El chófer de un autobús sufre un infarto, pero logra salvar a los niños antes de morir

La muerte sorprendió al conductor de un autobús escolar cuyo buen hacer evitó lo que podría haber sido una tragedia.

Manuel tenía 46 años y consiguió llevar el vehículo a un lugar seguro a pesar de que estaba sufriendo un infarto fulminante.

De los 8 niños con discapacidad, dos resultaron heridos leves

Antena3.com