LA LOCURA DEL DÍA: UN MINI CON MOTOR AUDI, TRACCIÓN QUATTRO Y 858 CV

La imagen puede contener: coche, cielo y exterior

mini-audi-quattro-858-cv_1440x655c

Esta locura de coche está en venta, se trata posiblemente del Mini más potente jamás equipado, con un un motor de cinco cilindros en línea asociado a un cambio manual y un sistema de tracción a las cuatro ruedas de Audi, con 858 CV de potencia. Está a la venta por casi 40.000€. No creo que encontremos un coche con mejor relación potencia/peso por ese precio.

¿Quieres verle rodar? No te pierdas el vídeo.

Fuente: Bolsamania.com

Multada una furgoneta por un peculiar transporte en Almería

17457290_1397043953699406_1020766387541228392_n

‘Ver para creer’ pensaron los agentes de la Guardia Civil que se encontraron este peculiar transporte.

La realidad siempre supera la ficción. El refranero popular bien sirve para definir la ‘peculiar’ situación que los agentes de la Guardia Civil se encontraron en la capital. Una furgoneta, que realizaba su entrada a la ciudad por la salida de carretera de Ronda, en la A-7, llevaba en su interior un equipaje fuera de lo común.

 

Ni corto ni perezoso, su ocupante trasladaba un vehículo, tipo turismo, en su interior. Más allá de la anécdota, el conductor no se libró de la pertinente sanción por su imprudencia al volante.

 

Fuente: Lavozdealmeria.es

Los Guardias Civiles piden no usar moto a partir de los 45 años y no ser premiados por multar

Autopista. Twitter @Autopista_es

Representantes de la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) han presentado a la Agrupación de Tráfico una serie de demandas para mejorar sus condiciones de trabajo.

Los Guardias Civiles piden no usar moto a partir de los 45 años y no ser premiados por multar

Una delegación de la AEGC, encabezada por su presidente, Francisco J. Benito, mantuvo ayer una reunión con el General Salcedo, responsable de Recursos Humanos, y el General Rueda, responsable de Operaciones, para trasladarles algunos de los problemas con los que los agentes se encuentran en su día a día.

Una de las cuestiones principales giraba en torno al polémico Régimen de Actuaciones Individuales (RAI), por el que, desde 2011, se premiaba a los agentes que más multaban, y no así a quienes más auxilios en carretera realizaban. Con ello se estaría incentivando que la Agrupación multara. Para los interlocutores, el problema quedó resuelto con la implantación del nuevo Índice de Actividad Personal (IAP), que otorga a los auxilios el mismo valor que a las multas. Con él, aseguran, solo un agente ha perdido la prima por productividad. La AEGC desconoce este dato, y ha anunciado que investigará para verificarlo.

La asociación pidió también que los agentes de más de 45 años no tuvieran que utilizar las motos. Según la AEGC, a esa edad ya empieza a haber limitaciones físicas que afectan a la conducción de vehículos de dos ruedas, y se pone en riesgo la integridad de loa efectivos. Los generales informaron de que, basándose en un estudio, se fijó esta edad límite en 56 años, pero que, no obstante, se encargará un nuevo estudio para estudiar la propuesta.

Con respecto a los motoristas han hecho otra petición: la implantación de chalecos interiores protectores. En torno a esto, la buena noticia es que ya se ha adquirido una partida que se destinará a Madrid, Navarra y Sevilla y que se esperan más para destinarlos a todos los demás destacamentos del país. La mala es que, por cuestiones presupuestarias, no serán personales y tendrán que compartirlos.

Otras reclamaciones puestas sobre la mesa fueron la modificación de los turnos de trabajo, el incremento de las condecoraciones para el personal operativo y el dotar a los agentes de gas pimienta como material de defensa.

