Monthly Archives: agosto 2017

Una camionera atrapada y herida en un accidente en la A-221 a la altura de Chiprana

 

La conductora de un camión, herida en un accidente en la A-221 a la altura de Chiprana

Una camionera atrapada en la cabina y herida en un accidente en la A-221 a la altura de Chiprana

Una mujer, conductora de un camión, ha resultado herida en un accidente de tráfico ocurrido esta tarde en la carretera A-221, dentro del término municipal de Chiprana (Zaragoza).

El siniestro, informan fuentes de la Diputación Provincial de Zaragoza, se ha producido en torno a las 16.20 , cuando el tráiler, que circulaba en sentido Caspe, se ha salido de la vía, ha volcado sobre un lateral y ha vuelto a apoyarse sobre las ruedas ayudado por el talud que había junto a la cuneta.

La conductora y única ocupante ha quedado atrapada en el interior de la cabina y ha tenido que ser liberada por los bomberos de la Diputación de Zaragoza, que han acudido con el vehículo de intervención rápida (VIR) y un camión del parque de Caspe.

La mujer ha sido trasladada a un hospital por una ambulancia del 061 y también ha intervenido la Guardia Civil.

Fuente – Heraldo.es

Emigrante pone un billete de 100 € en manos de policía española y fue detenido

Un hombre  portugués de 43 años, emigrante en Francia, fue detenido este lunes tras intentar sobornar a un agente de la Guardia Civil de Ourense para evitar ser multado. El portugués colocó un billete de 100 euros en la mano del agente español y dijo que ya lo había hecho “varias veces”.

Los agentes de la división de tránsito de Ourense estaban realizando una operación de control en la Autopista 75 (A75), que conecta Verín a la frontera portuguesa, en Chaves, cuando mandaron parar una camioneta Mercedes-Benz con matrícula portuguesa para efectuar un control de transporte. “Como resultado de esa inspección se detectaron tres violaciones”, informó la Guardia Civil en un comunicado.

Después de informar al conductor que iba a ser declarado, el acompañante de éste, con residencia en Amadora, salió del vehículo y colocó un billete de 100 euros en la mano del agente español. Según la Guardia Civil, el portugués pidió “aceptar el dinero, no los denuncien y dejarlos continuar”. El hombre ha dicho que ya había hecho lo mismo “varias veces” e incluso especificó que la última vez había sido en la localidad de Vitória, en un control de peso.

“De inmediato, la Guardia Civil devolvió el billete y le reprendió severamente, ordenándole  ponerse al margen de la situación, ya que no era el conductor del vehículo”, añadió. El hombre volvió a insistir “con más vehemencia” unos minutos después, lo que llevó a los agentes de la Guardia Civil a detener al portugués, que se encuentra ahora en las instalaciones de la fuerza de seguridad española, en Verín.

Fuente de la noticia: Jn.pt

El conductor está gritando auxilio colgado de la cabina del camión. ¡Se va a tener que tirar! ¡Dios… se ha tirado!

La imagen puede contener: exterior

Camión en llamas – D.E.P.

El conductor de un tráiler de Gijón fallece tras salirse de la vía, incendiarse su vehículo y precipitarse al vacío desde el viaducto de Ontón, en la A-8

«El conductor está gritando auxilio colgado de la cabina del camión. ¡Se va a tener que tirar! ¡Venid rápido que el camión está ardiendo! ¡Se va a tener que tirar! ¡Dios… se ha tirado!». Este es el testimonio de una de las dos personas que alertaron ayer al servicio de Emergencias Castro del accidente que se produjo a primera hora de la tarde, en la A-8 (Autovía del Cantábrico) a la altura del viaducto de Ontón, y que le costó la vida a M. M. L. (53 años), el conductor de un camión de una empresa afincada en Gijón que perdió el control de su vehículo y, tras colisionar con un turismo, se salió de la vía. El tráiler quedó con la cabina colgando del puente, y como consecuencia del impacto contra los protectores laterales del mismo se incendió. El accidente colapsó la autovía durante más de ocho horas en dirección a Vizcaya.

 

«Llevamos tres horas de caravana. Esto es desesperante»

Miles de conductores se vieron ayer afectados por el accidente que colapsó la autovía A-8 durante más de ocho horas. Hasta veinte kilómetros de retenciones se llegaron a registrar sobre las seis de la tarde.

