Category Archives: Blog

¿Te molestan los adelantamientos entre camiones? Tienen sus motivos

Un camión intenta adelantar a otro en la A4

“Si vas a 90 y el de delante a 80, le tienes que adelantar. Si no, se formarían colas interminables de camiones”

Vas conduciendo con tu coche por un tramo de autovía con dos carriles por sentido. Te preparas para adelantar a un camión, pero no puedes. En el carril izquierdo hay otro camión. Esperas pacientemente, después de haber reducido tu velocidad a 90 kilómetros por hora (máxima velocidad permitida para los camiones). Los dos parecen avanzar a la misma velocidad, casi en paralelo. Y, mientras tanto, tú y otros coches esperáis a que termine la maniobra.

Esta situación resulta familiar para cualquier conductor de un turismo. Manuel, un camionero que lleva 12 años circulando, pide comprensión: “Manejamos vehículos muy grandes. Los adelantamientos no se pueden hacer tan rápido como con un turismo. Tanto por las características del camión como por seguridad. Y si vas a 90 y el de delante va a 80, le tienes que adelantar. Si no, se formarían colas interminables de camiones”.

“Yo entiendo a los coches impacientes -que también tienen lo suyo-. A veces se dan situaciones que no tienen mucho sentido. Algunos camioneros compiten. El de la izquierda no tira y el de la derecha no cede. Pero claro, si vas más rápido que otro le tienes que adelantar”, añade.

Jorge, con 25 años de experiencia, también cree que “debería haber más compañerismo en ciertas ocasiones”. “Cuando me está adelantando otro camión, yo reduzco para que la maniobra dure el menor tiempo posible, como la mayoría. Pero no todo el mundo se comporta igual. También los hay que empiezan el adelantamiento cuando las circunstancias no son las mejores”, señala. Otros camioneros que atienden a Verne en la misma estación de servicio que Manuel y Jorge (en la A4) expresan opiniones parecidas. Prefieren que no utilicemos sus apellidos.

Coinciden en el análisis con Alberto, que lleva 40 años circulando y contesta a Verne por teléfono: “Hay mucho incivismo. Hay gente con muy mala leche, que cuando la están adelantando en vez de ayudar se ponen a acelerar. Es gente muy tonta. Pasa como con los coches: se pican unos con otros sin sentido. Eso sí, aunque la diferencia de velocidad sea escasa, es importante adelantar al que va delante de ti si vas más rápido”.

Según la Dirección General de Tráfico (DGT), en España había 4.851.518 de camiones y furgonetas matriculadas el 31 de diciembre de 2015 (último dato disponible). A ellos se suman los camiones del extranjero. El subdirector de Movilidad de la DGT, Jaime Moreno, no cree que los adelantamientos entre esos camiones sean un problema importante la circulación en las carreteras españolas.

“Es cierto que se producen este tipo de adelantamientos, pero no son la tónica general. No nos consta que sea un problema grave para la seguridad vial”, comenta a Verne por teléfono. Moreno reconoce que este tipo de maniobras, cuando se prologan demasiados metros y dificultan el tráfico, contravienen el Código de Circulación. En el artículo 35 se establece que el vehículo que adelanta debe ir “notoriamente” más rápido que el que está siendo superado.

La velocidad y el peso, factores clave

Ahí reside gran parte del problema. Los turismos pueden acelerar cuanto quieran hasta la velocidad máxima permitida para adelantar a otros vehículos. Sin embargo, los camiones no pueden.

“Desde 1994, los vehículos que pesan más de 12 toneladas no pueden circular a más de 90 kilómetros por hora. Por normativa europea, llevan un limitador de velocidad. Desde 2005, se amplió a aquellos que pesan más 3,5 toneladas”, explica a Verne por teléfono Juan José Gil, secretario general de la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer).

Otro factor desconocido para muchos turismos y que condiciona los adelantamientos es la carga que lleva cada camión. “Cuando un camión va vacío, circula mucho más rápido que otro cargado. Ese camión tiene que adelantar al otro. De no ser así, se producirían largas colas de camiones que complicarían aún más la circulación que esos adelantamientos puntuales”, añade Gil, al que no le consta, dice, que los adelantamientos largos sean algo común: “Hay mucho compañerismo entre transportistas”.

