Category Archives: Reglamento

El vacío legal relativo al certificado de actividades sigue siendo causa de sanciones

rp_inspeccion-2016.jpg

El certificado de actividades no es obligatorio pero sí que sustituye a un registro obligatorio que, además, es difícil de justificar sin el mismo.

La carencia del ‘certificado de actividades’ a bordo de un vehículo de transporte continúa siendo sancionada en España, a pesar de que tanto la Comisión Europea como el Ministerio de Fomento confirmaron a mediados de 2016 la no obligatoriedad del mismo.

La indefinición de los textos oficiales que recogen su uso supone un vacío legal que deja a los criterios de la autoridad inspectora la posibilidad de sancionar al conductor con multas de 1.001 euros.

La nota orientativa nº 7 de la Comisión Europea es tajante: “Los Estados miembros no impondrán a los conductores la obligación de presentar documentos que den fe de sus actividades cuando no se encuentran en el vehículo”, señala un texto que no hace sino recordar lo recogido, con los mismos términos, en el artículo 34 del Reglamento UE 165/2014 del Parlamento Europeo y del Consejo.

Tras la publicación de la nota europea en mayo de 2016, el Ministerio de Fomento trasladó a los transportistas sus aclaraciones sobre la utilización del certificado de actividades, un documento bastante contradictorio que se puede descargar en este enlace.

Contradicciones

Por un lado, el texto hace hincapié en que “no es obligatoria” la utilización del certificado. Sin embargo, también señala que “si en el transcurso de una inspección en la carretera el conductor no aporta todos los registros obligatorios y no utiliza un certificado de actividades, cuando haya que denunciar a la empresa se sancionará por carencia de los registros obligatorios y nunca por carencia de certificado de actividades”.

Así, entre los “registros obligatorios” se encontraría la justificación de las actividades que un conductor ha realizado los 28 días anteriores al control, lo cual “se puede voluntariamente” justificar con el certificado de actividades para evitar una posible sanción.

Dicho de otro modo, el certificado de actividades no es obligatorio pero sí sustituye a un registro obligatorio que, por otro lado, es muy difícil de justificar si no es con este documento.

De hecho, este medio ha tenido acceso a sanciones impuestas recientemente a transportistas en las que se cita textualmente como causa de la sanción la “carencia del certificado de actividades”. Por todo ello, varias asociaciones de transportistas aconsejan a sus asociados seguir llevándolo en cabina.

 

Fuente del artículo: Cadenadesuministro.es

Las obligaciones de Carga y Descarga: ¿La descarga la efectuará el chófer?

17022307_418454118504673_1198074762613282687_n

Uno de los puntos que, a nuestro juicio, tiene más relevancia en el campo del transporte de mercancías es el de las obligaciones de carga, descarga, estiba y desestiba. Desde una perspectiva operativa, esta actividad juega un papel esencial en las exigencias de rapidez y seguridad que el mercado del transporte demanda. Pero es que además, desde una perspectiva jurídica, las operaciones de carga y descarga plantean dos importantes cuestiones: la determinación de los sujetos que están obligados a realizar dichas operaciones y la atribución de la responsabilidad por los daños que se puedan producir durante dicho proceso. Ambas cuestiones revisten una especial relevancia en el ámbito de la regulación del transporte, si se tiene en cuenta que en un estudio oficial realizado hace algún tiempo, se concluyó que el 70% de los daños producidos en las mercancías durante los transportes por carretera se registran en la fase de carga, descarga, estiba y desestiba de las mercancías. Determinar con precisión a quien incumbe la realización de las operaciones de carga y descarga, así como la responsabilidad por los daños que puedan derivarse de las mismas, constituye una de las funciones más importantes que debe desempeñar la regulación del contrato de transporte terrestre.

 

 

Hasta la aprobación de la Ley 15/2009 de 11 de noviembre de contrato de transporte de mercancías esta cuestión se regulaba en el artículo 22 de la LOTT:

“En los servicios de transporte de mercancías por carretera de carga completa, las operaciones de carga de las mercancías a bordo de los vehículos, así como las de descarga de éstos, serán por cuenta, respectivamente del cargador o remitente y del consignatario, salvo que expresamente se pacte otra cosa antes de la efectiva presentación del vehículo para su carga o descarga. Igual régimen será de aplicación respecto de la estiba y desestiba de las mercancías.

