A prisión los siete integrantes de una organización criminal que sustraía camiones en Cataluña y los enviaba a Irak y Siria

· Los detenidos sustraían los camiones durante el fin de semana para poder atravesar Francia antes de que los propietarios lo pudieran denunciar

· De los 25 camiones y 7 remolques sustraídos, valorados en más de 2.500.000 euros, 10 camiones y 4 remolques fueron recuperados en diferentes países de Europa
Agentes de la Policía de la Generalitat – Mossos de la División de Investigación Criminal adscritos a la Unidad Central de Tráfico Ilícito de Vehículos del Área Central de Crimen Organizado detuvieron, el 31 de mayo, siete personas especializadas en la sustracción de camiones grúa y camiones hormigonera todo el territorio catalán.

La investigación, tutelada por el Juzgado de Instrucción número 8 de Gavà, se inició el mes de enero de 2016 a raíz de la sustracción de un camión en Molins de Rei. Los agentes detectaron un aumento en la sustracción de camiones de estas características, grúa y hormigoneras, lo que les hizo sospechar ya desde un primer momento de la existencia de alguna banda especializada en este tipo de sustracciones.

Este hecho quedó demostrado a medida que la investigación avanzaba ya que se pudo establecer que detrás de los robos había una organización criminal con un elevadísimo grado de especialización y capacidad operativa, así como una gran movilidad internacional.

La organización criminal llevaba actuando en Cataluña desde mediados de 2015. En total sustrajo 25 camiones y sed remolques, los cuales se han podido recuperar diez y cuatro en diferentes países de Europa.

La operativa delictiva consistía en lo siguiente: en primer lugar búsqueda los vehículos durante las horas diurnas. Luego, en horario nocturno, un par de hombres accedían al recinto donde se encontraba el camión y el sustraían mientras en el exterior de otros miembros de la organización llevaban a cabo fuertes medidas de contra vigilancia. Una vez forzaban la puerta, conducían el camión hasta un punto cercano. En ese momento

se hacía un intercambio de conductor, ya que se ponía a conducir alguien que no había participado en el robo, que era el encargado de conducirlo desde territorio nacional hasta otro país de la Unión Europea, lugar donde se procedía a la entrega a un tercero ya hacer el blanqueo del camión para su próximo traslado al país de destino.

Los robos los solían realizar en fin de semana, hecho lo permitía poder salir del país y atravesar Francia antes de que el propietario legítimo el echara de menos y pusiera la correspondiente denuncia. Mientras el camión circulaba por territorio nacional y hasta llegar a las proximidades de la frontera, iba siempre escuchado por un vehículo que era el encargado de avisar al conductor del camión en caso de encontrar un control policial.

Una vez que los investigadores tuvieron todas las personas identificadas, el 31 de mayo se llevó a cabo un dispositivo que culminó con la detención de siete personas de nacionalidad inglesa, italiana, marroquí y turca

Los principales destinos de los camiones eran del este de Europa, Irak, Siria, otras zonas del oriente medio y el norte de África. El precio total de los camiones y los remolques sustraídos asciende a más de 2.500.000 euros.

Tras declarar en sede judicial, el juez decretó el ingreso en prisión de los siete detenidos. Aunque dar la organización para desmantelada, los investigadores no descartan nuevas detenciones en los próximos días.

Fuente: Mossos d´Esquadra

Deja una respuesta