Detenido un camionero en Lorca por conducir bajo los efectos del cannabis

Un agente, junto al camionero detenido.

Un agente, junto al camionero detenido. / G. C.

La Guardia Civil realizaba un control rutinario cuando interceptó el vehículo, de 40 toneladas, y sospecharon que conductor podría haber consumido drogas

La Guardia Civil de la Región de Murcia interceptó al conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas en la carretera RM-11, a su paso por Purias, en Lorca, que conducía bajo los efectos de sustancias estupefacientes y que fue denunciado ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia enfrentándose a sanciones de multa de 1.000 euros y pérdida de seis puntos del permiso de conducción.

La actuación tuvo lugar durante la mañana del pasado domingo, 20 de agosto, cuando guardias civiles del Sector de Tráfico de Murcia se encontraban realizando un control conjunto de alcohol, drogas y velocidad a la altura del kilómetro 12 de la carretera RM-11, que une Lorca y Águilas, conocida como autovía de Águilas, en las proximidades de la diputación lorquina de Purias.

Entre los vehículos controlados se identificó al conductor de un camión articulado de 40 toneladas que arrojó negativo a las pruebas de detección de alcohol, si bien, su comportamiento y su aspecto externo generaron sospechas a los agentes de que podría haber consumido drogas u otras sustancias estupefacientes o psicotrópicas, por lo que le practicaron la preceptiva prueba indiciaria de detección de drogas en saliva, en la que arrojó un resultado positivo en cannabis

El conductor –varón, español y 24 años–, que circulaba desde Águilas hasta Albatera (Alicante) con un cargamento de productos de alimentación, fue denunciado, ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia, por una infracción a la vigente Ley de Seguridad Vial, al conducir un vehículo con presencia de drogas en el organismo, hecho que, tras la última reforma normativa, está sancionado con una multa 1.000 euros y la pérdida de seis puntos de su permiso de conducción.

En este caso el vehículo quedó inicialmente inmovilizado en un lugar idóneo de las inmediaciones del punto de control hasta que, transcurridas aproximadamente unas dos horas, se desplazó un conductor habilitado quien, tras verificar que reunía las condiciones adecuadas conforme a lo dispuesto en la Ley de Seguridad Vial, se hizo cargo del vehículo pudiendo continuar su marcha, dada la peligrosidad que comporta la circulación de un vehículo de gran tonelaje en estas condiciones y la merma de reflejos que la ingestión de drogas conlleva.

Al conductor denunciado se le ha obtenido una segunda muestra de fluido oral que ha sido remitida a un laboratorio acreditado para contrastar este primer resultado provisional, conforme a la normativa vigente.

En los casos de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas o presencia de drogas en el organismo, los vehículos afectados son inmovilizados por la Guardia Civil hasta que sus conductores se encuentren en condiciones de proseguir viaje, una vez que hayan rebajado el nivel de alcoholemia dentro de los límites permitidos o desaparecida la presencia de las drogas o se hagan cargo de los vehículos otros conductores que se encuentren habilitados y previas las pruebas oportunas, como en este caso.

 

Fuente – Laverdad.es

HI

Comentarios

comentarios