Fomento baraja prohibir la circulación de camiones en la N-II entre Fraga y Alfajarín

Sopesa forzar a los vehículos pesados a usar la autopista AP-2, mientras sigue sin desdoblar la carretera nacional

 

Tramo sin desdoblar de la veterana carretera N-II, entre las localidades aragonesas de Fraga y Alfajarín

Camiones – Tramo sin desdoblar de la veterana carretera N-II, entre las localidades aragonesas de Fraga y Alfajarín – Fabián Simón

 

El Ministerio de Fomento baraja prohibir la circulación de camiones en la N-II, en el tramo comprendido entre Fraga y Alfajarín, auténtico punto negro de la red viaria aragonesa y uno de los más conflictivos a nivel nacional. La fórmula lleva meses estudiándola el Ministerio, según ha podido saber ABC, aunque todavía no ha cuajado en una decisión al respecto.

El tramo Fraga-Alfajarín es el único que queda sin desdoblar en el eje de la antigua N-II entre Madrid y Barcelona, y en el que este martes se produjo otro accidente que dejó dos heridos graves y cinco leves, al chocar un camión y una furgoneta.

Este tramo aragonés de la veterana N-II es el único que impide circular totalmente por autovía entre las dos grandes capitales españolas.

Los municipios situados en ese tramo de carretera llevan décadas exigiendo el desdoblamiento. Ese hartazgo lo expresan igualmente los alcaldes de la zona, que denuncian el bloqueo que lastra desde hace años el prometido desdoblamiento. Plazos incumplidos, retrasos, compromisos en la estacada y presupuestos estatales que no alcanzan para una obra que, según insisten los alcaldes, es fundamental por motivos no solo de seguridad vial sino, también, de desarrollo económico.

A falta de autovía entre Fraga y Alfajarín, la alternativa es la autopista de peaje. Y, a falta de desdoblamiento de la N-II, el remiendo puesto en práctica es la bonificación del peaje para vehículos pesados, a fin de abaratar el coste e incentivar que los camiones vayan por la autopista.

Sin embargo, es una solución parcial y de efecto limitado. En diciembre de 2016, el asunto fue tratado en una reunión entre el consejero aragonés de Ordenación del Territorio, José Luis Soro(CHA), y el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. En aquella reunión se destacó que era necesario adoptar alguna fórmula de más impacto para sacar el tráfico pesado y aumentar la seguridad en ese tramo de la N-II. Un tramo por el que circulan entre 8.000 y 11.000 vehículos de media diaria -datos contabilizados en el año 2015-, de los que entre 6.000 y 7.000 son camiones de diverso tonelaje.

Mientras la conversión en autovía de ese tramo de N-II se eterniza sin un horizonte claro, para exasperación de usuarios, habitantes y empresas de la zona, ayuntamientos y transportistas, el Ministerio de Fomento está sopesando aplicar la misma fórmula que ya puso en marcha hace más de dos años en otro tramo de la N-II en Gerona, y que el consejero José Luis Soro ya apuntó en su momento ante el ministro De la Serna.

Pero también en este caso el Ministerio de Fomento se lo está tomando con tiempo. Lleva desde el año pasado dándole vueltas a la posibilidad de implantar en el tramo Fraga-Alfajarín esa prohibición del tráfico de camiones. Incluso lo ha constatado en una reciente respuesta escrita en el Congreso de los Diputados. En ella, el Ministerio indica que «actualmente se está trabajando en medidas para implantar desvíos obligatorios de vehículos pesados desde la N-II a la AP-2 entre Alfajarín y Fraga». Pero esos estudios siguen sin cuajar en una decisión al respecto, de momento.

 

Fuente – Abc.es

 

 

 

Envíanos tu historia, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

HI

Comentarios

comentarios