Monthly Archives: agosto 2018

La DGT aumenta los controles de velocidad durante esta semana

En 2017 fallecieron 400 personas en accidentes donde la velocidad fue determinante

 

La velocidad es una de las principales amenazas en carretera: un uso inadecuado de esta puede tener consecuencias fatales para todos los usuarios de la vía. La Dirección General de Tráfico (DGT) recuerda que tanto la velocidad excesiva (por encima de los límites establecidos) o la inadecuada (dentro de los límites, pero sin ajustarse a las condiciones) suponen un problema de seguridad.

Ante la amenaza de que algunos conductores hacen un uso indebido de su capacidad de correr, la DGT pone en marcha una campaña de concienciación y vigilancia de la velocidad en carretera que se prolongará hasta el domingo 12 de agosto. De este modo, la institución dice que quiere “concienciar a la población para que respeten los límites de velocidad establecidos”, algo que es “esencial para reducir la siniestralidad”.

 Hay que moderar la velocidad cuando el tráfico es más denso

Hay que moderar la velocidad cuando el tráfico es más denso (Pedro Madueño)

 

 

Así, durante una semana, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil “duplicarán los controles para vigilar que los conductores cumplen los límites establecidos en las carreteras”. De este modo, los agentes se concentrarán en las carreteras convencionales, que componen más de 140.000 kilómetros de vía en toda España y que, según la DGT “presentan un mayor riesgo vial y registran 8 de cada 10 fallecidos”.

Del mismo modo, la DGT ha incitado a los ayuntamientos a sumarse a la campaña, para que puedan actuar también en las vías urbanas con acciones de concienciación y controles de velocidad.

Los radares contribuyen a evitar los accidentes ocasionados por velocidades altas

Los radares contribuyen a evitar los accidentes ocasionados por velocidades altas (La Vanguardia / Archivo)

De hecho, la DGT destaca que tanto la velocidad excesiva o inadecuada son los componentes que acaban determinando la siniestralidad vial, la gravedad y el grado de lesión de las víctimas en caso de accidente de tráfico. En 2017, fallecieron 400 personas en las carreteras en los que la velocidad fue un factor clave.

 

 

La velocidad se considera ya un problema de seguridad en muchos países según determina el Foro Internacional de Transportes (FIT), que depende de la Organización para la Cooperación y Desarrollo (OCDE).

 

Ver más en Lavanguardia.com

 

 

Envíanos tu historia, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

HI

Fallece un camionero en Urduliz al volcar su vehículo

El accidente se ha registrado pasadas las 17:15 horas de esta tarde en la carretera local que enlaza los municipios de Berango y Urduliz.

 

El conductor de un camión, vecino de Llodio (Álava) de 58 años, ha fallecido esta tarde en la carretera BI-634 al volcar el vehículo pesado que manejaba en el término municipal de Urduliz (Bizkaia).

El accidente se ha registrado pasadas las 17:15 horas de esta tarde en la carretera local que enlaza los municipios de Berango y Urduliz cuando, por causas que investiga la Ertzaintza, el camión ha volcado lateralmente y su conductor ha quedado atrapado en la cabina.

Las asistencias desplazadas al lugar tan solo han podido confirmar su fallecimiento, han precisado fuentes del departamento de Tráfico del Gobierno Vasco.

Como consecuencia del accidente, el camión ha perdido parte de su carga, al parecer, material de obra, lo que ha afectado al tráfico rodado en dicha vía.

 

Fuente – Eitb.eus

 

 

Envíanos tu historia, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

HI

“Me pusieron a descargar un camión a las dos de la tarde en la ola de calor. Tuve mareos y cuando me negué, me echaron”

Los sindicatos advierten de que, pese al peligro probado de las olas de calor, muchas empresas no protegen la salud de sus empleados y se producen muertes evitables: estos días han fallecido al menos dos trabajadores

Mario (nombre ficticio) asegura que fue despedido de un almacén después de que se negara a descargar un camión, tras haberse sentido indispuesto por realizar esta tarea un día antes

Varios operarios de obras en el centro de Madrid reconocen que en sus empresas no les dan indicaciones sobre los riesgos de las temperaturas extremas: “Me pongo un sombrero porque quiero, la empresa no dice nada”

 

Lunes 6 de agosto, último día de la ola de calor que ha dejado muchos puntos del país con temperaturas máximas superiores a los 40 grados. A las dos de la tarde en la capital, los termómetros en el centro de Madrid marcan 39 grados y varios trabajadores ultiman sus tareas bajo el sol antes de la pausa para comer. Un obrero de 48 años explica a este medio que su empresa no le ha dado ninguna recomendación para afrontar estos días de temperaturas extremas, pese al probado riesgo para la salud de las olas de calor. “¿Agua? Pues si quieres te las traes tú, pero no nos dan nada”, afirma con resignación. Por su parte, Mario (nombre ficticio) asegura que lo han despedido de un almacén por negarse a descargar un camión a pleno sol, después de sentirse mal por realizar esta tarea el día anterior.

