Category Archives: Automóviles

¡Saca tu coche clásico del garaje! Vuelve Spain Classic Raid

spain-classic-raid-b.jpg

La cuarta edición del que, a estas alturas, ya es uno de los raids para clásicos más importantes de nuestro país, está cerca de dar comienzo. Los más perezosos aún tienen tiempo de inscribirse y quitarle el polvo a sus coches para presentarse en la salida a finales del mes de octubre. ¡Que empiece la aventura!

Spain Classic Raid es una prueba de regularidad para coches con 25 años o más, en la que los participantes deben pasar obligatoriamente por un recorrido marcado en un cuaderno de ruta y respetar siempre unas velocidades medias que, en cualquier caso, siempre son inferiores a 50 km/h. Los vehículos van a menudo por pistas de tierra y ocasionalmente por asfalto. Dado que no es una carrera, los tramos están abiertos al tráfico.

Tras muchas horas de verificaciones, kilómetros recorridos para definir el roadbook, llamadas a los distintos organismos implicados… finalmente, el IV Spain Classic Raid está listo para dar el pistoletazo de salida. Del 21 al 28 de octubre, ocho días con sus ocho etapas, más de 100 clásicos levantando polvo por nuestra geografía, unos 2.300 kilómetros de recorrido y, quizá lo más importante, una organización formada por más de 20 personas que permanece siempre atenta a la caravana para ayudar en lo que haga falta.

El punto de partida este año será en Barcelona, y de allí se harán paradas en Lérida, Huesca, Zaragoza, Numancia, Burgo de Osma, Segovia, Ávila, Mérida, Córdoba, Bailén, Ciudad Real y Madrid. La novedad este año es que se han incluido dos circuitos (CPB de Bercimuel en Segovia y Consuegra en Toledo) donde los participantes podrán divertirse y dar rienda suelta a sus dotes al volante sin las restricciones propias de las vías abiertas al tráfico.

Los coches requieren una mínima preparación (figura en la web del evento), pero nada especialmente agresivo ni costoso. Además, no hay por qué hacer la prueba entera. Quizá haya quien quiera simplemente probar la experiencia o quien tenga poco tiempo disponible. Para todos ellos existe la posibilidad de elegir el día que mejor les encaje y entrar al terreno de juego a mitad de partido. Todo vale.

En Ecomotor tuvimos la ocasión de participar en la tercera edición del Spain Classic Raid (lo contábamos aquí) a bordo de un Fiat Panda y lo cierto es que el balance fue más que positivo. Si, igual que nosotros, eres un amante de la conducción y de los coches antiguos, se nos ocurren pocas opciones mejores que esta para evadirse durante unos días y entregarse en cuerpo y alma al juego del pilotaje, con navegación e incluso un puntito de competición (por la orientación y el cumplimiento de las medias) incluidos.

Quien quiera ampliar información sobre requisitos, inscripción, precios y demás puede hacerlo en esta página web.

 

Fuente – Eleconomista.es

Un coche se engancha a un panel informativo en el aeropuerto de Asturias

El incidente provocó complicaciones en la circulación de acceso al aeropuerto asturiano.

 

Es un trayecto habitual para el camión que devuelve al aeropuerto de Asturias los coches que las compañías de renting suelen utilizar desde la terminal asturiana. Pero este viernes, los cálculos de altura fallaron.

El camión accedía a la zona de aparcamiento cuando uno de los vehículos se quedó literamente enganchado en el panel informativo.

El incidente provocó complicaciones en la circulación de acceso al aeropuerto asturiano.

 

Fuente – Leonoticias.com

La leyenda de la campanilla en la moto

Cuenta la leyenda que hace muchos años, en una noche fría de Diciembre, viajaba un viejo motociclista de regreso de un viaje a México,con sus alforjas llenas de juguetes y algunas otras miniaturas para los niños de un albergue que se encontraba cerca del lugar donde trabajaba.

Mientras viajaba esa noche, pensaba en lo afortunado que había sido con la vida con él. Teniendo una adorable compañera de viaje que entendía su necesidad de conquistar las carreteras; en su vieja máquina que nunca le había abandonado en todos los años que habían compartido y en todos los lugares que había conocido.

A unos 65 kilómetros de la frontera, en la obscuridad del desierto, divisó un pequeño grupo de pequeñas criaturas nocturnas, que son conocidos como los duendes de la carretera. Ya sabes, ¿no? De esos que les da por dejar un zapato por aquí, un pedazo de algo por allá, una llanta reventada… y son también encargados de cavar los mortales baches por los cuales un motociclista puede pasar y chocar. Todo ello simplemente con el hecho de darles un poco de diversión.