La Guardia Civil de Tráfico desvió el tráfico por la carretera nacional 634, donde también se produjeron largas caravanas. «Llevamos tres horas de caravana. Es desesperante. La única información que tenemos es a a través del móvil», lamentaba una mujer que se dirigía a Tolosa junto a su marido tras pasar el fin de semana en Santander.

El hecho de que ayer fuera festivo en Vizcaya –se celebrara San Ignacio– propició también que las retenciones fueran aún mayores durante toda la tarde.

Según informaron el 112 de Cantabria y la DYA, el vehículo pesado había quedado con la cabina colgando del puente y como consecuencia del impacto contra los protectores laterales se incendió casi al instante. La información del 112 señala que, tras el accidente el conductor se precipitó a una vía secundaria que transcurre por debajo del viaducto, a la que posteriormente habría caído la cabeza tractora del camión que se desprendió del remolque.

La Guardia Civil de Tráfico, que está investigando el suceso y será la encargada de elaborar el informe pertinente de las causas, asegura que por el momento no está claro si el conductor cayó de la cabina antes de que esta se desprendiera del semirremolque o falleció en su interior.

La Guardia Civil de Tráfico también precisó a este diario que la colisión del camión con otro turismo, en el que viajaban dos personas que han resultado ilesas, se podría haber producido con el camión ya fuera de control. Por lo que la causa del accidente no sería esa colisión. La Benemérita también ha desmentido que el camión estuviera realizando un adelantamiento por la derecha en el momento del accidente, como se ha llegado a comentar en algunos círculos.

Por su parte, desde Emergencias Castro trasladaron a este periódico el relato que les ofrecieron testigos de lo ocurrido. Como es el caso de la persona que presenció cómo el conductor del camión se arrojaba al vacío desde la cabina de su vehículo que estaba en llamas.

«El camión entró descontrolado en el viaducto, dando tumbos, y colisionó contra la mediana de la izquierda, lanzando al vacío un trozo de hormigón de la autovía y dejando otro colgando. A partir de ahí el camión salió disparado a la derecha, colisionando con el turismo cuyos ocupantes quedaron ilesos, y luego golpeó de nuevo contra la derecha y arrancó toda la valla, haciendo la tijera, hasta que la cabina se desprendió del remolque y quedó colgando en el borde del viaducto».

 https://twitter.com/DYACantabria/status/892063065428152320

El Centro de Gestión de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria recibió la primera llamada alertando del suceso minutos antes de las dos de la tarde. Hasta el lugar del accidente se movilizó a bomberos del propio servicio autonómico, pertenecientes al parque de Laredo, a bomberos municipales de Castro Urdiales, a sanitarios del 061, a agentes de la Guardia Civil, a personal de mantenimiento de carreteras, y se prealertó al helicóptero del Ejecutivo por si fuera necesaria su presencia. Asimismo, el 112 de Vizcaya, que también recibió avisos del incidente, movilizó a bomberos de esta provincia.

Amplio despliegue

Los primeros en llegar al lugar de los hechos fueron dos dotaciones de DYA Cantabria. Una que acudió al viaducto del Ontón, donde se estaba quemando el camión, y otra, que acudió directamente al camino que va a Piquillo, donde se precipitó parte de la cabina del vehículo y el conductor. A su llegada, los efectivos de DYA Cantabria vieron el cuerpo del camionero en el suelo, pero no pudieron acceder a él debido a las llamas que procedían de parte de la cabina que cayó desde la autovía. «Fue entonces cuando le cayeron varios trozos de cabina que ya era entonces una bola de fuego». «Había allí un testigo que decía que no podía hacer nada, poco después llegó el alcalde pedáneo de Ontón», relataron desde Emergencias Castro.

 

A su llegada los bomberos de Castro trabajaron en la extinción del incendio de la cabina en la carretera secundaria en la que se encontraba los restos del camión, apoyados por bomberos de Vizcaya. Estos últimos iniciaron la extinción también del contenedor de carga en la autovía, según precisaron desde el 112.

Los intervinientes vascos fueron relevados en la A-8 por los efectivos del 112, que terminaron de sofocar las llamas del remolque. Con el fuego controlado, bomberos del Gobierno de Cantabria con el apoyo de los de Castro procedieron a la retirada de todos los elementos con riesgo de caída de la parte superior del puente, alguna de las piezas de gran tamaño y peso, como protectores de hormigón. A continuación, desplazaron el remolque del tráiler hacia el interior de la autovía para garantizar la seguridad de los bomberos de Castro en el proceso de recuperación del cuerpo, del que certificó la muerte personal sanitario del 061.