 

Los referidos cargador o remitente y consignatario serán asimismo, responsables de los daños ocasionados como consecuencia de las deficiencias que se produzcan en las operaciones que les corresponda realizar de conformidad con lo señalado en el párrafo anterior.

1170983377_B975458315Z.1_20150504185608_000_GLV4E1NQ1.1-0_mini[1]

 

No obstante, la referida responsabilidad corresponderá al porteador, tanto si previamente medió pacto expreso al efecto como en caso contrario, en todos aquellos supuestos en que haya sido él mismo, o el personal de él dependiente, quien hubiese realizado las operaciones a que se refieren los párrafos anteriores. Asimismo, responderá el porteador de los daños sufridos por las mercancías transportadas como consecuencia de una estiba inadecuada, aun cuando tal operación se hubiera realizado por el cargador o remitente, si éste la llevó a cabo siguiendo las instrucciones impartidas por aquél”.

 

 

Se trata de un precepto que ha traído ciertos quebraderos de cabeza porque, en la práctica, la experiencia difiere muchas veces de lo que dice el precepto. En el art. 22 se indica que en carga completa cargan y descargan las mercancías el cargador y el destinatario respectivamente; y en carga fraccionada, por el contrario, es el transportista quien lleva a cabo este tipo de operaciones. Aparentemente la cuestión no tiene vuelta de hoja. Sin embargo, se trata de una norma dispositiva ante la cual, cabe pacto en contrario, con lo que se admite que las partes puedan apartarse de esta orientativa regulación. El problema es que en la práctica lo que ha sucedido tradicionalmente es que más que pactarse, la empresa cargadora o destinataria “induce” al transportista a que sea él quien realice esas operaciones, aun sin estar obligado a hacerlo. De este modo, siguiendo el tenor actual del art. 22.2º párrafo 3 LOTT, los porteadores son responsables de los daños causados en las mercancías durante su carga o descarga, aunque no les incumbiera realizarla legal o contractualmente, “cuando ellos mismos o el personal de él dependiente, fuesen quienes hubiesen realizado las operaciones a que se refieren los párrafos anteriores”.

 

 

Para intentar solventar esta situación la Ley de contrato de transporte de mercancías a través de su art. 20 ha dejado de lado, por su componente ciertamente artificial, la diferenciación de los regímenes de carga completa y fraccionada, distinguiendo la carga completa y la paquetería. El principio general es que el cargador debe proceder a realizar la carga, y el destinatario a descargar las mercancías y, si no se hace así, deberán pactarse las condiciones y el precio que el transportista debe cobrar por realizar estas tareas complementarias. La posible responsabilidad de que se generen daños, deberá ser soportada por quien manipula la mercancía. Al transportista ya no se le hace responsable de los daños que haya podido ocasionar cuando hubiera realizado estas operaciones sin tener obligación de hacerlo, reconfigurando el régimen legal hacia unos parámetros más ecuánimes y razonables en los que se hace depender la responsabilidad de los compromisos asumidos legal o contractualmente.

 

 

Este principio general se excepciona para los casos de paquetería en los que corresponde al transportista realizar toda la labor de carga y descarga por las peculiaridades de este tipo de transportes, entendiendo por tales lo que impliquen la recogida o reparto de envíos de mercancías consistentes en un reducido número de bultos que puedan ser fácilmente manipulados por una persona sin otra ayuda que las máquinas o herramientas que lleve a bordo el vehículo utilizado. El asunto más discutible en este terreno es el de la estiba y la desestiba. El art. 20.3º de la Ley establece que el transportista será quien, por razones tanto de seguridad como de beneficio empresarial, deberá hacerse cargo de la estiba o, al menos, dar las instrucciones pertinentes para su ejecución. A diferencia de lo contemplado en el art. 22 LOTT, se ha perfilado con mayor precisión la responsabilidad en la que puede incurrir el transportista en la estiba y desestiba de los transportes de paquetería, quedando claro que es él quien debe responder de los daños que se generen durante las mismas, teniendo en cuenta que cada uno de ellos debe responder de lo que ha hecho, y que sólo debe proceder a llevar a cabo dichas tareas si así lo han pactado expresamente y recibe por ello una remuneración específica.

