Arden dos camiones, uno en la A-66 y otro en pleno casco urbano de vitigudino

Arde un camión en plena A-66, a la altura de Béjar. y de nuevo incendio de un camión cargado de paja en pleno casco urbano de Vitigudino
Hay que recordar que el pasado 29 de Abril ardió otro camión en el mismo lugar, a escasos metros.

12.07.2015 | 12:04

No se han registrado heridos y el traficó tuvo que ser desviado a la N-630
En torno a las 11:40 de la mañana de este domingo, un camión cargado de cajas de fruta vacías comenzó a arder por causas desconocidas en plena autovía A-66 a la altura de la localidad de Béjar, según señalan fuentes del Servicio de Emergencias de Castilla y León. Hasta el lugar del siniestro, el punto kilométrico 410 en la entrada norte de la ciudad textil, se han desplazado efectivos de emergencia, donde han descartado la presencia de heridos.

Ante el riesgo que suponía el vehículo incendiado, que ha quedado completamente calcinado, se ha decidido activar el nivel de alerta rojo y cortar los dos carriles en dirección a la provincia de Cáceres, por lo que el tráfico tuvo que ser desviado por la N-630.

Nuevo incendio de un camión cargado de paja en pleno casco urbano de Vitigudino
Viernes, 10 de julio de 2015

De nuevo los vecinos de Vitigudino concluían la comida sobresaltados. Sobre las 15.40 horas de este viernes un camión de unas 18 toneladas y cargado con pacas de paja acababa calcinado en pleno casco urbano. Por el momento se desconocen las causas, pero todos señalaban que no puede ser casualidad que en cuatro meses se haya repetido el mismo suceso, además del remolque de un vehículo, también cargado con paja. Según algunas fuentes el propietario del camión había parado el vehículo en la avenida de la Guardia Civil, junto a la plaza de Santiago Martín ‘El Viti’, sobre las tres de la tarde, y 40 minutos después se declaraba el incendio, por lo que cabe la posibilidad de que se haya producido de forma fortuita por un calentamiento de las ruedas o discos de freno, pero esta es solo una de las hipótesis. Hasta el lugar del suceso se trasladaron bomberos voluntarios de los parques de Vitigudino y Lumbrales, así como una carroceta del operativo contraincendios de la Junta de Castilla y León, y un agente de Medio Ambiente.

Las grandes llamas que salían de los paquetes de paja afectaban levemente a varios edificios, siendo necesaria la evacuación de dos personas que se encontraban en el interior de una vivienda. Finalmente no se han producido daños importantes, en parte gracias a la intervención de los bomberos que procedían a refrescar varios de los tejados más cercanos al fuego. En el lugar del suceso también se encontraban varias unidades de la Guardia Civil, que procedían al acordonado de la zona y a labores de coordinación. El camión era propiedad de una conocida empresa familiar dedicada al transporte, distinta de la que el pasado 25 de febrero también sufría el incendio de uno de sus camiones, también cargado con paja.

Ambos sucesos se producían en la misma zona del municipio, distantes a 150 metros uno del otro, aunque cabe señalar que este es lugar habitual para la parada de camiones debido a la amplitud de las calles. También resultó afectado uno de los árboles del parque y un contenedor de basura. Sobre la repetición de los hechos, el alcalde en funciones, Francisco Javier Zudaire, señalaba que se desconocen las causas, pero “la Guardia Civil no descarta que haya sido intencionado y que investigarían todas las posibles causas. Puede ser también accidental, pero parece demasiada coincidencia de que los dos sean accidentales”. En cuanto a la peligrosidad que supone para las viviendas el aparcamiento de vehículos con este tipo de carga en el casco urbano, Zudaire recordaba que tras el anterior incendio “no se ha prohibido y se ha permitido que estuvieran en el casco urbano, y por ello dependiendo de cuál sea la causa tendremos que tomar medidas para evitar que esto vuelva a suceder en el casco urbano”, unas palabras con las que el alcalde en funciones hacía referencia a la creación de una ordenanza que regule el estacionamiento de vehículos pesados con cargas que pudieran resultar peligrosas.

Leave a Reply