“En legislaturas anteriores, hubo intentos de reducir el número de camiones en las carreteras. No prosperó porque la mayoría de las mercancías de este país se mueven en camión. Los camiones son una parte fundamental de la economía y no son ni mucho menos los culpables de la congestión en las carreteras”, indica el representante de los camioneros.

EMILIO SÁNCHEZ HIDALGO

 

Fuente: Verme elpais.com

Tambores de huelga

Me pregunto si es necesaria tanta provocación, tanto desprecio o tanta humillación.

Tambores de huelga

En todo el tiempo que llevo en esto no he visto ni oído una sola palabra de agradecimiento a un sector que con todos sus muchos defectos que sin duda los tiene no merece un trato como el que recibe.

Un sector sometido a base de palo no puede ser un sector que en un momento determinado no decida tirar por la calle de en medio.

Seguramente en esto es en lo que está pensando el pueblo llano (el asociado y no asociado del sector) y por primera vez el empresario (ese al que siempre le ha molestado en el oído la palabra huelga), al menos así lo empiezo a escuchar.

No es para menos, un sector que no se encuentra representado en su gran mayoría por unas asociaciones, federaciones, etc., y por lo que no participa, no puede evitar ante tanta noticia adversa a sus intereses que algo hay que hacer para dignificarse.

Un sector que ve como todos los que le necesitan sí se pueden reunir, concentrar e incluso pactar como le van a imponer lo que todos ellos quieren, por supuesto con la aquiescencia de las administraciones.

Un sector cuya opinión no cuenta lo más mínimo para las administraciones, y un sector en suma que como me comentan, “ya” muchos empresarios del mismo han visto colmado el vaso del aguante que se puede tener.

Seguro que también están los que piensan que esto pasará (por eso están en la situación que están), también los dispuestos a ocupar la silla a la diestra del padre (que vean cual es el proceder de este “padre” terrenal), y los que sin duda esperan recoger las migajas, en lugar de poder vivir dignamente de su trabajo, del de su personal y de sus muchas e ingentes inversiones, sí efectivamente, esas que todos los años realiza y que nadie tiene en cuenta, pero que se cuentan por cientos cuando no miles de millones de euros por año.

Poco importa que ocupe cientos de miles de puesto de trabajo directos, poco importa que ocupe cientos de miles de trabajos indirectos, pues los políticos están a lo suyo, a salir en la foto y realizar inversiones súper millonarias a sabiendas de que van a ser un fracaso, mientras que grandes empresarios (no del transportes por carretera, no los hay, ya se han ocupado de que sea así) de este país los jalean y envalentonan, pues en ello les va su negocio (para estos sí), mientras se van coartando las posibilidades de supervivencia del transporte por carretera, que según parece es lo que conviene ahora, así cuanto más pobres más esclavos.

En fin lo cierto es que un sector donde todo el mundo opina, le impone y sanciona, no es un sector con un buen futuro, me atrevería a decir que ni con futuro.

Es por todo ello por lo que empiezan a sonar en el sector nuevamente los tambores de huelga, y eso seguro que no es bueno para el sector, pero seguro es peor para todos aquellos a los que tan dignamente sirve.

 

Fuente: Transportealdia.es

Multada por circular sin casco en ¡¡¡su coche!!!

No es una piloto de carreras compitiendo con su monoplaza, ni una experta motociclista negociando curvas en MotoGP, simplemente circulaba con su coche por una pequeña localidad argentina y fue sancionada por ¡¡¡ir sin casco dentro de su vehículo!!! ¿Qué se había tomando el agente?

La mujer, que reside en el municipio de San Francisco, Córdoba, compartió en las redes sociales su indignación de proporciones casi bíblicas al comprobar que la habían multado por no llevar puesto el casco cuando conducía su utilitario. ¡¡¡Estamos locos!!!

En la imagen de la sanción administrativa, expedida por el Tribunal de Faltas de San Francisco, se lee con todas las letras: “falta casco reglamentario“. Lo insólito de la historia es que en los datos del vehículo figura la descripción de un Fiat Palio, modelo tres puertas. O-O Cualquier parecido con una moto es pura coincidencia.

Por su parte, el Ayuntamiento abrió una investigación para intentar depurar responsabilidades y ver qué agente sacó su libreta a pasear para hacer un ridículo semejante, según publica Diario Uno.

