El camión donde que murió carbonizado su conductor en la N121, llevaba las ruedas delanteras en llamas.

El camión donde que murió carbonizado su conductor en la N121, llevaba las ruedas delanteras en llamas.

 

Varios camioneros y testigos que se encontraban cerca del lugar, aseguran que las ruedas delanteras iban en llamas antes del accidente. 

 

Todas las personas allí presentes intentaron llegar hasta la víctima, pero fue imposible debido a las llamas.

 

La N-121-A volvió a cobrarse ayer sábado otra vida. Esta vez fue la del camionero senegalés Coumba Diop, de 55 años de edad, y vecino de Almería. Por causas que aún investigan agentes del equipo de atestados la Guardia Civil, las ruedas delanteras del camión que conducía empezaron a arder. Se desvió de la N-121-A en un intento de detener su camión hacia el área de descanso que está en frente de las básculas de pesaje de Zozaia y acabó chocando contra unos árboles.

El tramo donde ocurrió el accidente mortal es una bajada bastante pronunciada. Debido a su pendiente, existe, unos 500 metros antes del lugar del suceso, una zona habilitada para frenadas de emergencia. Coumba Diop, que transportaba varias toneladas de naranjas, circulaba en sentido Irún. Según varios testigos, las ruedas delanteras del camión comenzaron a arder. El camión se desvió de la N-121-A hacia el área de descanso a gran velocidad, según los primeros indicios. Las huellas de frenada del suelo evidenciaban su intento por detener el camión, que finalmente, acabó chocando contra varios árboles.

En ese momento había en el área de descanso dos camioneros más y varios turismos que escucharon cómo el camión impactaba. Todas las personas allí presentes intentaron llegar hasta la víctima, pero fue imposible debido a las llamas.

En un primer momento, los bomberos de Oronoz, desplazados al lugar de los hechos, intentaron buscar al camionero por los alrededores del camión. Barajaban la posibilidad de que hubiera podido saltar. Sin embargo, había quedado atrapado en la cabina. También acudieron bomberos del parque de Cordovilla. Debido al estado en el que quedó el vehículo, los bomberos tuvieron dificultades para desatrapar al camionero, según explican desde el Gobierno de Navarra. Esta es la cuarta persona que ha muerto este año en las carreteras navarras.

 

Ver más en – Diariodenavarra.es

El camión donde que murió carbonizado su conductor en la N121, llevaba las ruedas delanteras en llamas.Envíanos tu historia, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053