COMIENZAN A FUNCIONAR SEIS NUEVOS RADARES DE TRAMOS EN LA N-II, LA AP-7 Y LA C-58

Los seis nuevos radares por tramos en la N-II, la AP-7 y la C-58 comienzan a funcionar este fin de semana

Para evitar la mala fama de recaudatorios, Tráfico pondrá una señal de tráfico más (dos en total) para avisar de la presencia de los radares fijos en las carreteras

Este fin de semana comienzan a funcionar los radares que se habían anunciado en seis de los tramos más conflictivos de la red viaria catalana.

En la C-58 entre Sabadell y Badia del Vallès en sentido Barcelona, ​​de 5.549 km de longitud. Dispone de dos puntos de control intermedios en los puntos kilométricos 13,5 y 12,2. El límite máximo de velocidad permitido es 120 km / h.
En la AP-7 entre Ulldecona y Amposta en sentido Tarragona, de 18,02 km de longitud. El límite máximo de velocidad permitido es 120 km / h.
En la N-II entre Fornells de la Selva y Quart, uno en cada sentido de la marcha, de 4.950 km de longitud. El límite máximo de velocidad permitido es 100 km / h.
En la N-II en el término municipal de Girona, uno en cada sentido de la marcha, de 3 km de longitud. El límite máximo de velocidad permitido es de 80 km / h.
A finales de año entrará en funcionamiento otro radar por tramos, el del carril bus-VAO de la C-58.

El Servicio Catalán de Tráfico también ha anunciado que pondrá una segunda señal de tráfico para avisar de la presencia de un radar fijo en una carretera. Ahora hay un 1 km antes del radar, y se pondrá un segundo a 2 km. El objetivo es eliminar la imagen de recaudatorios que tienen.

del-portic-N-340-lalcada-dAmposta_ARAIMA20150219_0232_5

HI

Comentarios

comentarios