 

Fuente: Blogs.20minutos.es

Las operaciones de carga y descarga serán por cuenta del cargador y destinatario

Carga y descarga de los camiones por los propios camioneros

Operaciones de carga de las mercancías a bordo de los vehículos, así como la descarga de estos por los conductores, en los centros de trabajo de clientes de cargadores y logísticas, tras horas de conducción y en sus periodos de descanso. Una obligación no escrita que puede costar el puesto de trabajo o el servicio al camionero en caso de negarse justamente a realizar una tarea que realmente compete al cargador o al destinatario.
Campaña contra la carga y descarga por los camioneros
Lo que la ley dice al respecto y lo que se puede hacer para cambiarla
En la Ley de Contrato de Transporte de Mercancías Terrestres, Ley 15/2009, de 11 de noviembre. En su artículo 20 (sujetos obligados a realizar la carga y la descarga del camión) podemos leer:

1.- Las operaciones de carga de las mercancías a bordo de los vehículos, así como la descarga de estos, serán por cuenta, respectivamente, del cargador y del destinatario. Salvo que expresamente se asuman estas operaciones por el porteador antes de la efectiva presentación del vehículo para su carga o descarga. Igual régimen será de aplicación respecto de la estiba y desestiba de las mercancías.

2.- El cargador y el destinatario soportarán las consecuencias de los daños derivados de las operaciones que les corresponda realizar de conformidad con lo señalado en el párrafo anterior.
La propuesta de modificación sobre este artículo para evitar esta lacra establecida tácitamente por los usos y costumbres ha de ser esta:

1.- Las operaciones de carga de las mercancías a bordo de los vehículos, así como la descarga de estos, serán por cuenta, respectivamente, del cargador y del destinatario. En modo alguno el porteador asumirá estas operaciones. Igual régimen será de aplicación respecto de la estiba y desestiba de las mercancías.


Un conductor que efectúa o va a efectuar una conducción prolongada no se le puede exigir, por motivos de seguridad, que efectúe la carga/estiba o desestiba/descarga del vehículo, por mucho que su empleador o cliente pretenda pactar lo contrario. En la práctica esto no es así poniéndose en riesgo la seguridad vial y obligando a los trabajadores a efectuar labores para las que no han sido formados ni contratados.
Por otra parte, debido a que actualmente la mayoría de los conductores realizan las operaciones de carga y descarga, la responsabilidad de los daños derivados de estas operaciones recae sobre el mismo. Esto quiere decir, el seguro del cargador o del destinatario no cubre los daños a las personas o las cosas. Este hecho puede derivar en una serie de consecuencias no deseadas cuando se producen roturas o pérdidas en la mercancía e incluso responsabilidades civiles y/o penales cuando estos daños son causados a las personas en las operaciones de carga/estiba o desestiba/descarga.
Independientemente se han de seguir los protocolos prescritos en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, en especial en lo relacionado con la Coordinación de las Actividades Empresariales, que hoy por hoy no se respetan en la mayoría de los casos, una vez que el vehículo entre en las instalaciones del empresario principal.

 

 
Por otra parte los convenios colectivos del sector recogen la figura de mozo de almacén cuyas labores son principalmente la carga y descarga de la mercancía, así como su ubicación en las instalaciones de su puesto de trabajo e incluso clasificación de la misma si así lo establece su contrato. Cada vez que un conductor realiza estas tareas o parte de las mismas está supliendo la figura del mozo de almacén, con lo que ello repercute en el empleo de estos trabajadores especializados.
Muchos transportistas recurren al uso de las traspaletas mecánicas o maquinaría a motor para las operaciones de carga y descarga de su vehículo, incluso aunque no posean el título habilitante de carretillero ni la formación del mismo, con lo que las probabilidades de accidente o incidente son mucho más elevadas y sus consecuencias trágicas.

 
Especialmente importante sería el capítulo referido a la vigilancia del cumplimiento de las modificaciones propuestas para la ley, medios y preparación para los responsables de proteger los derechos y la salud laboral, evitando así la picaresca que vuelva a colocar a los conductores en la misma situación que hoy por hoy les obliga a cargarse y descargarse.

