El Crepúsculo de la Alimentación: Jornadas de 11 y 12 horas, cargando y descargando nosotros mismos

El Crepúsculo de la Alimentación. Opinión.

Trabajo hace ya 12 años como chófer para un autónomo que presta sus servicios a la empresa de alimentación DIA.

Antes del fenómeno Covid, la situación de la cadena era precaria. Los precios del transporte estaban congelados desde hace más de 10 años, ya que aprovechando la crisis del 2008, a mi jefe ya le hicieron un recorte importante en los precios. Después, la cadena fue cayendo en picado por una malísima gestión, y una gran competencia en el sector.

 

Con la llegada del Coronavirus, mientras el resto de sectores se tambalea, DIA, al igual que el resto de las cadenas de alimentación, resurge como Ave Fénix, con unas facturaciones millonarias que la sitúan a un paso de entrar de nuevo en el IBEX 35.

Peeeroooo, como era de prever, DIA aprovecha rastreramente la situación para bajar de nuevo los precios del transporte, y eliminar incentivos como por ejemplo un plus del 50% por trabajar en festivos.

 

Esta historia viene porque, mientras algunos compañeros pueden pensar que los del sector de la alimentación somos los únicos afortunados con ésta crisis sanitaria, nada más lejos de la realidad. Jornadas de 11 y 12 horas, cargando y descargando nosotros mismos, e incluso circulandonos nosotros mismos los pedidos dentro del almacén, tanto de seco como de refrigerado.

 

Como siempre, los transportistas los últimos en la cola de los servicios, sobre todo los pequeños autónomos, que tienen que acatar los designios de unos Departamentos de Logística con gente que no se han montado en un camión en su vida, y que les somos del todo indiferentes.

 

Play tagain.

 

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

Deja una respuesta