Fuente: Cialt.com

SANCIONES TACÓGRAFO

836ae18649b81be047687d89c7cad4
Sanciones Tacógrafo

Sanciones tacógrafo por las infracciones cometidas por falta, manipulación o utilización deficiente de los tacógrafos, así como de los discos y tarjetas

Sanciones tacógrafo por manipulación, mal uso, discos y tarjetas
Las empresas nacionales, y de cualquier Estado miembro de la UE, que dedican su actividad al transporte por carretera de viajeros o mercancías (incluidas en el ámbito de aplicación del Reglamento (CE) 561/2006), están obligadas a instalar y utilizar un tacógrafo a bordo de sus vehículos.

El reglamento del tacógrafo es de aplicación a todos los conductores, ya sean españoles o extranjeros, que realicen algún tipo de transporte por carretera:

  • de mercancías (siempre y cuando el vehículo o conjunto de vehículos incluido cualquier remolque o semirremolque tenga un PMA superior a 3,5 toneladas).
  • o de viajeros (en vehículos fabricados o adaptados de forma permanente para transportar a más de nueve personas, incluido el conductor, y destinados a tal fin).

* siendo de igual aplicación para el transporte realizado en servicio público o privado, en el interior de España, por el territorio de la Comunidad Europea, llevando el vehículo en carga o circular en vacío.

La misma norma reguladora de los tiempos de conducción y descanso (Reglamento (CE) 561/2006), así como el Real Decreto 640/2007 establecen una serie de excepciones a la utilización del tacógrafo que os contaremos en otro artículo debido a su extenso contenido, también os puede interesar saber los importes de las multas tiempos de conducción y descanso.

Las empresas que desconocen la obligatoriedad del uso o instalación del tacógrafo pueden cometer una infracción en materia de transporte con su consecuentes sanciones.
Este presente artículo, sanciones tacógrafo, está dirigido a todo aquel usuario, ya sea empresario o conductor, que desea conocer las implicaciones por la falta de instalación del aparato tacógrafo, de su manipulación, así como de cualquier otra falta relacionada con los discos o tarjetas del tacógrafo.


Multas por falta, carencia o no utilización del tacógrafo »Multas por mal funcionamiento del tacógrafo »
Multas por manipulación del tacógrafo »Multas en relación a los discos y tarjetas del tacógrafo »

• • •

Sanciones tacógrafo por falta (carencia) o por la no utilización

Las sanciones impuestas por cualquiera de los conceptos enumerados más abajo se consideran infracciones de carácter muy grave.

Concepto de la infracción:

• Carecer del tacógrafo o de alguno de sus elementos.
• No utilizar el tacógrafo que va instalado en el vehículo.
• Llevar instalado y/o utilizar un tacógrafo no homologado.
• Carecer del tacógrafo digital que exista la obligación de llevar instalado en el vehículo.

La sanción conlleva:
– Multa de 2.001 € a 4.000 €
– Pérdida de la honorabilidad de la persona que, en su caso, ocupe el puesto de gestor de transporte en la empresa “infractora”, durante un plazo no superior a un año.

Ante la infracción responderá la empresa transportista.

Norma infringidaNorma sancionadoraPrecepto sancionado
Art. 3.1 Reglamento CEE 3821/85Art. 140.20 LOTTArt. 143.1.h) LOTT

• • •

Subir

Sanciones tacógrafo por inadecuado funcionamiento

Se consideran de carácter muy grave cualquiera de las sanciones impuestas por el uso inadecuado del tacógrafo, considerándose uso inadecuado cualquiera de los siguientes conceptos:

• El inadecuado funcionamiento imputable al transportista del tacógrafo, o de alguno de sus elementos.
• La utilización del tacógrafo sin haber realizado su calibrado o revisión periódica en los plazos y forma establecidos.
• La utilización del tacógrafo habiendo sido reparado en un taller no autorizado.
• La utilización del tacógrafo analógico / digital careciendo de los precintos o placas preceptivos o de alguno de los datos obligatorios.
• Circular con el tacógrafo averiado durante más de 7 días.
• El uso incorrecto del selector de actividades del tacógrafo.
• Llevar el reloj del tacógrafo marcando una hora distinta a la del país de matriculación o a la real siempre que ello impida la lectura adecuada de las actividades del conductor.