 
Un negocio surgido de la injusticia
Años atrás algún transportista aceptó por cortesía ofrecer a su cliente el servicio de la carga o descarga de la mercancía. Este hecho acabó por imponerse y se convirtió en una costumbre “no escrita”. Más tarde esta actitud se extendió entre las diversas agencias de transporte empujando con amenazas diversas a sus conductores para obligarles a realizar estas tareas so pena de ruptura de contrato en caso de autónomo o despido en caso de trabajador asalariado. Hoy en día la mayoría de conductores han asumido la carga y descarga como parte de su trabajo dentro de la jornada laboral diaria.

 
Por otro lado se viene ofreciendo descuentos en el precio del porte por la inclusión de la carga y descarga de la mercancía, por parte del porteador, como parte del servicio ofrecido por algunas agencias de transporte o intermediarios de dicho porte.

 
Es más, se está extendiendo una costumbre execrable que es la de que en algunos centros de trabajo, donde el conductor se ve obligado a realizar estas tareas, el empresario pone a disposición de estos las carretillas eléctricas previo pago de una cantidad que fijan entre los 30 y 40 céntimos de media por cada palé que carguen o descarguen de su vehículo. En caso contrario, en el que se niegue a abonar cantidad alguna, deberá mover la mercancía con una traspaleta manual con lo que ello supone, en algunos casos 22 toneladas de peso a fuerza bruta.

 
En algunos centros donde ha de ir el transportista le obligan a lavar los palets tras su descarga, a clasificar la mercancía trasportada, a realizar tareas que no le competen en su periodo de descaso. En muchos incluso, tras ello, no les permiten el acceso a los aseos para que puedan lavarse y proseguir dignamente con su ruta. Además día a día en los centros de trabajo, donde realizan estas tareas los conductores, a estos se les trata con desprecio y falta de respeto. Muchos de ellos han tenido que pasar la noche en vela dentro de su camión, junto a la nave del cliente y en medio de un polígono industrial vacío de presencia humana (con las consecuencias de estar expuesto a los ataques de la delincuencia), hasta la apertura de dicho centro de trabajo, agotados y nerviosos soportan los continuos insultos y faltas a su dignidad por parte de los operarios y responsables mientras se ríen de ellos viéndoles trabajar lo que ellos deberían hacer.

 
Verdaderas bombas de relojería
En la pirámide con la que podríamos definir el transporte de mercancías por carretera, en lo más alto de la misma, figura el cargador y a continuación los operadores logísticos, les siguen los grandes flotistas y tras ellos las pequeñas agencias de transporte, para pasar a los más perjudicados por esta lacra que aquí denunciamos: los autónomos transportistas y chóferes asalariados y ya, por último, falsos autónomos y trabajadores de otros estados con contratos en precario. Son estos los que las presiones de los que figuran en lo alto de esta pirámide les empujan a realizar las tareas más penosas, entre ellas la carga y descarga del vehículo tras largas horas de conducción. Si te niegas o pierdes al cliente, en caso del autónomo o pierdes tu puesto de trabajo, en el caso del asalariado. La situación de falsos autónomos y trabajadores de otros países (intracomunitarios especialmente) no les permite negarse a realizar estas u otras operaciones que les son encargadas. El dumping social favorece este estado de cosas.

 
Una vez han realizado dicho sobreesfuerzo parten a la carretera a seguir con la ruta asignada, con excesivo cansancio, falta de atención, estrés, sueño acumulado, etc., siendo un verdadero peligro para todos los usuarios de las vías donde tienen que transitar. Año tras año aumentan los accidentes de tráfico (ya que paradójicamente estos no son considerados accidentes de trabajo) en los que se ven implicados vehículos de transporte, sin investigar que una gran causa de los mismos es ese sobreesfuerzo extra que vienen realizando. La edad de jubilación debería anticiparse si no queremos que se disparen las estadísticas de accidentabilidad, cada vez que el conductor carga o descarga disminuye su capacidad física con los años.

 
Sin embargo prevalecen los intereses empresariales
Las empresas cargadoras (representadas por sus federaciones AECOC, AEUTRANSMER) y de logística (UNO, entre otras) ven a estos trabajadores ajenos a sus estructuras de negocio como parte del mismo en sus ejercicios de cuentas. El ahorro que les supone a ellos en mano de obra les permite aumentar sus beneficios y, desgraciadamente, eso es lo que importa en esta sociedad cuyos gobernantes solo se preocupan de las economías y no de las personas. Además los empresarios del sector del transporte de mercancías por carretera se ven incapaces de traer la contraria a quienes les facilitan la mercancía con la que ellos han de trabajar. Total, no son ellos quienes tienen que realizar esos esfuerzos, es tarea del transporte de base, es decir, de los porteadores, camioneros y furgoneteros.

