Crina Micnescu: los camioneros españoles son muy amables, tienen una mentalidad diferente

Crina Micnescu – Chófer de camiones en España

Ella tiene 40 años, está en Gorj y es una presencia única en las carreteras de Europa.

Crina Micnescu ahora trabaja como conductora profesional en España. La mujer, que heredó de su padre su pasión por los camiones, con el que utiliza para desarrollar su trabajo con éxito, ella maneja un vehículo que pesa 40 toneladas.

Hace diez años atrás, ella soñaba con con cumplir su sueño, que era ser conductora de camiones.

“Me siento mucho más segura en camiones que en un coche. Hace diez años me convertí en una conductora profesional y obtuve los certificados necesarios para cualquier tipo de transporte, incluso los vehículos de gran tamaño, incluso de materias peligrosas o explosivos, menos de pasajeros. Es una responsabilidad y no me gusta, porque me resulta incómodo.

En aquel momento todo el mundo se sorprendía de que yo quisiera llegar a ser una conductora profesional, sobre todo desde que me llegó la primera licencia para ponerme a prueba tanto en ciudad, como en recintos cerrados.

Resultado de imagen de Crina Micnescu

En Rumania, Crina llevaba un camión rojo, relata una divertida anécdota: la policía me paraban cada vez que la veían porque no podían creer que una mujer fuese capaz de dominar un mastodonte.

La crisis le hizo salir del país hace cinco años, después de que la empresa donde trabajaba comenzó a tener problemas financieros. Fue el momento más difícil para Crina, que tuvo que abandonar el coche que había adquirido porque ya no tenía dinero para pagar las facturas.

Crina ahora conduce camiones DAF que se dedican al transporte de productos de la pesca y el mar en Italia. “Estoy en remolques refrigerados. Con control de temperatura de carga, es pescado fresco: pez espada, tiburón, calamar, mariscos y posteriormente embalado sardinas y mariscos.

Una de las más importantes de España en Italia. Una de las rutas que hago tiene una distancia de 1.600 kilómetros. Las rutas más largas que hicimos era cuando estábamos en Alemania, incluso 3.000 kilómetros. Los colegas en España son muy amables. Tienen una mentalidad diferente “, dice la mujer, que aunque ahora tiene un buen sueldo, realmente lo que quiere es volver a casa.

“La mayor parte del tiempo se pasa en la cabina. Hay que hacer muchos sacrificios por una mujer que quiere ejercer como conductor profesional, ” dice gorjeanca. ” No tengo tiempo de peluquería o cosas por el estilo, ” dice ella.

Fuente: adevarul.ro/Foto: Facebook / Crina Micnescu

Resultado de imagen de Crina Micnescu

+1 -1

 

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

HI

Comentarios

comentarios