La sanción conlleva una multa de 1.001 a 2.000 €

Ante la infracción responderá la empresa transportista.

Norma infringidaNorma sancionadoraPrecepto sancionado
Art. 3.1; Art. 15.3; Art. 16.1; Anexo I.V.3; Anexo I.V.4; Anexo IB.V.2; Anexo IB.V.3 del Reglamento CEE 3821/85Art. 140.26; Art. 140.33; Art. 140.34 LOTTArt. 143.1.g) LOTT

• Llevar mal colocado el disco diagrama en el aparato de control, impidiendo su lectura.

La sanción conlleva una multa de de 2.001 a 4.000 €

Ante la infracción responderá la empresa transportista.

Norma infringidaNorma sancionadoraPrecepto sancionado
Art. 15.2 Reglamento CEE 3821/85Art. 140.22 LOTTArt. 143.1.h) LOTT

• • •

Subir

Sanciones tacógrafo por manipulación

Se consideran sanciones muy graves la manipulación del aparato tacógrafo o la simple presencia, instalación de cualquier otro aparato que altere el funcionamiento del tacógrafo:

• La manipulación del tacógrafo o de alguno de sus elementos, así como la de otros instrumentos o medios de control que exista la obligación de llevar instalados en el vehículo, con objeto de alterar su funcionamiento o modificar sus mediciones.

• La instalación o presencia de cualquier clase de elementos mecánicos, electrónicos o de otra naturaleza con la finalidad de alterar el funcionamiento del tacógrafo o modificar sus mediciones, aunque no se encuentren en funcionamiento en el momento de realizarse la inspección.

La sanción conlleva:
– Multa de de 4.001 a 6.000 €
– Pérdida de la honorabilidad de la persona que, en su caso, ocupe el puesto de gestor de transporte en la empresa “infractora”, durante un plazo no superior a un año.
– Inmovilización del vehículo hasta que se supriman los motivos determinantes de la infracción (se puede retener la documentación del vehículo, de la mercancía así como de la correspondiente autorización) hasta que la misma se subsane, pudiendo trasladar, en caso necesario, el vehículo a un taller autorizado.

¿Quién responderá por la infracción?
– La empresa transportista,
– Instalador, Colaborador (aquellas personas que hubiesen manipulado el tacógrafo o colaborado en la instalación o comercialización del mismo):

Los conductores que sean responsables de estas conductas podrán ser sancionados con multas de hasta 500 € y una pérdida de 6 puntos en base al art. 77 m):

Participar o colaborar en la colocación o puesta en funcionamiento de elementos que alteren el normal funcionamiento del uso del tacógrafo o del limitador de velocidad

y al punto 7 del Anexo II de la Ley de Seguridad Vial.

Además, la persona particular que colabore en la manipulación del tacógrafo podría incurrir en un delito de falsedad documental según varias sentencias (artículo 390.1 del Código Penal).

Norma infringidaNorma sancionadoraPrecepto sancionado
Art. 15.8 Reglamento CEE 3821/85Art. 140.10 LOTTArt. 143.1.i) LOTT

• • •

Subir

Sanciones tacógrafo en relación a los discos o tarjetas

Sanciones tacógrafo de carácter muy grave por falta de datos, registros o mal uso

• Falsificación de las hojas de registro, tarjetas de conductor, el falseamiento de su contenido o de losdocumentos de impresión obligatorios.

La sanción conlleva:
– Multa de 4.001 € a 6.000 €.
– Pérdida de la honorabilidad de la persona que, en su caso, ocupe el puesto de gestor de transporte en la empresa infractora, durante un plazo no superior a un año.

¿Quién responderá por la infracción?
• La empresa transportista,
• Instalador, Colaborador.

