Monthly Archives: mayo 2019

Un camión queda atrapado entre las curvas de la carretera de Ponga

«Estaba visto que iba a pasar», denuncia la alcaldesa, que insiste en que la vía no es apta para el desvío del tráfico de la N-625

 

Los peores temores del Ayuntamiento de Ponga se cumplían la pasada mañana al quedar atrapado un camión cántabro en la PO-2, carretera por la cual se desvía el tráfico pesado desde finales de enero como consecuencia del corte de la N-625 por un desprendimiento a la altura de Camporriondi, en Amieva. El vehículo, de tipo góndola, sufrió el percance en torno a las 9.30 horas, entre Viego y Llomena, en una curva cerrada en la que terminó quedando encajado. El camionero afectado, Moisés Salmón, se dirigía a Riaño cuando se produjo el incidente, con el consiguiente enfado para el profesional, que tuvo que aguardar tres horas hasta ver liberado su tráiler. Una grúa llegada desde Piloña fue la encargada de acometer las maniobras desde la parte trasera del vehículo, con el fin de devolverlo a una posición que le permitió finalmente dar la curva y proseguir la marcha. Hasta la zona se trasladó asimismo la Guardia Civil para velar por el operativo.

Al ocupar el camión la totalidad de la vía también se vio afectado el acceso a cuatro pueblos ponguetos: el propio Viego, San Ignacio, Casielles y Viboli, explicó la alcaldesa Marta Alonso (PSOE). La circulación durante las horas del corte se recondujo a través de Argolibio y Villaverde, un vial también estrecho y no apto para vehículos pesados. La primera edil venía alertando desde meses atrás del peligro de desviar camiones y autobuses por las carreteras ponguetas AS-261 y PO-2, debido a su estrechez en ciertos puntos y a los tramos de curvas. «Estaba visto que iba a pasar», lamentó Alonso, que a primera hora de la mañana procedía a dar aviso a la Delegación de Gobierno. «Me dijeron que avisase a Tráfico», apuntó.

Ya a principios de abril la alcaldesa se había plantado ante Delegación por el desvío de los vehículos que habitualmente soporta la carretera del Pontón. Tras el hundimiento del pasado enero en la nacional, consecuencia de los temporales, la ruta alternativa oficial discurre por la AS-261 y la PO-2, lo que a entender del equipo de gobierno provoca daños en sus viales, como «baches y hundimientos». Por ello reclamaban a Fomento garantías de que, una vez abierto el Pontón, en las infraestructuras ponguetas se repararían los desperfectos. La respuesta obtenida desde Delegación insta sin embargo a «probar» esos perjuicios, pues apuntaban a que el paso de vehículos «no debiera suponer una degradación». No obstante, daban como opción al Consistorio presentar una reclamación. «Hemos pedido un informe a Carreteras», explicó Alonso, que insistió en que las carreteras del concejo «están para verlas, con hundimientos en varios tramos».

Por su parte, en el origen del conflicto, el tramo de la N-625 hundido desde enero, continúan las labores iniciales de reparación. Tras una primera fase centrada en proteger los taludes, la vía que comunica el Oriente asturiano con la provincia de León permanece cortada a todo tipo de vehículos desde el 23 de abril y hasta este viernes, en horario de 8 a 20 horas. Los planes del Ministerio de Fomento para la zona afectada pasan por colocar estructuras metálicas en voladizo, una intervención de 1,68 millones de euros sin plazo de finalización.

 

Ver más en – Elcomercio.es

 

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

HI

Recent Entries »