Clausurada un empresa y confiscados 142 camiones rumanos

Una empresa rumana ha sido clausurada en una operación contra el dumping social, la policía belga realizó ayer una intervención a una empresa de transportes en el Flandes Oriental y en la que se confiscaron 142 camiones.

 

También se realizaron intervenciones en los domicilios de varias empresas de transporte en el Este  y Oeste de Flandes, que contrataban a los camioneros rumanos para que trabajasen como subcontratistas.

 

Una compañía de transporte de Vlierzele fue clausurada por la policía el domingo y se incautaron 142 camiones en conexión con una redada contra de dumping social y tráfico humano, dijo el auditor laboral de Ghent. Las pesquisas se llevaron a cabo el lunes con las empresas de transporte ubicadas en el oeste y el este de Flandes para las cuales la empresa infractora trabajaba en la subcontratación.

La investigación se refiere a una empresa que opera en el lugar de la antigua empresa de transporte De Dijcker en Vlierzele. La empresa tiene su domicilio en Rumania, pero la inspección del trabajo y los servicios de inspección social consideran que, de hecho, es una empresa belga que opera ilegalmente.»Esta empresa se especializa en la subcontratación de otras empresas belgas de transporte, los camiones rara vez entran en Rumania y los precios cobrados son de dumping», según el auditor laboral.
 Los residentes también se quejaron de varias molestias: los conductores durmieron en sus camiones y dejaron el motor encendido para calentarse.