Norma infringidaNorma sancionadoraPrecepto sancionado
Art. 15.8 Reglamento CEE 3821/85Art. 140.9 LOTTArt. 143.1.i) LOTT

• Carencia significativa de hojas de registro, o de datos registrados en el tacógrafo o en las tarjetas de los conductores que exista obligación de conservar en la sede de la empresa.
• La falta de identificación del conductor en una hoja de registro o documento de impresión de los tiempos de conducción y descanso, consistente en no consignar los apellidos y/o nombre, o no consignar toda la información cuando las normas de la UE reguladoras de la materia le atribuyan la consideración de infracción muy grave.
• Utilizar la tarjeta de otro conductor o una hoja de registro con nombre o apellido diferentes a los del conductor.
• Llevar insertada una tarjeta que no debería utilizarse por haberse expedido un duplicado posterior.
• No llevar insertada en el tacógrafo la tarjeta de conductor o la hoja de registro de los tiempos de conducción y descanso, cuando ello resulte exigible o hacerlo de forma incorrecta. O no haber efectuado los documentos impresos al inicio y a la finalización del viaje en los supuestos de deterioro o mal funcionamiento de la tarjeta de conductor o en caso de que ésta no obre en poder suyo.
• La conservación de registros en la empresa sin cumplir la estructura de campo o la extensión del fichero reglamentariamente establecidas.

La sanción conlleva una multa de 2.001 € a 4.000 €

Ante la infracción responderá la empresa transportista.

Norma infringidaNorma sancionadoraPrecepto sancionado
Art. 14.2; Art. 13; Art. 14.4…etc Reglamento CEE 3821/85Art. 140.21; Art. 140.22 LOTTArt. 143.1.h) LOTT

• La carencia a bordo del vehículo de las hojas de registro de los tiempos de conducción y descanso ya utilizadas o de los documentos de impresión que resulte obligatorio llevar, con independencia del tipo de tacógrafo, analógico o digital, que se esté utilizando.
• No llevar a bordo del vehículo la tarjeta de conductor, aunque se esté utilizando un tacógrafo analógico, cuando resulte necesaria para apreciar las condiciones de conducción durante el período anterior exigible.
• La utilización en el tacógrafo de hojas de registro o tarjetas de conductor que se encuentren manchadas o estropeadas de tal manera que impidan la lectura de los datos registrados.
• La utilización de una misma hoja de registro de los tiempos de conducción y descanso por un período de tiempo superior al que corresponda, cuando haya dado lugar a una superposición de registros que impida su lectura.

La sanción conlleva una multa de 1.001 € a 2.000 €

Ante la infracción responderá la empresa transportista.

Norma infringidaNorma sancionadoraPrecepto sancionado
Art. 15.1; Art. 15.2; Art. 15.7 Reglamento CEE 3821/85Art. 140.24; Art. 140.25; Art. 140.35 LOTTArt. 143.1.g) LOTT

Sanciones tacógrafo de carácter grave por falta de datos, registros o mal uso

• La utilización de hojas de registro de los tiempos de conducción y descanso no homologadas o que resulten incompatibles con el tacógrafo utilizado.
• La falta de consignación de la fecha de comienzo o final de utilización de una hoja de registro o documento de impresión de los tiempos de conducción y descanso.
• La falta de consignación en una hoja de registro o documento de impresión de los tiempos de conducción y descanso de la lectura del cuentakilómetros al comienzo del viaje
• La carencia no significativa de hojas de registro, de documentos de impresión o de datos registrados en las tarjetas de los conductores que exista la obligación de conservar en la sede de la empresa a disposición de la Administración.

La sanción conlleva una multa de 601 € a 800 €

Ante la infracción responderá la empresa transportista.

Norma infringidaNorma sancionadoraPrecepto sancionado
Art. 14.1; Art. 14.2; Art. 15.5 Reglamento CEE 3821/85Art. 141.11; Art. 141.12; Art. 141.13 LOTTArt. 143.1.e) LOTT

Sanciones tacógrafo de carácter leve por falta de datos, registros o mal uso

Sanciones tacógrafo de carácter leve consecuencia del uso inadecuado de los discos diagrama o por falta de papel de impresión en el tacógrafo:

• La utilización de hojas de registro de los tiempos de conducción y descanso manchadas o estropeadas cuando los datos registrados resulten legibles.
• La utilización de hojas durante un período mayor a aquel para el que esté previsto, cuando no haya supuesto la pérdida de datos.
• La retirada no autorizada de las hojas de registro cuando ello no afecte a los datos.
• Insuficiente papel de impresión en el vehículo.