 
Cuando la patronal con más representación en el Comité del Transporte de Mercancías por Carretera (CNTC) negocia las condiciones de los trabajadores del sector ante las fuerzas sociales o los representantes del Ministerio de Fomento no tiene en cuenta al sector base del transporte. De lo único que se acuerdan es de las distintas oportunidades de negocio que podrían perder en caso de que se toque este “charco” del que nadie quiere hablar.

 
Campaña contra la carga y descarga por los propios camioneros
Campaña contra la carga y descarga por los camioneros Con este panorama y sensibilizados por estos y otros hechos, que deberían tratarse en mayor profundidad por los propios actores del sector del transporte de mercancías por carretera, la emisora Transporte News Radio ha querido implicarse con el sector base del transporte para ayudar a mejorar sus condiciones de trabajo y, en particular, las relativas a su dignidad profesional. Junto con asociaciones de transportistas autónomos, sindicatos, colectivos ciudadanos de familiares y transportistas estamos realizando una campaña para acabar con la actividad de carga/estiba o desestiba/descarga de los camioneros y furgoneteros dejando esta tarea de forma inapelable a los cargadores y destinatarios.

 
Difundimos desde nuestra emisora el sentir de los conductores, recabamos información de los mismos, proponemos alternativas y todo ello se lo presentamos a los representantes del sector además de junto con ellos coordinar las distintas actividades que de ello deriven. Agradecemos toda la colaboración posible y con este fin proponemos fórmulas para que todos los criterios sirvan a la unidad y dignidad de los trabajadores autónomos y asalariados del transporte de mercancías por carretera.

 
En el formulario de contacto de nuestra emisora podéis dejar aquella información de interés que sirva a esta campaña recién iniciada:

http://www.transportenewsradio.com/contacto.html

Agradecemos vuestra colaboración y quedamos a la disposición de cuantas personas y entidades estén dispuestas a colaborar con nosotros.
Fdo: Xavi Navarro – Director de Transporte News Radio

¿España es ese país donde un estibador gana el doble que un cirujano?

 España es ese país donde un estibador gana el doble que un cirujano y la gente se queja de los recortes de Sanidad.


    • ¿Cuánto cobra un estibador?

Aquí empiezan las disparidades: según el principal sindicato del sector, la Coordinadora de Trabajadores del Mar, el salario medio de uno de estos trabajadores está entre 30.000 y 40.000 euros brutos al año. En 2014, UGT cifró en 57.000 euros brutos anuales el sueldo medio del colectivo en el Puerto de Bilbao, aunque en la actualidad evitan confirmar esta cifra. Según fuentes empresariales es de unos 70.000 euros, y puede llegar a superar los 100.000 en algunos casos.

En realidad, los sueldos están vinculados a la productividad, es decir, existe un mínimo fijo, que depende del convenio del puerto en el que se trabaje (hay 28 autoridades portuarias en España que controlan sus 46 puertos). Por ejemplo, en Las Palmas este fijo es de 1.800 euros brutos mensuales, en Barcelona de 1.100, en Bilbao de 2.100. Además hay una variable en función del trabajo que efectivamente se realice y las condiciones (nocturnidad, doble turno…).

Estas son las condiciones de los 6.156 trabajadores en régimen especial de las Sagep. Un régimen que el decreto del Gobierno pretende hacer desaparecer, aunque las sentencias europeas no digan nada al respecto, denuncian los sindicatos.

Según explica el responsable de comunicación de la Coordinadora, Miguel Rodríguez, en meses con poco trabajo el sueldo es de unos 1.800 euros, en aquellos en los que sube más la actividad es de unos 4.000 brutos.

En el caso de los trabajadores eventuales, que son contratados en momentos de picos de trabajo (unos diez días al mes, según fuentes sindicales) sus salarios son de entre 1.000 y 1.200 euros brutos al mes. Los trabajadores temen que se pretenda extender este esquema.

« Older Entries