En su camino el motocilista después de haber salido de una curva, fue emboscado por un grupo de ellos, quienes descontrolaron su motocicleta y lo hicieron patinar hasta hacerlo caer. En el accidente, una de sus alforjas pegó en el pavimento y se desprendió. Tirado ahí, sin poderse mover, los duendes del camino empezaron a rodearlo. Sin dejarse rendir, empezó a aventarles cosas a los duendes que se aproximaban. Finalmente, sin nada más que pudiera aventarles mas que una campana, empezó a sonarla con la esperanza de que el sonido espantara a los sucios duendes.

A poco menos de un kilómetro, otros dos motociclistas se encontraban acampando. A la luz de la fogata, hablaban de la jornada y las experiencias del día: de la libertad, del viento que soplaba en sus caras mientras cruzaban por el vasto país. En la quietud de la noche, escucharon que sonaba lo que para ellos era, la campana de una Iglesia. Impulsados en la cuirosidad y ansiosos de saber de dónde provenía ese sonido a esas horas de la noche, empezaron a seguir el sonido y llegaron hasta donde yacía el motociclista a punto de ser asechado por los duendes. Sin nada más que decir, y unificados por la hermandad que da el motociclismo, corrieron en su ayuda, espantando uno a uno a los duendecillos, hasta que todos estuvieron alejados.

Sientiendo una sincera gratitud por la ayuda que le brindaron, el viejo hombre se mostró pronto a pagarles por aquel servicio que le habían podido ofrecer esa noche, y como es bien sabido entre motociclistas, aquellos quienes corrieron en su apoyo se negaron a aceptar cualquier paga. No pudiendo quedarse sin agradecerles de algún modo, aquel viejo corrió a cortar dos pedazos de cuero de sus alforjas, amarrando un extremo a una campana, y el otro en cada motocicleta de los dos viajeros, tan cerca como pudo del suelo. Cansado, les dijo que aquellas campanas que colocó en sus motocicletas, los protegerían de los duendes del camino y que si en algún momento llegaran a tener algún problema, simplemente sonaran la campana y algún hermano motociclista vendría en su ayuda.

Así que cuando veas a un motociclista con una campana, sabrás que ha sido bendecido con lo más importante en esta vida: ¡la amistad de otro motociclista!

El propósito de la campana

Muchos de nosotros hemos oído de las historias de los Espíritus Malvados del Camino. Ellos son duendecillos que viven sobre tu motocicleta. Aman rodar, y son los responsables de muchos de los problemas de tu motocicleta. Algunas veces, tus direccionales se reusan a funcionar, tu batería se muere, tu embrague necesita ajuste, y muchas cosas más que tienden a crecer y resultan inexplicables. Esos son los problemas causados por los Espíritus Malvados del Camino.

Los espíritus no pueden vivir en presencia de la campana, pues quedan atrapados en su interior. Además de otras cosas, su sentido auditivo es sumamente sensible, por lo que el constante tintineo de la campana y el confinado espacio los vuelve locos. Y simplemente un día, se cansan y se sueltan en el camino. ¿Has visto los baches del camino? Un bache es causando cuando un duende cae al pavimento. Ese es el propósito de la campana.

Portar una campana te puede dar esta ayuda, pero es mucho más funcional cuando te es regalada por un amigo que cuidará de ti en el camino. Así que si tienes un amigo, no dudes en regalarle una. Es un sentimiento compartido, que significa que cuidarás de él en el camino.

Puliendo la Campana

Se ha vuelto también una tradición portar una campana de bronce en la parte izquierda de la horquilla de la motocicleta, para recordar a aquellos hermanos caídos en carretera.

Es un pequeño detalle, pero la razón de que fuera de bronce es que, al pasar del tiempo y con las inclemencias del clima de las jornadas de viaje, se ensucia y se enegrece. Cada vez que limpiamos la motocicleta y pulimos aquella campana, recordamos a nuestros queridos amigos que hemos perdido, y nuestros pensamientos nos llevan a saber que existen en el viento del camino.

Así, cuando rodamos y escuchamos la campanilla, sabemos que nuestros hermanos y hermanas están ahí, con nosotros, y sabemos que el unirnos con ellos es una pequeña distancia tan simple como simple error.

 

Fuente: Tvestudio.es

Máxima difusión para encontrar al sinvergüenza que provocó el accidente donde murió mi padre

Difusión para encontrar al sinvergüenza se cruzó en la vida de mi padre y su pareja, arrebatando la vida y dándose a la fuga el muy cobarde

Hola, estamos haciendo difusión para encontrar al sinvergüenza que el domingo 26 al mediodía se cruzó en la vida de mi padre y su pareja, arrebatando la vida de mi padre al instante y dándose a la fuga el muy cobarde.

Queremos encontrarlo para que pague por lo que ha hecho.

Iremos a por ti..te encontraremos y pagarás por lo que le has hecho a mi padre…te lo juro por lo que tengo arriba!!seguimos compartiendo por favor! !