Carril reversible

Las autoridades de Tráfico organizaron un transfer para abrir al menos un carril hacia Vizcaya en la plataforma que conduce a Cantabria. La recuperación del tráfico natural en los carriles hacia Bilbao era complicada porque las protecciones del viaducto quedaron muy dañadas tras el accidente.

De hecho, faltaba un importante pedazo de hormigón junto al carril izquierdo, por lo que un vehículo podría caer al vacío si llegara a salirse en ese punto. Lo mismo ocurría con la protección del carril derecho, que es la que se llevó por delante el camión accidentado. Asimismo, la evacuación del tráiler, que se encargó a una grúa procedente de Vizcaya, fue complicada por el estado en que quedó el vehículo. Al cierre de esta edición, continuaban las kilométricas retenciones.

Fuente –  Eldiariomontanes.es

Un empresario traicionó a un camionero para que lo asaltaran en Cuenca

 

Detienen a los integrantes de una banda de delincuentes en Cuenca, que asaltó un camión tras cruzar un coche en la carretera.

La Guardia Civil ha detenido a un grupo criminal formado por seis personas por asaltar a un camionero al que obligaron a parar en una vía cercana a Albalate de las Nogueras (Cuenca) tras cruzar un vehículo en la carretera, donde le sustrajeron 6.500 euros en metálico amenazándole con un arma de fuego.

Los detenidos, cuatro varones entre de 25 y 65 años de edad y nacionalidad búlgara –de los que uno de ellos era el encargado de programar las rutas de reparto del camionero– y dos mujeres de 22 y 27 años de edad y nacionalidad rumana, han sido localizados en el marco de la operación denominada ‘Musaka’, que se inició a principios de este año, según ha informado la Delegación del Gobierno en una nota de prensa.

El camionero atracado, que se dedicaba a la distribución de alimentación de origen búlgaro de una empresa con sede en Gandía, consiguió llegar a un establecimiento del mencionado municipio conquense muy atemorizado para pedir auxilio tras haber sido víctima de un robo.

Así, agentes de la Guardia Civil se desplazaron a Albalate de las Nogueras, donde la víctima relató los hechos afirmando que mientras hacía la ruta con su furgón observó como un vehículo de gran cilindrada le adelantaba cruzándose en la carretera y obligándole a parar bruscamente para evitar la colisión.

En ese momento se bajaron del turismo dos varones, dirigiéndose hacia él y tras abrir la puerta de su furgón y amenazarle con una pistola, se apoderaron de un bolso de mano que contenía 6.500 euros, correspondiente a la recaudación de los repartos realizados hasta ese momento, de dos teléfonos móviles y de toda la documentación personal, dándose a continuación a la fuga a gran velocidad.

Ante la gravedad de los hechos, la Policía Judicial de la Guardia Civil de Cuenca se hizo cargo de la investigación con el fin de detener a los autores acusados de un delito de robo con violencia e intimidación con arma de fuego.

La Guardia Civil obtuvo una serie de indicios que indicaban que el robo no se cometió al azar, sino que fue consecuencia de una planificación previa en la que se poseía la información necesaria sobre la víctima, ruta de reparto y costumbres que tras su estudio, facilitó a los autores el establecimiento del lugar donde el furgón iba a ser abordado en una carretera poco transitada.

Así, la Guardia Civil inició la explotación de la operación que se llevo a cabo en dos fases: una primera, que tuvo lugar a principios de mayo en las localidades de Las Pedroñeras e Iniesta (ambas de Cuenca) y Madrid, llevándose a cabo dos registros en los municipios conquenses, donde se aprehendieron cinco terminales telefónicos y una defensa extensible, y tras lo que detuvieron a cuatro personas, dos hombres que resultaron ser los asaltantes del furgón y a dos mujeres, que estaban igualmente implicadas en los hechos y además habían utilizado los terminales sustraídos.

UN DETENIDO, ENCARGADO DE LAS RUTAS
La segunda fase de la investigación tuvo lugar días más tarde, con el resultado de otros dos hombres más detenidos. Uno de ellos resultó ser el encargado del almacén y de la programación de las rutas de reparto de la empresa para la que trabajaba la víctima, facilitando así la hora de llegada y salida de cada uno de los establecimientos y la ruta exacta que llevaría.

