Un camionero aplastó a su hijo de 21 años, mientras le guiaba para descargar

Un camionero atropelló a su hijo  de 21 años, durante la maniobra de estacionamiento en Italia. El suceso ocurrió cuando el hombre aparcó el camión y accidentalmente aplastó a su
hijo: una tragedia de un conductor de Sondrio que ocurrió el 4 de febrero de 2020.

Una historia tan triste que más triste no puede ser. Un conductor de camión frigorífico, un hombre de casi cincuenta años de origen paquistaní y que reside en Valtellina, en la provincia de Sondrio (Italia), después de otro día de trabajo al volante de un camión llega a la descarga alrededor de las 18 horas del martes 4 a las compañía Tavanazzano con Villavesco , en la provincia de Lodi . Ya está oscuro y esa maniobra ha hecho docenas, cientos de veces y luego se va rápidamente, sin problemas.

En el terreno, el hijo de 21 años le está echando una mano (sus iniciales son GN ), también residente en Teglio. Es difícil decir qué sucedió en esos pocos segundos, pero es probable que el joven se deslizara entre el camión y la pared para abrir el semirremolque y comenzar a descargar lo antes posible y reanudar el camino a casa lo antes posible.
Sin embargo, el hombre que conduce no se da cuenta: solo cuando ha terminado la maniobra, después de haber salido de la cabina y haber llamado innecesariamente a su hijo, llegan las sospechas. En ese momento corre hacia la parte trasera del vehículo que acaba de apagar y se da cuenta de que su hijo está allí, tirado en el suelo y sintiéndose muy mal: en la maniobra fue aplastado contra la pared.

Entonces, llamó al telefono de emergencias de inmediato, lo cual llegan rápidamente. Los sanitarios de emergencias intentan revivir al joven, pero sus condiciones sugieren un traslado urgente al hospital. Entonces, comienza la carrera de ambulancia y la hospitalización posterior en la sala de reanimación donde el joven de 21 años lamentablemente no resistirá más de una hora: en ese momento su corazón deja de latir.

La muerte de una persona es trágica en sí misma, y lo es aún más si sucede mientras está uno trabajando, pero en este caso, la idea del arrepentimiento y el remordimiento de un padre hace que, si es posible, sea aún más angustiante. Quiero decir, lo siento por el chico, que terminó de esta triste manera, pero después de todo, también sentimos pena por su padre, que está experimentando un vacío repentino, con el tormento de haberlo
provocado de alguna manera y saber que se podría haber evitado. Un dolor que, con toda probabilidad, resurgirá durante mucho tiempo cada vez que haga marcha atrás para hacer una maniobra …

Descanse en Paz…

 

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

HI

Deja un comentario