Los sindicatos denuncian la desprotección de los trabajadores de muchas empresas ante las olas de calor, que no son atendidas como situaciones de riesgo para su salud pese a las advertencias de los expertos. Según un estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), que ha analizado cerca de 16 millones de accidentes de trabajo ocurridos en España durante un período de 20 años, el calor extremo eleva el riesgo de accidentes laborales en un 9%.

Por el momento, el balance de trabajadores fallecidos en esta ola es de dos personas: un anciano de 78 años que murió en Murcia mientras se dedicaba a tareas agrícolas en su huerta y un operario de mediana edad que se encontraba trabajando el martes bajo unas temperaturas próximas a los cuarenta grados en la misma comunidad.

La cifra puede ser mayor, explica Claudia Narocki, investigadora del Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud ( ISTAS), vinculado a Comisiones Obreras. “Un problema de los accidentes por calor es que están muy infrarregistrados. Hay veces que se recogen como caídas o como un fallo renal, pero son debidos a las temperaturas extremas”, argumenta la experta. Cristina Linares, investigadora de la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto Carlos III,  sostiene que las altas temperaturas “agudizan patologías previas” y “acentúan la mortalidad en los días siguientes al episodio”.

Otro operario de la construcción en Madrid, que se refugia bajo un sombrero de paja, tampoco ha recibido ninguna advertencia ante el calor por parte de sus jefes. “La protección es la que queramos nosotros. Me pongo un sombrero y me traigo agua porque quiero, la empresa no dice nada”. Su jornada no ha variado: “De siete y media a seis y media, con una hora para comer entre las 14 a 15h”. A unos metros, un joven reparte propaganda de una cadena de comida rápida. Su turno es de 13 a 15 horas, para captar clientes en el turno de comidas. “Mi horario no ha cambiado pero en el restaurante sí que me dicen que me ponga en calles donde haya más sombras”, explica.

Ana García de la Torre, secretaria de Salud Laboral y Medio Ambiente de UGT, recuerda que “las empresas tienen la obligación de velar por la salud de sus trabajadores” por ley y esta coyuntura térmica está probado que supone un riesgo. Con la legislación en la mano, “muchas empresas están incumpliendo su deber”, critica. Además, la Ley de Prevención de Riesgos Laborales contempla el derecho del trabajador a interrumpir su actividad y abandonar el lugar de trabajo “cuando considere que dicha actividad entraña un riesgo grave e inminente para su vida o su salud”.

“Estaba que me mareaba, con calambres”

El pasado 2 de agosto, en plena ola de calor, Mario cuenta que tuvo que descargar durante un par de horas un camión a las dos y media de la tarde, situado al sol, tras lo que acabó mareado y con temblores. Al día siguiente le volvieron a pedir que realizara la misma tarea, aunque en su contrato figuraban otras funciones. “Les dije que no, que no lo iba a hacer. El jefe llegó hecho una furia, gritando que ‘a la puta calle'”, relata el trabajador, que asegura haber sido despedido del centro logístico.

El joven continúa algo abrumado tras la gran repercusión de su denuncia pública a través de Twitter, con más de 13.600 retuits y 600 comentarios. “La verdad que me arrepiento un poco de haberlo contado. Mucha gente se ha solidarizado conmigo, pero también mucha otra duda de que sea cierto, te llaman flojo, te dicen ‘haber estudiado’… O te insultan directamente”, relata a este medio, al que muestra su contrato de trabajo y el fin del mismo a través de una ETT.

 

Aunque en la documentación figura que el trabajo por obra y servicio ha concluido, el chico asegura que el motivo de su finalización es que se negó a cumplir con estas órdenes. Está todavía pensando si denunciar ante la Inspección de Trabajo lo ocurrido, “mucha gente me lo ha dicho, pero no sé si lo haré”, y prefiere que no se publique el nombre de la compañía en cuestión por temor a represalias.

“Llevo trabajando desde lo 16 años y tengo 30, pero no había visto nunca algo así”. Mario explica que ha trabajado en supermercados, hoteles y en puestos de logística en almacenes, como este último, “no se me caen los anillos por trabajar en puestos que no tienen relación con la carrera que he estudiado, pero lo que denuncio son estas condiciones, que son una locura”.