La sanción conlleva una multa de 301 € a 400 €

Ante la infracción responderá la empresa transportista.

Norma infringidaNorma sancionadoraPrecepto sancionado
Art. 14.1; Art. 15.1; Art. 15.2 Reglamento CEE 3821/85Art. 142.3 LOTTArt. 143.1.c) LOTT

Sanciones tacógrafo de carácter leve por omisión de cualquiera de los siguientes datos tanto en los discos diagrama como en las hojas impresas en caso de tacógrafos digitales

• La falta de consignación del lugar de comienzo o del final de utilización en una hoja de registro o documento de impresión de los tiempos de conducción y descanso.
• La falta de consignación del número de matrícula en una hoja de registro o documento de impresión de los tiempos de conducción y descanso.
• La falta de consignación de la lectura del cuentakilómetros en una hoja de registro o documento de impresión de los tiempos de conducción y descanso, al final de la jornada.
• La falta de consignación de la hora de cambio de vehículo en una hoja de registro o documento de impresión de los tiempos de conducción y descanso.
• La falta de consignación del símbolo del país en el aparato de control.

La sanción conlleva una multa de 301 € a 400 €

Ante la infracción responderá la empresa transportista.

Norma infringidaNorma sancionadoraPrecepto sancionado
Art. 15.5 Reglamento CEE 3821/85Art. 142.4 LOTTArt. 143.1.c) LOTT

• • •

Subir

Vamos a hacer un inciso sobre la responsabilidad de las infracciones en materia de transporte:

La responsabilidad administrativa en caso de infracciones en materia de transporte está definida en el artículo 138 de la LOTT. Corresponde a la persona física o jurídica titular de la autorización de transporte o a la titular de la actividad (en caso de exención de la autorización). En resumen, la responsabilidad la tiene la empresa, sea un autónomo o una sociedad, aunque las acciones u omisiones de las que dicha responsabilidad derive hayan sido materialmente realizadas por ellas o por el personal de su empresa.

Cabe destacar que desde el cambio de la LOTT en 2013 por la Ley 9/2013, se ha añadido un punto al artículo 138 en el cual se abre la posibilidad a las empresas de no responder por las infracciones cometidas por sus conductores en relación con los tiempos de conducción y descanso de los conductores o con la manipulación, falseamiento, o uso indebido del tacógrafo cuando acrediten que los hechos que las determinaron constituían una falta muy grave de indisciplina o desobediencia con una consecuencia de sanción (impuesta según las disposiciones legales o el convenio colectivo para esta clase de faltas). Y siempre que dicha sanción haya sido declarada procedente mediante sentencia firme o no haya sido objeto de reclamación judicial por parte del trabajador en el plazo previsto para ello.

Como siempre, si tenéis alguna duda respecto a este artículo “sanciones tacógrafo“, podéis dejar algún comentario más abajo.

Ver fuente original del artículo en: Buscadordetransportes.com

Una sentencia augura que se prohibirá el descanso en el camión en toda la UE

tacografo_xoptimizadax-k17D-U20617263422d4B-575x323@Diario_Vasco_mini[1]

Las multas en Francia por el descanso semanal se extienden tras la sentencia en Holanda

Cambio radical en el uso del camión si el concepto se extiende.

Francia ha conseguido lo que se dijo por muchas asociaciones que era imposible, que es que fuese legal multar a los transportista por no efectuar el descanso semanal fuera de la cabina. Una sentencia en Holanda y la posición del abogado general del Tribunal de Luxemburgo, auguran que la norma se hará firme en toda la UE. Francia lo aplica con intensidad.

Mucho se dijo que eso lo iba a anular la Comisión Europea y la Unión Europea. Mucha seguridad se dio a los transportistas de que nada iba a pasar y la realidad es que sí ha pasado. La Unión Europea ha dicho que las multas por efectuar el descanso semanal en cabina son legales y los franceses, que ya estaban a ello, se han puesto con renovado entusiasmo.

A razón de 750 euros por infracción, los gendarmes franceses ya no tienen reparo de chequear en cualquier control rutinario, dónde se ha efectuado el descanso semanal y cómo se ha realizado.

