Diez camioneros denunciados por manipulaciones del Adblue

Preocupación por el alto indice de manipulaciones del adblue

Diez camioneros fueron denunciados tanto por el RGV como por infracción a la Ley 34/2007 

Las multas pueden superar los 20.000 euros en algunos casos

 

Miembros del cuerpo de la policía local de valencia, muestran su preocupación por el alto indice de manipulaciones fraudulentas en los sistemas de Adblue.

Según la información aportada,  desde hace dos meses están realizando controles sobre las manipulaciones en camiones sobre el uso del adblue, el resultado es de diez camioneros (nacionales y extranjeros), denunciados tanto por el RGV como por infracción a la Ley 34/2007 (el asunto está en manos de la Conselleria de Medio Ambiente de Valencia).

 

Los miembros de la policía local, insisten en que resulta escandaloso el gran número de manipulaciones detectadas y el poco eco de la misma. Las multas pueden superar en algunos casos, los 20.000 euros

 

Sistema de Adblue.

Se trata de un aditivo que se almacena en un depósito diferente al de gasoil, que se encarga de reducir la carga contaminante del óxido de nitrógeno (Nox). El uso de este componente químico da cumplimiento a las normas europeas sobre la reducción de gases contaminantes que regulan los límites aceptables para la emisión de gases de combustión de los vehículos nuevos vendidos o matriculados en los Estados miembros de la Unión Europea.

Para su adecuada utilización y detección de los niveles en cantidad suficiente, las autoridades optaron por la instalación de un sensor en el vehículo, que se encarga de avisar al conductor del descenso del nivel Adblue, deteniendo o reduciendo la marcha del motor cuando este nivel se halle en unos mínimos. A raíz de la colocación de estos aparatos, han surgidos unos dispositivos denominados «emuladores Adblue», que se anuncia en algunas páginas de internet, los cuales se encargan de anular el citado sensor e impide que el motor se pare cuando desciende el nivel. Como consecuencia de ello se está liberando a la atmósfera cantidades de NOx por encima de los límites permitidos.

Desde 2013, las autoridades prohibieron la venta o uso de los motores nuevos que no cumplían lo dispuesto en los Reglamentos y Directivas Europeas, así como su matriculación, venta y puesta en circulación a excepción de los motores de recambios para vehículos en servicio.

Por tal motivo, se comprobará también el uso los «emuladores adblue» en estos vehículos y en caso de detectar algún caso, se formulará boletín de denuncia, por infracción al artículo 12, opción 5A, del Reglamento General de Vehículos por: «Circular con el vehículo reseñado incumpliendo las condiciones establecidas reglamentariamente.”