El trabajador explica que el camión llegó con 297 bultos, “cada bulto estaba formado por dos tubos de lona enorme, de unos 20 kilos”. “Me llamaron a mí porque no tenían suficiente gente, aunque en mi contrato no figuraban estas funciones. Éramos tres personas y el jefe no hacía más que meternos prisa. Nos llegó a decir que ‘fuera palés’ y que sacáramos los bultos a mano”. Tras ello, “ya tenía frío incluso, al final del día me vi incapaz, estaba que me mareaba, tenía calambres en las piernas y los compañeros me decían que estaba muy rojo”.

“Es muy fácil evitar estas muertes”

El resultado de la falta de protección y prevención, denuncian los sindicatos, puede tener resultados fatales. “Es una irresponsabilidad obligar a los trabajadores en el exterior a operar en las horas centrales del día”, advierte Ana García de la Torre, que considera que hay muchas medidas que pueden aliviar la realización de estas tareas, como aumentar los descansos, proveer a los empleados de agua y medios para refrescarse así como modificar los horarios para encuadrarlos en momentos con temperaturas más bajas. “Es muy fácil evitar este tipo de muertes”, sostiene.

La investigadora Claudia Narocki recomienda tener un plan escalado, para evaluar el riesgo de los diferentes puestos teniendo en cuenta el cambio en las temperaturas.  Subraya puestos de especial riesgo como los ubicados en el exterior –especialmente los que suponen un esfuerzo físico–, así como en interiores como cocinas o lugares mal acondicionados, entre otros. “Se podría supervisar por ejemplo que el trabajador no entre en hipertermia”, es decir, que su temperatura corporal no suba de los niveles de riesgo. “Lo que no puede ser es trabajar como si no pasara nada cuando tenemos 10 grados más”, concluye.

 

Eldiario.es

 

 

Envíanos tu historia, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

 

HI

La empresa de transportes Llácer y Navarro entra en liquidación

La compañía no ha podido hacer frente a la refinanciación de su deuda que controla un fondo de Luxemburgo

 

La empresa valenciana de transportes Llácer y Navarro ha entrado en fase de liquidación al no poder hacer frente a la refinanciación de su deuda que controla un fondo de Luxemburgo. La firma facturaba más de cien millones al año y la situación deja en el aire quinientos puestos de trabajo. El juzgado de lo Mercantil número 1 de València ha decretado el cese de José Llácer Catalá como administrador único de la empresa y está procediendo a la liquidación, según publicó ayer el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme).

Llácer y Navarro era una de las diez primeras empresas de transporte hortofrutícola de España. La compañía entró en concurso de acreedores en 2012, pero logró un acuerdo para refinanciar su deuda en 2014. La firma, según avanzó Alimarket, se vio obligada hace unas semanas a paralizar su actividad ante los problemas con los distintos proveedores. Levante-EMV trató de contactar ayer con la compañía sin éxito.

La mala situación de la empresa se debe sobre todo al desequilibrio que supone en sus cuentas el plan de amortización de la deuda. El pasivo se cifró hace cuatro años en 40 millones de euros, si bien logró una quita del 50 %. A pesar de esta reducción, Llácer y Navarro no habría podido hacer frente a los pagos comprometidos y que comprendían un 10 % de los veinte millones el primer año, un 15 % el segundo, un 20 % el tercero, un 25 % el cuarto y un 30 % el último.

La compañía tenía unos 400 camiones tractores y unos 600 remolques. Desde su salida del concurso, incluso había abierto nuevas oficinas comerciales y ampliado personal. Sin embargo, la deuda que arrastraba ha acabado llevándola a la liquidación.

 

Ver más en – Levante-emv.com

 

Envíanos tu historia, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

HI

El enorme cráter creado por la explosión del camión en la carretera de circunvalación de Bolonia

 El gran abismo creado por la explosión del camión en la circunvalación de Bolonia.
La columna de humo negro y las llamas fueron visibles desde muy lejos. En Bolonia, en la autopista, es el infierno del fuego. Poco antes del 14 hubo un accidente en el accesorio de Casalecchio, entre Bolonia Casalecchio y el cruce con la A14 Bolonia-Taranto, en el km 3.
El camión implicado en el accidente habría explotado, de acuerdo con informes de la policía municipal de Bolonia. El tráfico fue bloqueado dentro de la sección. Por la misma razón, se cerró la sección de la circunvalación de Bolonia, entre Bologna Casalecchio y el cruce de 3 Ramo Verde en ambas direcciones.
En el lugar se presentaron  decenas de los vehículos de emergencia.
Envíanos tu historia, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

HI

« Older Entries