Devuelve la vida a tu coche con este consejo barato e increíble

A los hombres les gusta tomarse una mañana completa para lavar el coche: los mejores productos para que brille, la mejor calidad en renovador de neumáticos y hasta los aromatizantes con las fragancias más exóticas, pero muchas veces vamos dejando de lado algo que es fundamental y no sólo por lo estético, sino por referencia a la seguridad de nuestro vehículo.

 

Como todo objeto que se utiliza, los faros tienen una vida útil que a medida que va pasando el tiempo se van deteriorando.
Los faros antiguamente estaban hechos de cristal, por lo que no necesitaban ningún tratamiento en especial. En cambio, los de ahora son de policarbonato, el mismo material con el que están fabricadas las lentes.

 

El sol, el hielo, la tierra, la arena aceleran estos procesos y hacen que los faros comiencen a verse brumosos y amarillentos, y es por eso que te recomendamos algunos trucos caseros para limpiarlos y hacer que su luz vuelva a ser como la de antes.

 

La pasta de dientes se la ha utilizado para corregir imperfecciones sobre muchos materiales y ahora también vamos a agregar los faros a la lista porque funciona perfectamente bien para limpiarlos.

 

La oxidación que se va produciendo en las luces es similar a la placa que se va acumulando en los dientes, y al ser el dentífrico el encargado de removerla, funciona de maravilla con los faros.

 

En una esponja colocar un poco de dentífrico y frotar enérgicamente. Al principio puede resultar difícil removerla, pero al cabo de unos minutos comenzará a notar la diferencia.

Enjuague y dé brillo con la cera que usa habitualmente.

¡Se verán como nuevas!

 

Detergente, bicarbonato de sodio, y vinagre

Tanto el bicarbonato de sodio como el vinagre se vienen utilizando para limpiar y dar brillo desde hace mucho tiempo. Y aunque no lo creas, con los faros también sirven.

 

En primer lugar debes lavar los faros con agua y detergente. Luego, en una taza, debes mezclar vinagre con unas cucharaditas de bicarbonato. A no preocuparse, el efecto químico que se producirá es inocuo y no representa ningún peligro. Aplique la mezcla con un paño sobre los faros y frote. Enjuague con agua y dé brillo con su cera habitual.

 

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Pulsa el botón de abajo.

Fuente: Saludable.guru