La dinámica es clara. En cualquier chequeo le preguntan al conductor, que ahora al principio los están sorprendiendo, dónde ha efectuado su descanso de 45 horas que ven registrado en el tacógrafo. Si titubea ya está perdido, pero incluso aunque diga que lo ha efectuado fuera de la cabina lo siguiente es pedirla la factura del hotelito donde ha dormido. Si no la tiene multa.

Pero se da el caso, por lo que se ha trasladado a este medio, que incluso multan cuando el descanso semanal se ha realizado, por ejemplo en Bélgica en la cabina. Esta extraterritorialidad de las autoridades francesas es novedosa y curiosa. Significa que en cualquier control las autoridades francesas pueden inspeccionar los últimos días del tacógrafo, indagar por ello y multar, haciendo la vida más difícil a los transportistas españoles.

Como se ve, Francia y los países de la Alianza, los nueve países más grandes excepto España que no se ha unido a ella, están aplicando las leyes de la Unión Europea con contundencia.

Poco va a faltar para que con toda la información que extraen del tacógrafo digital, más la que se les comunica por vía telemática o fax para el cabotaje, acaben teniendo suficiente información como para predecir con antelación dónde se ha efectuado el descanso semanal para pedir los comprobantes de pago en los hoteles y casi para multar automáticamente.

Como se ve, España cada vez cuenta menos en Europa y a los empresarios españoles se les trata cada vez peor.

Fuente de la noticia: Transcamion.es

LA INSPECCIÓN DE TRABAJO CONSIDERA VÁLIDO EL TACÓGRAFO PARA REGISTRAR LA JORNADA

836ae18649b81be047687d89c7cad4

La Inspección de Trabajo confirma que el aparato tacógrafo es válido y suficiente para el registro de la jornada de trabajo de los conductores profesionales asalariados.

 

Los datos registrados en el tacógrafo deben conservarse al menos 4 años para no incurrir en infracción laboral.

 

Como ya informó FENADISMER el pasado mes de Septiembre, la Dirección General de Inspección de Trabajo dictó una Instrucción dirigida a los Inspectores de Trabajo para la intensificación del control en materia de tiempo de trabajo, estableciendo las instrucciones, a seguir en el control del cumplimiento de las normas sobre tiempo de trabajo por parte de las empresas, y en concreto, sobre la implantación de sistemas o mecanismos de registro de la jornada diaria de sus trabajadores, ya estén contratados a tiempo parcial o a jornada completa.

 

Según se establecía en dicha Instrucción, en base a lo recogido en el Estatuto de los Trabajadores en su artículo 35.5 “la jornada de cada trabajador se registrará día a día y se totalizará en el periodo fijado para el abono de las retribuciones, entregando copia del resumen al trabajador en el recibo correspondiente”, esto es, las empresas están obligadas a llevar un libro registro diario de las jornadas de trabajo que prestan sus trabajadores, el cual se puede realizar bien mediante formato electrónico con un sistema de fichajes, o bien manualmente, en un documento con la firma del trabajador.

nuevas_infracciones_3_mini[1]

Por lo que se refiere al sector del transporte por carretera, dado que los conductores profesionales están obligados a utilizar el aparato tacógrafo, el cual registra automáticamente las diferentes actividades que realiza el citado trabajador (conducción, otros trabajos, descanso, etc.), la Dirección General de Inspección de Trabajo ha confirmado a FENADISMER que el uso del tacógrafo es “aceptable y suficiente” en relación con el registro de su jornada de trabajo, dado que dicho aparato garantiza la fiabilidad e invariabilidad de los datos registrados.

 

En cuanto a la obligación de conservación de los registros realizados por el aparato tacógrafo, pese a que la regulación sectorial en materia de transporte establece un plazo máximo de tres años, sin embargo, la Inspección de Trabajo ha aclarado que, a efectos del cumplimiento de la legislación sobre infracciones y sanciones en materia laboral, deben conservar dichos registros al menos durante cuatro años, para poder comprobar el cumplimiento de la cotización a la Seguridad Social de los conductores asalariados por parte de la empresa transportista.

Fenadismer.es

« Older Entries