Camioneros que tienen el síndrome metabólico: Qué es y cómo combatirlo

Horas de trabajo agotadoras, comidas rápidas y frugales, varias horas lejos de la familia y muchas otras condiciones contribuyen al estrés del camionero, una patología que, además de afectar la calidad del trabajo, es muy peligrosa para la salud. Quizás menos conocido entre los camioneros es el síndrome metabólico, que es sutil porque es silencioso y no presenta síntomas evidentes.

 

El síndrome metabólico, también llamado resistencia a la insulina, es una combinación de al menos tres cambios hemodinámicos y metabólicos que presentan un riesgo muy alto de enfermedad cardiovascular, ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y, en los casos más graves, cáncer de próstata. riñón, hígado, páncreas y cerebro.

 

CAUSAS Y FACTORES DE RIESGO DEL SÍNDROME METABÓLICO

 

Las causas atribuibles al síndrome metabólico son generalmente malos hábitos y estilos de vida poco saludables, como poca actividad física y una dieta desordenada, o pueden ser de naturaleza genética. Estas condiciones favorecen la formación de grasa abdominal que desencadena una serie de reacciones muy peligrosas, como la resistencia a la insulina, fuente de diabetes, hiperglucemia, hipertensión y dislipidemia. Las personas que padecen síndrome metabólico no presentan síntomas particulares y por eso es de fundamental importancia conocer los factores de riesgo que pueden favorecer la aparición de esta enfermedad.

Por ello, es recomendable realizarse reconocimientos médicos periódicos para vigilar y posiblemente prevenir la aparición de esta patología. Entre los principales factores de riesgo se encuentran:

 

obesidad, especialmente alrededor de la cintura;

 

un nivel muy alto de triglicéridos en la sangre;

 

hipertensión;

 

resistencia a la insulina, la hormona que regula la cantidad de azúcar en el cuerpo;

 

nivel bajo de colesterol HDL.

 

TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN

 

Para prevenir o combatir el síndrome metabólico, se debe seguir un estilo de vida saludable y natural, acompañado de una alimentación saludable. Primero, es necesario practicar algún deporte saludable durante 30 a 60 minutos con intensidad moderada. Incluso una caminata rápida es suficiente para asegurar que el cuerpo tenga los movimientos correctos y queme el exceso de grasa. Una pérdida de peso de entre un 5 y un 10% es suficiente para reducir significativamente los niveles de insulina y la presión arterial.

Una actividad deportiva sana debe ir asociada a una dieta equilibrada, no siempre fácil para quienes «corren» arriba y abajo en Europa. Sin embargo, es necesario esforzarse por seguir una dieta mediterránea rica en frutas, verduras, pescado y cereales integrales. Finalmente, es recomendable dejar de fumar, ya que el cigarrillo tiene un alto grado de resistencia a la insulina y favorece la creación de las condiciones ideales para el síndrome metabólico. En casos graves, los médicos pueden recetar medicamentos para reducir la presión arterial, promover la pérdida de peso y controlar el colesterol.

 

Únete a nuestro canal de noticias Conductores Profesionales Oficial en Telegram pulsado AQUÍ y no te pierdas ninguna de nuestras noticias.

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

Deja una respuesta