Tras una investigación de varios meses, la Guardia Civil consiguió identificar a los autores, un grupo de jóvenes ubicado en el distrito de Vallecas en Madrid. Esta banda contaba con varios vehículos para realizar sus golpes, usando un turismo como lanzadera acompañado de un camión que les seguía varios kilómetros por detrás.

Los autores del primer vehículo rajaban las lonas de los remolques y vigilaban la zona mientras llegaba su camión listo para cargar la mercancía. Dada su amplia experiencia, conseguían realizar todo el asalto con éxito en escasos cinco minutos.

Plan completamente estudiado

Los robos estaban cuidados al detalle y no se efectuaban al azar. Únicamente elegían los productos cuya venta tenían pactada previamente con un receptador, consiguiendo una rápida transacción del material robado y evitando ser descubiertos. Además, muchos de los perjudicados de estos hechos eran extranjeros, por lo que los delincuentes podían conseguir mayor impunidad al ser sus víctimas personas y empresas que por la dificultad del idioma y los continuos viajes internacionales en muchas ocasiones no llegaban a denunciar, dificultando aún más la investigación. El grupo tenía una rutina de zona de actuación, acudiendo a los mismos polígonos y áreas de servicio a cometer los ilícitos, como han sido Seseña y Ontígola, en Toledo, y Ciempozuelos, Valdemoro, El Molar y Vallecas, en Madrid. Se han conseguido esclarecer un total de 23 delitos entre robos con fuerza, pertenencia a grupo criminal y receptación.

Detención in situ de los autores

A principios del presente mes, la Guardia Civil detuvo a tres de los cinco miembros de la banda justo cuando se disponían a cometer nuevos robos en interior de camiones en la localidad madrileña de Ciempozuelos. Días después, se llevó a cabo en Vallecas la detención de un cuarto implicado y la investigación de una quinta persona, el receptador de los bienes sustraídos, realizándose un registro del local que regentaba en Vallecas e interviniéndose diversos efectos robados como ropa y productos alimenticios. En total, la operación 'Mack' se ha saldado con la detención de cuatro varones, con edades entre los 19 y 39 años y nacionalidad española todos ellos, y la investigación de un quinto de 65 años de edad y también nacionalidad española.