Cae una banda que falsificaba Ferraris en un taller clandestino de un polígono de Sils

Els falsos Ferrari estan actualment en un equipament municipal
La Policía Nacional iba detrás de la organización que hacía imitaciones de coches de alta gama y en la Selva se han hecho al menos dos detenciones.

Convertían coches de gama más baja en Ferrari o cualquier tipo de vehículo de alta gama. Esto es lo que hacían los miembros de un grupo dedicado a hacer imitaciones de estos vehículos y que ahora habían escogido una nave de Sils por «tunear» los automóviles.

La Policía Nacional está investigando a nivel estatal una organización que está detrás de este tipo de falsificación de vehículos y este martes actuó en la Selva. Hace poco más de un mes, el polígono que hay junto a la carretera de Santa Coloma (C-63) se instaló un taller que de forma clandestina se ha dedicado a esta práctica. Este martes, la Policía Nacional, con agentes de fuera de Girona, montó un amplio despliegue para sorprenderlos en plena actividad. Arrestaron al menos dos personas que estaban en el taller en el momento de los hechos.

El caso se encuentra bajo secreto de sumario pero lo que hasta ahora ha trascendido es que en Sils se transformaban estos coches de gama inferior a gama alta. Y es que durante la intervención, los policías decomisaron al menos nueve vehículos, los cuales ahora se encuentran un recinto municipal. Todos ellos están a medio montar y casi sólo cuentan con el chasis. Pero lo que si se ve es el logotipo de la marca Ferrari bien destacado y naturalmente colocado allí donde lo llevan los originales.

Els falsos Ferrari estan actualment en un equipament municipal

Hay réplicas de los modelos Ferrari Testarossa por ejemplo. Aunque los vehículos decomisados serían todos imitaciones de Ferrari. En este taller también se habrían hecho réplicas de otras marcas conocidas para fabricar alta gama.

Todo apunta a que los vehículos que utilizaban para tunear entrada eran de mucho más baja gama y entonces creaban el chasis como si fuera alta gama . Unos coches que luego se vendían a altos precios, convencidos los futuros propietarios que era el coche de sus sueños. Este no es la primera vez que la Policía Nacional actúa sobre este tipo de delincuentes. En 2013 desmantelaron dos talleres en Madrid y Valencia donde se hacía lo mismo pero no sólo con Ferrari sino también con Aston Martin.

Unos vehículos que luego se vendían a través de Internet a unos 40.000 euros, cuando son coches que suben a 200.000 o más. En este caso incluso la organización no sólo los montaba sino que también los comercializaba.

Els falsos Ferrari estan actualment en un equipament municipal

Els falsos Ferrari estan actualment en un equipament municipal

Fuente: Diaridegirona.cat