Gracias CARRETERA DE VILCHES A 301, cerca DEL KILÓMETRO 16

Angela Martinez Garcia

Según ha confirmado el Ayuntamiento ubetense, el fallecido es Juan Cristóbal Martínez Bellón, agente del cuerpo de la Policía Local de Úbeda. Por su trabajo desde hace más de 25 años, era bastante conocido en la localidad. También por su periodo como representante sindical. Desde el Consistorio han mostrado su pesar, expresando sus condolencias a familiares, amigos y compañeros de la jefatura.

El suceso ha ocurrió sobre las doce del mediodía del pasado martes, según informó el servicio de Emergencias 112, cuando un testigo alertó de que los dos ocupantes de una motocicleta se habían salido de la calzada cuando se desplazaban por la carretera A-301, a la altura del kilómetro 16, cerca del cruce de acceso a Vilches. El agente falleció y la mujer sufre heridas de diferente consideración.

Conductor de tractor y de ralis

Sandamil es uno de los socios de la SAT Vereda con sede en Pacios.

Miguel Sandamil, subcampeón de España del grupo N, es granjero en Castro de Rei

¿Qué es más difícil, tomar bien una curva cerrada o calcular el precio de la leche? La pregunta, de difícil respuesta para muchos, debe hacérsele a alguien como Manuel Sandamil, que a sus 44 años tiene las carreras de coches como afición, casi como pasión, y la ganadería como profesión, pues es uno de los socios de la SAT Vereda, con sede en Pacios (Castro de Rei) y con premios en certámenes de Galicia y del resto de España para sus reses.Lo de correr en ralis es una actividad que le acaba de proporcionar una satisfacción con un leve poso agridulce. Acaba de lograr el subcampeonato de España de ralis de asfalto (grupo N), y solo una avería en la última prueba, disputada en Llanes, lo privó a él y a su compañero, el lucense Borja Torre, de conseguir el primer puesto.

Sandamil empezó en los ralis casi por contagio. Fue compañero de estudios, en Lugo, de Pedro Burgo, con quien llegó a ejercer alguna vez de copiloto. Las ganas de conducir, no obstante, pesaron más, y lo llevaron a hacerse piloto. Aunque con paréntesis desde el inicio de esta afición, cultivada desde los años 90, ha tenido un Citroën AX, un Peugeot 106 y un Fiat Punto. Con Torre, compañero suyo desde el 2010, no usa un vehículo propio sino alquilado. Ahora compiten con un Mitsubishi Evo X: «Acabas unha carreira e despreocúpaste do mantemento do coche. Cando o coche é teu, tes que facerlle o mantemento, desprazalo ata a carreira, etcétera», dice sobre las características de este sistema.Lo que parece claro es que ni siquiera llegar al primer nivel en una actividad como esa le hace pensar en la posibilidad de ser profesional. «O 90 % da xente que corre ten o seu traballo; o dos ralis é un pasatempo», afirma Sandamil, que además, en sus primeros tiempos, compaginaba las maniobras al volante con las maniobras con el balón de fútbol: se inició en la Sociedad Gimnástica Comercial, pasó al Lugo, y luego recaló en el Mindoniense, a cuya plantilla perteneció varios años.
Resalta que los ralis con un pasatiempo para él.

Tampoco un subcampeonato de España parece motivo suficiente para pensar en comprar un coche propio, pues el que utilizan ahora Sandamil y Torre cuesta unos 50.000 euros. «Non estamos, loxicamente, polo labor de pedir un crédito», dice el primero. Volviendo al principio, ¿es más difícil tomar una curva en un tramo sinuoso o saber cuánto se cobrará por la leche que vende una explotación de ganado vacuno? «Máis difícil, hoxe, é calcular o prezo do leite». Palabra de subcampeón de España de ralis.En la SAT Vereda hay cuatro socios que decidieron, hace años, unir sus explotaciones.

Lo que se puede ganar en competitividad y, sobre todo, en tiempo libre parece evidente, al menos en el caso de Manuel Sandamil. Para participar en ralis -este año ha competido en dos en Galicia y en dos en Asturias-, cambia algún turno de trabajo con los otros socios o planifica los días de vacaciones según las pruebas a las que desea asistir.«Paso a paso, día a día»Lo que venga en el futuro ya se verá. «Hai que ir paso a paso, día a día», dice, subrayando que lo importante es contar con patrocinadores. «Se non houbese apoios, non se correría. Sen máis», asegura. Sandamil no oculta que «sempre» le gustó el mundo de la velocidad, aunque admite que cuando en conduce en carretera, la prudencia y el respeto a las normas de circulación prevalecen sobre lo demás.

Vía: Lavozdegalicia.es

« Older Entries