El otro detenido era el regente de un establecimiento comercial situado en la provincia de Guadalajara, del que no se han aportado más datos y que estaba compinchado con ellos facilitando horarios de reparto de la víctima y facilitando las horas de entrada y salida de su local.

Las diligencias instruidas por el Equipo de Personas de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Cuenca, junto con los detenidos, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción Uno de los de Cuenca.

 

Fuente – Lacronica.net

«El chófer del camión se ha estrellado contra el muro para evitar una tragedia»

Resultado de imagen de «El chófer se ha lanzado contra el muro para evitar una tragedia»

Un tráiler ardió en el peaje de Irun tras chocar contra uno de los muretes de hormigón después de que le fallaran los frenos

Por suerte todo quedó en un enorme susto. Si no hubiera sido por la pericia del conductor del camión de la marca DAF, ahora se estaría hablando de una auténtica tragedia. Un tráiler ardió ayer a mediodía en el peaje de Irun de la autopista AP-8, después de chocar contra uno de los muros de cemento que separan las cabinas de cobro. Al parecer, el chófer perdió el control por un fallo en los frenos delanteros y tras el impacto logró abandonar el vehículo. En su apresurada salida de la cabina resultó herido leve, aunque no tuvo que ser trasladado a ningún centro hospitalario, según señalaron fuentes del Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco.

A las 13.40 horas, los servicios de emergencia recibieron el aviso. El camión matriculado en Ucrania que transportaba productos de cosmética acababa de chocar contra uno de los muros de cemento y había comenzado a arder. Inmediatamente, los bomberos del parque de Bidasoaldea acudieron al lugar para sofocar las llamas. «No ha sido una intervención excesivamente peligrosa, no ha tenido mayores complicaciones», señaló uno de los mandos que tomó parte en las labores de extinción. Más dificultosas resultaron las tareas para contener el vertido del gasóleo del vehículo pesado. «Hemos tenido que realizar un trasvase porque ha habido una fuga», explicó.

Desvíos
Según señalaron estas mismas fuentes, la causa del accidente pudo estar provocada por un fallo en los frenos del camión. Al parecer, el conductor perdió el control del vehículo cuando se acercaba al peaje de la AP-8 en Irun. Para no chocar contra las cabinas de cobro, el chófer intentó conducir el camión hasta la salida de Irun, pero no pudo evitar el impacto contra un muro de hormigón situado a la derecha del peaje. «Lo primero que ha ardido ha sido la parte delantera del camión. Se le han podido bloquear los frenos», explicaron. «Ha conseguido evitar una tragedia», señalaron testigos del accidente.

A consecuencia del siniestro, la salida de Irun-Ventas de la autopista quedó cortada durante buena parte de la tarde. Los vehículos fueron desviados dirección Behobia, pero los que se dirigían a Irun se pudieron reincorporar a la salida tras la báscula de la Diputación situada justo después del peaje. El lugar del accidente registró retenciones que llegaron hasta los tres kilómetros de longitud en el sentido a Behobia.

Este ha sido el accidente más aparatoso que han registrado las carreteras guipuzcoanas durante este largo fin de semana. Desde Bidegi preveían que este final de julio podían circular cerca de 170.000 vehículos por las carreteras del territorio. La jornada más complicada fue la del pasado sábado. Pasadas las nueve de la mañana ya se acumulaban 7,5 kilómetros de colas en el peaje de la AP-8 en Irun en dirección a Bilbao. También se produjeron colas de 2 kilómetros en la zona de Orio y otros 2 en el acceso de la AP-8 a la AP-1, en Elgoibar. Se esperaba el paso de 57.000 vehículos.

Resultado de imagen de «El chófer se ha lanzado contra el muro para evitar una tragedia»

Los responsables de la agencia foral también han reforzado sus dispositivos este fin de semana para conseguir minimizar las consecuencias que puede acarrear este abultado flujo de vehículos. Así, durante todo el fin de semana han mantenido abiertas las trece cabinas del peaje de Irun. Este año, además, el coste del paso por los peajes se ha redondeado a la baja, de 2,43 euros ha pasado a 2,40, con el objetivo de facilitar los cambios y agilizar los tránsitos, explicaron desde Bidegi. Esta nueva tarifa está en vigor desde el pasado 21 de julio hasta el 3 de septiembre, ambos incluidos.

Fuente – Diariovasco.com