Aperciben por «bajo rendimiento» a un guardia civil de baja tras auxiliar a un conductor

Un guardia civil da el alto a un conductor
Durante ese periodo el agente no percibió la productividad por objetivos a la que tenía derecho por producirse la baja en acto de servicio

La Dirección de la Guardia Civil ha apercibido por «bajo rendimiento» a un agente de baja tras un accidente en el que resultando herido auxilió a un conductor, han informado a Europa Press fuentes de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) de Madrid. El episodio tuvo lugar el pasado mes de abril en el kilómetro 16 de la A-4. Uno de los motoristas de la Agrupación de Tráfico del destacamento de Valdemoro que acompañaba un transporte especial recibió el impacto de otro conductor, evitando que colisionara mortalmente con el vehículo especial.

El agente, tras recibir todo el impacto en su vehículo, señalizó herido su propio accidente y auxilió al conductor del coche lesionado. Según destaca la asociación, su «meritoria actuación evitó además que se produjeran más accidentes». El guardia civil causó baja para el servicio a raíz de las lesiones ocasionadas en el accidente. Su reincorporación una vez recibida el alta médica se produjo el 30 de mayo, primer y único día de servicio durante ese mes.

La AUGC señala que no recibió por esta actuación ningún tipo de felicitación o mención por parte de sus mandos. Sin embargo, sí recibió una notificación de «bajo rendimiento» en el citado mes por haber trabajado solo un día al regreso de su convalecencia. Además, durante ese periodo el agente no percibió la productividad por objetivos a la que tenía derecho por producirse la baja en acto de servicio.

Por todo ello, la AUGC se pregunta el porqué de este «desprecio» hacia este agente y este tipo de situaciones de este calado pro parte de la Agrupación Provincial de Tráfico, destacamentos que acumulan 330 fallecidos en actos de servicio, «el más alto entre todas las unidades del Cuerpo». «El hastío y desmotivación del personal crece con este tipo de situaciones por parte de la Superioridad. Si durante ocho horas de servicio no has observado suficientes infracciones y, afortunadamente, no se han recibido avisos para confeccionar informes de accidentes, la Jefatura te amonesta por ‘bajo rendimiento’, amenazando con retirar parte del salario», ha criticado.

La Asociación Unificada de la Guardia Civil cree «evidente y notoria» la «ausencia de escrúpulos» hacia los trabajadores de la Agrupación del Tráfico, cuyo único cometido desde el punto de vista de los superiores es salir a denunciar para que el sistema informático RAI, un instrumento de presión ideado por la Jefatura de la Agrupación –reimplantado tras anularse por sentencia judicial y que mide el rendimiento individual de los agentes–, no genere negativos por cada minuto de vigilancia de carreteras, sumergiendo a los guardias en un juego de denuncias para sumar puntos positivos a los negativos que genera el tiempo de vigilancia de carreteras sin actuaciones relevantes».

«De nada sirven los kilómetros recorridos, los conductores auxiliados. Sólo sirve la multa. Mientras los agentes son animados tácitamente a la caza de sanciones vemos cómo se pone en entredicho su compromiso con sus cometidos y parte de su salario», han apostillado.

Fuente: ABC.ES

Leave a Reply