«Buscando la manera de hacer trampas» ¡Esto no tiene remedio! (Opinión)

¡Esto no tiene remedio!
Nos pasamos la mitad del tiempo quejándonos en los bares o en las áreas de servicio donde pasamos por cierto una buena parte de nuestro tiempo por culpa en parte del maldito 561/2006 y de los jefes de tráfico que se han empeñado en hacernos creer, que es lo que regula nuestro trabajo, y por lo visto lo han hecho muy bien, pues la inmensa mayoría de los conductores así lo cree.

Y la otra mitad del tiempo lo perdemos intentando convencer a los demás de que no hay nada que hacer que esto es lo que hay , “ son lentejas, si quieres las comes y si no las dejas “.
Se han votado en el parlamento Europeo las enmiendas al ya famoso paquete de movilidad y con el tiempo que llevan dándole vueltas debería ser un paquete de leyes a las que no `pudieran buscar las vueltas, tiempo tuvieron de redactar leyes concisas y claras a las que los abogados de las asociaciones de empresarios no pudieran encontrar resquicios por donde colarse, pero me temo que no va a ser así.

Por desgracia Europa está en manos de burócratas bien pagados que deciden sobre la vida de los demás, que en la mayoría de los casos desconocen y por lo tanto no deberían legislar sobre ella, los problemas reales de los conductores no se ven desde los despachos enmoquetados de Bruselas.

Aun así, han intentado legislar sobre las condiciones en que los conductores tendremos que hacer nuestro trabajo a partir de que se publique en el boletín oficial de la UE y de los diferentes países el paquete de movilidad.

Uno de los mayores problemas a los que enfrenta la UE a la hora de legislar sobre alguna actividad, es el de intentar dejar contentos a todos los países que la componen, cosa hartamente complicada por la cantidad de países y la distinta situación económica que tiene cada uno de los países que forman parte de la UE.

Los burócratas bien pagados que dirigen la Unión con las prisas en añadir el mayor número de miembros posibles se cayeron en el error de aceptar a todo el mundo sin pensar en las consecuencias que tendría el aceptar países con la legislación laboral y los costes salariales tan distintos a los demás.

Esto lo notan de sobremanera los transportistas que llevan años viendo como el transporte se va quedando en mano de empresas de esos países recién llegados por la competencia desleal que supone competir en precios con empresas de transporte que tienen su sede en países donde el coste de un conductor es inmensamente más bajo que en el suyo.

También, como no, por los propios empresarios que se apresuraron a montar empresas en esos países, para aprovecharse también de esas mismas condiciones, rebajando de forma considerable los costes y así haciendo una competencia brutal, bajando los precios para acaparar mercado.

Por esos motivos y por las condiciones laborares en que los conductores de esas empresas hacen su trabajo convirtiendo a los conductores en esclavos del siglo XXI, pasando la mayoría del tiempo en la cabina del camión en unas condicione deplorables, es por lo que se decidieron a legislar al respecto.

Aunque debido a las reformas que le fueron haciendo para dejar contentos a todos, cosa difícil pues el llamado bloque del este no estaba dispuesto a que le sacaran su gallina de los huevos de oro, sigue siendo beneficiosa para los conductores, si se aplica bien y se ponen medios para que así sea.

Como no podía ser de otro modo, los jefes de tráfico ya están buscando la manera de volver las medidas que se tomen a su favor, y lo que es peor aún los conductores antes de que se hayan publicado y por lo tanto sin conocer que cambios hay en las leyes de conducción y descanso ya están buscando la manera de hacer trampas.
Va a ser verdad que esto no tiene remedio.

Juan Novoa.

Deja una respuesta