 

Fuente del artículo: Autopista.es

Froet pide para los camioneros los controles que tienen los pilotos

rp_2048x1536-fit_illustration-d-une-barriere-d-ecotaxe-sur-le-peripherique-nantais-1.jpg

La patronal quiere que la Administración establezca pruebas obligatorias para detectar el alcohol y las drogas

La patronal del transporte quiere que la Administración establezca para los conductores de los camiones los mismos controles preventivos que tienen los pilotos de aviación para detectar el posible consumo de alcohol o drogas. La petición fue formulada ayer por el presidente de la Froet, Pedro Díaz, durante la presentación de la jornada sobre seguridad vial en las empresas del transporte, celebrada en la sede de la organización empresarial. La Froet se queja de que la normativa vigente no contempla la obligación de que los camioneros deban pasar revisiones periódicas ni análisis capaces de detectar el consumo de sustancias que supongan un riesgo para la seguridad vial y la del propio trabajador, por lo que solo podrían actuar en caso de que haya evidencias claras «y con otros trabajadores como testigos», según apuntó Díaz.

El presidente de la patronal del transporte quiso dejar claro que se trata de un problema que puede afectar tan solo «al 0,2% de los 21.000 conductores que hay en Murcia», aunque también apuntó que en el transporte público, tanto de viajeros como de mercancías, «todo lo que pase de cero es una tasa excesiva». A su juicio, la mejor solución sería establecer para los camioneros unos controles similares a los que «están obligados a superar los pilotos de aviación». Esto permitiría que «cada año se hiciera un reconocimiento» con unos análisis específicos.

Otra de las alternativas es un dispositivo conectado al motor que impide arrancar al conductor cuando ha bebido, el llamado ‘alcolock’, que utilizan empresas de viajeros.

Por su parte, el presidente de la Asociación DIA de víctimas de accidentes de tráfico, Francisco Canes, puso el acento en el riesgo que el consumo de alcohol o drogas entraña para «sí mismos, para los demás usuarios de las carreteras y para los peatones». Francisco Canes, que utiliza una silla de ruedas a causa de un accidente de tráfico, defendió la necesidad de «dar herramientas a las empresas» para poder evitar cualquier riesgo.

La Froet se ha adherido a esta asociación, que está dedicada dar atención a las víctimas de accidentes de tráfico y a sus familias. También imparte formación profesional en seguridad vial y en técnicas de conducción a los transportistas.

En el encuentro intervino también el jefe de la Unidad de Seguridad y Salud Laboral de la Inspección de Trabajo, José Antonio Sanz, que aludió a una sentencia relativa a un conflicto en la empresa pública Tragsa, en la que se reconoce la obligatoriedad de los controles preventivos a trabajadores de esta compañía dedicados a la extinción de incendios. Recordó que el Constitucional protege «la intimidad del trabajador» e impide que «se puedan establecer controles por sistema», aunque «hay sentencias que dicen que superar la tasa de alcoholemia en un control es motivo de despido».

El responsable de Seguridad Laboral de la Inspección de Trabajo destacó especialmente los riesgos que entraña el transporte de jornaleros en furgonetas, dado que estos traslados causan un elevado número de accidentes mortales, como el registrado el pasado año en Lorca, en el que murieron cinco trabajadores. Para José Antonio Sanz, el mayor peligro al que se ven sometidos los jornaleros que diariamente cruzan la Región es «el cansancio» y «las largas jornadas de trabajo».

Por su parte, la jefa provincial de Tráfico, Virginia Jerez, recordó que en 2016 hubo tres fallecidos que habían consumido alcohol o drogas, «aunque ninguno de ellos conducía un vehículo de mercancías o de viajeros». Jerez negó que se trate de «estigmatizar una profesión» y atribuyó a la experiencia y pericia de los agentes de la Guardia Civil y de las policías locales el elevado porcentaje de los conductores que dan positivo en las pruebas de alcoholemia. Destacó que el 47% de los peatones accidentados en 2015 también habían consumido alcohol o drogas.

