureza de la ITV en Asturias

Pegatina de la ITV
Los responsables de la Inspección Técnica de Vehículos en el Principado recuerdan que la legislación es la misma en todo el país, por lo que no hay diferencias entre comunidades

 

«Cada uno cuenta la feria según le conviene, pero hay que tener en cuenta que las escopetas casi siempre están trucadas». Con esta metáfora pretende acabar Celestino Pérez, director técnico de ITVASA -la empresa pública que se encarga de las Inspecciones Técnicas de Vehículos (ITV) en Asturias- con el mito de que pasar la ITV en el Principado es más complicado que en otras comunidades autónomas. Y para certificar su postura aporta dos argumentos: la legislación es la misma en toda España y el 70% de los vehículos que acuden a las estaciones asturianas superan la prueba a la primera.

En los últimos meses se ha extendido el rumor, con la colaboración de las redes sociales, de que pasar la ITV de los vehículos en León, Cantabria o Galicia es más sencillo que en Asturias. Pero desde Itvasa niegan la mayor. Celestino Pérez asevera que eso es «rotundamente falso», y explica que es totalmente imposible porque «la legislación es la misma en todo el país y, además, es una normativa transpuesta de una directiva europea». Pese a ello, reconoce que «es posible que en lugares donde el servicio está liberalizado, alguna vez, hagan la vista gorda, pero no es ni mucho menos lo habitual».

El director técnico aporta varios datos sobre la situación de la ITV en Asturias. Según explica, el porcentaje de vehículos que no pasan la prueba no presenta grandes diferencias con los datos del conjunto de España, y eso que el parque de vehículos presenta diferencias importantes entre comunidades. En el Principado los coches tienen de media 11 años, pero de los más de 500.000 vehículos que intentan pasar la revisión al año -ya sea por primera vez o para subsanar alguna deficiencia-, el 70% lo pasa a la primera. «Ese dato no está nada mal», afirma Pérez. Además, sostiene que el 6% de los coches que hay en Asturias ni siquiera intentan pasar la inspección, por lo que circulan de forma ilegal.

Diferencias de precios

Otra de las grandes diferencias entre comunidades es el precio que los usuarios tienen que pagar para pasar la ITV.  Asturias, donde una empresa pública presta el servicio, está entre las más baratas del país. «La gente cree que lo liberalizado es más barato, pero no es así», asegura el responsable de Itvasa. En su opinión, el hecho de que en otras regiones el servicio sea más caro se debe precisamente a eso, a que lo prestan empresas privadas que incluyen cánones y que incrementan el precio para obtener más beneficios.

Asturias tiene nueve estaciones de ITV, aunque la de Siero destaca entre todas ellas. Según Pérez, está considerada una de las más innovadoras a nivel mundial. «Es una referencia por varios motivos. Por su configuración redonda, pero también por la distribución del trabajo», explica antes de añadir que «tiene un equipamiento puntero y un diseño eficiente que le permite ahorrar un minuto en cada inspección» en comparación con otras estaciones.

Reunión de expertos en Asturias

Un grupo de profesionales de toda Europa, bajo el auspicio de CITA (International Motor Vehicle Inspection Committee) y de ITVASA, han mantenido un grupo de trabajo en Oviedo durante dos días. La cita ha reunido en Asturias a 27 expertos internacionales y el tema principal han sido las emisiones contaminantes.

Durante el grupo de trabajo han expuesto los primeros avances en el proyecto SET II, con la prueba de emisión sostenible para vehículos diésel que involucra mediciones de óxido de nitrógeno (NOx) durante la ITV. La inclusión de esta prueba está motivada, según explican desde Itvasa,  por la necesidad que la UE ha trasmitido desde el escándalo de las emisiones en las que están involucrados algunos fabricantes de vehículos en los últimos años. Este proyecto, en el que participa la ITV de Asturias, tiene por objetivo proponer a la UE una prueba para ITV capaz de identificar el comportamiento de los vehículos en cuanto a las emisiones de NOx y de partículas y determinar el procedimiento para identificar la eliminación o anulación de las trampas de partículas, EGR y aquellos otros elementos de protección medioambiental.

Este proyecto es una evolución del proyecto SET que CITA presentó en Bruselas ya en el año 2015. En aquella ocasión Itvasa, aportó 348 pruebas de emisiones en vehículos a un estudio de 3028 pruebas, lo que supuso un significativo aporte (11,5%) a uno de los mayores estudios de emisiones realizados en la UE hasta la fecha.

 

Fuente – Lavozdeasturias.es