Condenado por ir a 233 km/h por un tramo limitado a 100 en la T-11, de Reus

El juez ha retirado un año y medio el carnet de conducir al conductor, que tendrá que pagar una multa de 1.200 euros
Un conductor que circulaba a 233 kilómetros por hora por un tramo de la carretera T-11 –de Reus a Tarragona– limitado a 100 se ha quedado sin el carnet de conducir durante un año y medio y tendrá que pagar una multa de 1.200 euros. Así lo decidió inicialmente el Juzgado de lo Penal 2 de Tarragona, un fallo que ahora ha confirmado la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Tarragona, que ha rechazado el recurso de apelación presentado por el abogado defensor de Juan A.L.F., que ha sido condenado por un delito contra la seguridad vial por conducción con velocidad excesiva.

Los hechos se remontan a las 12.21 horas del pasado 12 de marzo. Los Mossos d’Esquadra habían instalado un control de radar con trípode en la carretera T-11 –sentido Tarragona–, cerca de la entrada a la autopista AP-7, en el término de La Canonja. El radar se disparó al pasar el vehículo del infractor.

El recurso de apelación se basaba en dos puntos. Uno era que el cinemómetro –radar– con sus dispositivos de detección estaba instalado en el exterior del vehículo y sobre un trípode lo que, según él, infringe una orden que regula el control metrológico del Estado de los instrumentos destinados a medir la velocidad de circulación de vehículos a motor. También apuntaba que era imposible que el vehículo hubiese alcanzado los 233 km/h.

Para la Audiencia, lo importante no es si el aparato estaba sobre el trípode o sobre el vehículo sino el certificado en vigor de verificación periódica del cinemómetro empleado en la lectura de la velocidad, así como la fotografía y el tícket justificativo de que el conductor circulaba a 233 km/h. Ello, junto con las declaraciones de los agentes, «determina que se considere totalmente correcta la convicción alcanzada» por el juez que emitió la primera sentencia.

El abogado defensor presentó la ficha técnica y manual de especificaciones del vehículo, que sitúan la velocidad máxima a los 180 km/h. Pero los magistrados recuerdan que se trata de velocidad media. El velocímetro del salpicadero marca hasta los 260 km/h, como consta en el manual.

Diaridetarragona.com

Deja una respuesta