Fin de la odisea del camión murciano ‘secuestrado’ por los Mossos

El gerente de la empresa propietaria del vehículo confirma que la policía autonómica le ha permitido llevárselo bajo su «propio riesgo», porque no le levantan la inmovilización, y le avisan de que le pueden «acusar de un delito de desobediencia»

 

Fin de la odisea. El gerente de la empresa Tipismo S.L., Jesús Antonio López, consiguió este miércoles el permiso para poder traer de regreso su camión a Murcia. El murciano mantuvo una reunión con los directores de Transportes y Tráfico de la Generalitat para buscar una solución. «Me han dicho que me puedo llevar el camión a Murcia. Así que lo arreglaré cuando llegue a la capital. Dicen los Mossos que me lo llevo bajo mi propio riesgo, porque ellos no levantan la inmovilización. Y aseguran que me pueden acusar de un delito de desobediencia», explicó López a ‘La Verdad’, antes de remolcar la cabeza tractora en una góndola, para trasladar el vehículo a la Región.

La odisea comenzó ayer, cuando los Mossos pararon en un control a uno de los camioneros de Jesús Antonio, que llevaba naranjas a Perpiñán. «Vieron que el piloto del AD-Blu -un sistema anticontaminante- estaba encendido, por lo que inmovilizaron el vehículo», relata López. Cuando su empleado le contó lo que había sucedido, el gerente no dudó en coger una ‘góndola’, de las que transportan maquinaria, para viajar hasta Cataluña con la intención de traer de regreso su camión. «Me han dado la sanción, de 200 euros, nada más llegar. Y he tenido que mandar otra cabeza tractora para entregar las naranjas a mi cliente de Perpiñán», asegura.

En ese momento, López llamó a un taller de Murcia y le dijeron que la avería costaba arreglarla 1.700 euros. «Los Mossos dicen que no, que tengo que arreglarlo en el taller de Reus porque estoy en su territorio. ¡Claro, arreglarlo aquí me cuesta 5.000 euros!», relata. «La Ley de Transportes deja bien claro que se puede inmovilizar un vehículo por no tener autorización de transporte, por manipular el tacógrafo o el limitador de velocidad y por exceso de carga. Es decir, que no me pueden inmovilizar el camión porque a ellos les da la gana», indicaba López antes de la resolución de este desaguisado.

Este murciano se enciende más aún cuando recuerda que el mosso con el que habló en primer lugar «me chuleó». «Nada más verme, me dijo: ‘Te digo yo que no te llevas el camión. O lo arreglas aquí o lo mandas al desguace’. No hay derecho a esto. ¿Pero qué se han creído?», se pregunta.

Seguidamente, López llamó ayer a su abogado para contarle lo sucedido porque tiene pensamiento de denunciar los hechos ante la Guardia Civil. «Lo haré cuando llegue a Murcia. Dice mi letrado que no tiene mucho sentido denunciar a los Mossos d’Esquadra en su propio cuartel», relataba. «He llamado al 112, a un número de teléfono que hay en la denuncia y he conseguido hablar con el mayor de los Mossos. Este sí me ha tratado con respeto. Pero se basa en que me inmovilizan el camión por una ley que ellos dicen que van a aprobar. No existe aún», se indignaba López.

 

Ver más en – Laverdad.es

 

 

Envíanos tu historia, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

HI

Comentarios

comentarios