Casi me arranca la cabina este sujeto y encima con un gesto grosero

Cuando no hay respeto en la carretera y se pierden las formas.

 

 

Los atascos, la presión,  las prisas, el ritmo acelerado de la ciudad, las cargas y descargas nos hacen que nos volvamos mucho más agresivos cuando nos ponemos al volante.

Si somos capaces de controlar esta agresividad, nuestra vida y la de los demás puede ser mucho más civilizada y tranquila. Una conducción prudente, responsable y sensata puede evitar muchas discusiones, trifulcas y disgustos.

No ha sido este el caso de dos camioneros que circulaban por la autopista, pues ambos se involucran en una dinámica que no lleva a ninguna parte y que puede ser muy peligrosa.

 

 Que os parece la actuación de este personaje?? Casi me arranca la cabina al adelantarme, le echo luces y entonces empieza a frenar, lo adelanto y el no me deja volver al carril derecho acelerando y frenando de forma que tengo que permanecer en él carril izquierdo durante varios km.

 

A cuántos conductores, incluso estrellas, figuras reconocidas de la política y de otros ámbitos, hemos  visto generar polémica por levantar su dedo medio. Sin duda, un gesto calificado de obsceno que resulta bastante ofensivo para la mayoría de los conductores.

 

Sacar el dedo del medio es una agresión en casi cualquier parte del mundo. Este es un gesto tan peculiar y ofensivo para muchos.

 

El dedo del medio levantado es una ofensa grave, que insulta a casi cualquier persona. Mostrar el dedo corazón significa desprecio, burla y provocación, con un matiz sexual obsceno. Pero, ¿cúando surge esta grosería del dedo medio?

«Es una de las ofensas más antiguas que se conocen», y es por este motivo por el que no debemos caer en provocaciones, y aún menos entre compañeros.