Fuente: Laopiniondemurcia.es

Buscan a un portero de discoteca por el asesinato a tiros y cuchilladas del camionero de Real de Gandia

La Guardia Civil identifica al séptimo presunto implicado, al que sitúa en el escenario del crimen.

La Guardia Civil de Albacete busca a un portero de discoteca que al parecer suele trabajar en Gandia por su presunta implicación en el asesinato del camionero valenciano Francisco Javier Marcos Benavent, muerto a tiros y cuchilladas en Caudete (Albacete) en noviembre de 2014. El vigilante de seguridad sería el séptimo implicado y, según la información que manejan los investigadores y que forma parte del atestado, sobre el que ya no pesa secreto, habría estado presente en el momento del crimen. Su grado de participación es conocido por el resto de testimonios, y sólo podrá ser dirimido cuando se le detenga y ofrezca su versión al juez.

De momento, los agentes de Homicidios de Albacete no han localizado al presunto homicida, ya que permanece escondido desde que se puso en marcha la operación policial para detener a los responsables, en la madrugada del pasado 4 de febrero. Ese día, tal como adelantó en exclusiva Levante-EMV, la Guardia Civil detuvo en varios municipios de la Ribera a los seis primeros presuntos implicados, entre ellos, el supuesto autor material del crimen.

Las investigaciones permitieron establecer que la víctima fue abortada a la salida de Caudete en dirección a Yecla, cuando circulaba con su camión. Los agentes han averiguado que Francisco Javier, cuyos movimientos en tiempo real conocían con una sospechosa precisión, gracias, al parecer, a la contribución de otro de los sospechosos, fue atacado por cuatro hombres, dos en cada uno de los dos coches que encerraron al camionero y le obligaron a detener bruscamente su vehículo en el arcén tras desviarlo de la carretera.

Tres de esos hombres fueron identificados y detenidos el día 4 de febrero, pero el cuarto no pudo ser localizado, por lo que se inició su búsqueda, que aún no ha dado sus frutos. Se trataría, según las investigaciones policiales, de un vecino de Riola -otro de los presuntos implicados ya fue arrestado en ese municipio durante la operación de febrero- que suele trabajar como portero de discoteca en Gandia, a quien algunos llaman Hulk por su fuerte complexión.

Su declaración ante la Guardia Civil se antoja fundamental para sus intereses, ya que es el único modo de rebatir las versiones de los demás acusados y de que se conozca la suya propia.

Casi una ejecución
El asesinato de Francisco Javier Marcos Benavent, que tenía 40 años, se produjo en torno a las cuatro y media de la tarde del 28 de noviembre de 2014. Ese día, había dejado su coche en Corbera, donde residía desde que se había separado de su mujer, y se había ido con uno de los camiones de su propiedad a llevar naranjas a distintos mayoristas.

En Caudete descargó y, cuando acababa de tomar la carretera 3-44 para continuar la ruta hacia Yecla, nada más salir de la rotonda de salida de Caudete, dos vehículos -uno robado en Sueca, que luego quemaron, y otro, alquilado y devuelto a la compañía- le hicieron una encerrona y le obligaron a detenerse. Una vez que consiguieron que descendiese de la cabina, lo arrinconaron entre el lateral del camión y la valla de protección metálica de la carretera y lo cosieron a cuchilladas y disparos. Luego, dejaron su cuerpo sin vida caída casi bajo la caja del camión y escaparon.

Durante más de dos años, el grupo de Homicidios de la Policía Judicial de la Comandancia de Albacete reconstruyó la vida de Francisco Javier hasta delimitar quiénes y por qué, supuestamente, acabaron con su vida. Los seis primeros sospechosos fueron apresados el pasado 4 de febrero en cuatro municipios de la Ribera y ahora sólo falta la detención del séptimo presunto implicado para cerrar el caso.

Teresa Domínguez | València

 

Fuente: Levante-emv.com

« Older Entries Recent Entries »