Monthly Archives: marzo 2019

“¿Sabe por qué le hemos parado?” Por qué la Guardia Civil no puede preguntar esto

El protagonista de este rocambolesco caso jurídico se llama Alfredo. Y es que Alfredo, después de haber sido condenado por el tribunal de lo penal como autor de un delito porconducir a 228 km/h en una vía limitada a 120 km/h. Y condenado al pago de una multa de 1.620 euros y la retirada por dos años del carné de conducir, ha conseguido librarse de la condena como consecuencia de un detalle muy específico en el modo en el que actuaron los agentes de la Guardia Civil cuando le dieron el alto.

Situándonos en el momento de los hechos, un radar móvil consiguió interceptar y grabar el coche de Alfredo. Quien sin embargo, no fue detenido hasta 40 kilómetros después.

Fue entonces, cuando los agentes de la Guardia Civil le dieron el alto y acto seguido le preguntaron si conocía la razón por la que le habían parado. Alfredo, reconoció ser el autor de los hechos y no intentó esquivar ningún tipo de responsabilidad. 

Pero como quedaría constante, los agentes le habían preguntado a Alfredo la razón por la que le habían parado antes de leerle sus derechos. Después de informarse sobre sus derechos, se acogió entonces al derecho a no declarar.

Ante la Audiencia Provincial de Salamanca, Alfredo defendió que la fotografía captada por el radar era prueba del delito pero en ella no se podía identificar al conductorPor lo tanto, dado que no fue detenido hasta cuarenta kilómetros más tarde, no puede acreditarse de que se trata del mismo conductor del hecho delictivo.

Juzgados de la Audiencia Provincial de Salamanca

Además, pese a que Alfredo reconoció verbalmente la autoría sobre los hechos, fueron previas a que los agentes le informasen sobre sus derechos a no declarar y recibir asistencia jurídica.

Por lo tanto, y según remarca la Audiencia, la inmediata pregunta de los agentes de “¿sabe usted por qué le hemos parado?” da pie a una interrogación que es posterior a la lectura de los derechos del interrogado. Jurídicamente, la declaración de Alfredo se puede tramitar en fondo pero es nula en forma.

Siendo más técnicos, Alfredo fue “víctima” de un fraude procesal en el cual los agentes involuntariamente dictaron sentencia sin que el procesado tuviese constancia de sus derechos. Esto ha provocado que la prueba obtenida por los agentes relativa a la testificación de Alfredo no pueda ser admitida en el juicio.

Aprovechando este vacío, Alfredo declaró entonces que el conductor de los hechos no fue él, sino su novia y que él simplemente lo cogió a mitad de camino.

La Audiencia ve factible, que dado que el alto al coche se produjo 40 kilómetros más tarde, en un periodo de una hora y doce minutos, es posible que se produjese un intercambio de conductor con un tercero.

La resolución por tanto, absolvió de culpa a Alfredo que no obstante, todavía puede ser llamado como consecuencia de un recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

Fuente: El Español

 

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

 

HI

La DGT estudia modificar el margen de error de los radares para multar

El director general de Tráfico, Pere Navarro, quiere evitar perder más sentencias en los tribunales

La Dirección General de Tráfico (DGT) está estudiando modificar el margen de error de los radares que ponen multas de velocidad en España para evitar así tener que acudir a los tribunales. Pere Navarro no descarta que los radares que se vayan a colocar en las carreteras tengan un porcentaje distinto: «Si hay que dar más margen, se da más margen y no pasa nada, lo que queremos es evitar discusiones evitables», aseguró en una entrevista recientemente.

En el último año, ha habido centenares se sentencias favorables a los conductores, una de las últimas la dictada el 22 de enero de 2019 por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 1 de Pontevedra. La asociación Automovilistas Europeos Asociados (AEA) estima que con la reciente reducción de los límites de velocidad a 90 km/h en carreteras convencionales, las multas por exceso de velocidad se podrían triplicar porque, según indica, la Dirección General de Tráfico (DGT) no aplica correctamente los márgenes de error de los radares.

Esta sentencia cuestiona las multas y la detracción de puntos impuestas por la DGT y fija los criterios que deben utilizarse como punto de referencia para los próximos litigios que se juzguen, pues considera que la velocidad captada por los radares y que aparece sobreimpresionada en las fotografías debe corregirse «en función del margen de error del cinemómetro».

 

En la sentencia figura el caso de un conductor al que se le impuso una multa de 400 euros, con pérdida de 4 puntos, por un exceso de velocidad cometido el 25 de junio de 2017. El conductor circulaba a 82 km/h, cuando el límite estaba fijado en 50 km/h. En la sentencia el supuesto exceso de velocidad no fue detectado por un cinemómetro en cabina fija de la carretera, sino por un aparato en vehículo o trípode manejado ‘in situ’ por un agente de tráfico.

El juzgado gallego entiende que «debe corregirse en cada caso la velocidad detectada por el radar, aplicando a la baja el índice máximo de error admisible», según la Orden ITC/3123/2010, de 26 de noviembre. Es decir, que «si la velocidad del vehículo detectada por el cinemómetro es igual o inferior a 100 km/h, deben restársele 5 km/h si la medición la realizó en posición estática o en 7 km/h si la efectuó desde vehículo en movimiento».

Por todo ello, el juzgado falló a favor del demandado, ya que «como no consta ningún documento fehaciente en el expediente que acredite que el vehículo del radar se hallaba inmóvil, habrá de aplicarse en favor del interesado el margen de error más favorable, que es el previsto para cinemómetros en movimiento. Esto es, 7 km/h».

Aplicando este margen de error, la Administración tendría que haber imputado al actor un exceso de velocidad de 75 km/h sobre un máximo de 50 km/h permisible, lo que se traduce en una sanción de 300 euros, con pérdida de 2 puntos, en lugar de la que se le impuso (400 euros, con pérdida de 4 puntos).

 

Ver más en – Lasprovincias.es

 

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

 

 

HI