Monthly Archives: enero 2017

El camión del atentado de Berlín podría acabar expuesto en un museo nacional

El presidente de la Casa de la Historia de Alemania no descarta incorporar parte del arma asesina a la exposición permanente.

El parabrisas del camión que arrolló a una multitud en Berlín.
El parabrisas del camión que arrolló a una multitud en Berlín. Hannibal Hanschke Reuters

La misión del museo nacional ubicado en Bonn ‘Casa de la Historia de la República Federal Alemana’ (Haus der Geschichte) es la transmisión de la historia del país después de 1945 con una completa colección de este espacio temporal, explica la web del museo. El presidente de la fundación que lo gestiona no descarta incluir en su exposición permanente parte del camión que un terrorista empleó contra la multitud en un mercadillo navideño del centro de Berlín el pasado 19 de diciembre, informa el diario Bild.

“Aún es demasiado pronto para dar una respuesta definitiva a eso”, ha reconocido Hans Walter Hütter. Cree que hace falta que pase algo de tiempo antes de poder tomar una decisión, aunque ya ha apuntado que en caso de exponer el arma de alto tonelaje con el que el asesino mató a 12 personas y dejó heridas a 45, sólo se incluiría una parte, ya que el camión de unas 40 toneladas y 20 metros de longitud es demasiado grande para introducirlo íntegramente en el museo. “Más bien habría que pensar en una parte concreta”, ha indicado.

De exponer esa parte del camión en la Casa de la Historia, el atentado se recordaría naturalmente no sólo desde el punto de vista del terrorista, ha subrayado. “Pero cuando un tema es de relevancia social, y eso es de hecho así en este caso, entonces pertenece a nuestra Historia, tanto si queremos como si no”, ha explicado.

Actualmente el museo ya cuenta entre sus objetos expuestos con “objetos terroristas” de los grupos armados alemanes NSU (neonazi) o la RAF (extrema izquierda), indica Bild.

Elespanol.com

HI

Rescatado ‘in extremis’ un camionero que transportaba pirotecnia justo antes de que explotara

El conductor del camión transportaba petardos y fuegos artificiales que han hecho explosión apenas unos minutos después de que los bomberos le rescataran. Había quedado atrapado entre el vehículo y una ladera de la carretera. Ha sufrido graves quemaduras. El camión volcó y la cabina comenzó a arder. Los fuegos artificiales estallaron durante cinco horas.

 

Antena3.com

HI

Detenida la mitad de la plantilla de la Guardia Civil de Isla Mayor por narcotráfico

Los detenidos son cuatro de los ocho miembros del puesto de la Guardia Civil, uno de ellos un sargento y otro natural incluso del mencionado municipio.
Los agentes han intervenido tres barcazas de grandes dimensiones almacenadas en una nave registrada en el marco de esta operación.

Detenida la mitad de la plantilla de la Guardia Civil de Isla Mayor por narcotráfico

Una operación contra el tráfico de drogas promovida por la Guardia Civil se ha saldado hasta el momento con el arresto de varias personas entre las que figurarían cuatro agentes del puesto de la Benemérita del municipio sevillano de Isla Mayor, según las fuentes consultadas por Europa Press.

Según las citadas fuentes, a primera hora de este pasado lunes, la Guardia Civil desplegaba un fuerte dispositivo en el mencionado municipio ribereño, interviniendo en el propio puesto del Instituto Armado de dicha localidad y levantando la expectación de los vecinos de este pequeño pueblo.

Entre el revuelo del vecindario, habrían sido detenidas un total de siete personas entre las que figurarían cuatro agentes del puesto de la Guardia Civil de Isla Mayor. En concreto, estos detenidos serían cuatro de los ocho miembros del puesto de la Guardia Civil, uno de ellos un sargento y otro natural incluso del mencionado municipio.

Los otros tres detenidos serían igualmente vecinos de Isla Mayor, donde los agentes habrían intervenido tres barcazas de grandes dimensiones almacenadas en una nave registrada en el marco de esta operación. La operación sigue abierta, según han informado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil, toda vez que los funcionarios se habrían llevado ya una de las barcazas intervenidas y las otras dos permanecerían custodiadas en el municipio, sobrevolado por helicópteros de la Guardia Civil.

Lainformacion.com

HI

Huye del psiquiátrico, roba un coche y embiste tres veces vehículos de los Mossos

Los Mossos detuvieron al conductor temerario, que iba en dirección contraria, después de que se accidente en Quart, y lo volvieron a ingresar en el hospital

Un paciente fugado del psiquiátrico de Salt robó un coche y protagonizó, la noche del viernes al sábado, una temeraria huida circulando en sentido contrario, por sobre las aceras, embistiendo tres vehículos de Mossos, hasta que se accidentó y terminó detenido .

Eran pasadas las 11 de la noche cuando un hombre se presentó en la comisaría de los Mossos de Salt para decir que le habían robado el coche, por culpa de un despiste suyo, porque lo había dejado un momento abierto y con las llaves puestas.

Se trataba de un Mégane de color azul con matrícula antigua de Barcelona. Los Mossos no tardaron mucho tiempo a tener noticias del coche. Una llamada al 112 les alertó que el Mégane estaba haciendo temeridades por la zona de Taialà. Un mozo intentó cerrarle el paso cruzando su coche delante, pero el fugitivo le embistió y continuó su escapada con grave peligro para los demás, ya que subía a las aceras e iba en dirección contraria cuando le parecía.

Los Mossos dieron aviso a todas las patrullas, que se pusieron a buscarlo. Durante la persecución, dos coches policiales más fueron embestidos por el ladrón conductor temario. Cuando faltaba poco para las doce de la noche, el coche fugitivo tuvo un accidente en el que hubo implicado el Mégane en Quart, en el cruce de la C-250 con la C-65. Tras el accidente, el fugitivo se tuvo que detener a la fuerza. Pero bajó del vehículo y huyó campo a través.

El sospechoso fue localizado al poco rato por una patrulla de los Mossos, que le encontraron encima una bolsa donde llevaba la documentación del Mégane robado. El detenido no fue puesto a disposición judicial, sino que lo devolvieron al psiquiátrico.

 

Cataloniatoday.cat

HI

Tardan nueve años en juzgar al camionero que mató a su niño y la indemnizan con 3.000 €

Un agente de la Guardia Civil durante una campaña de control de velocidad en 2016

El retraso del proceso sirvió para que el conductor se librara de la cárcel, pero a la madre se le da una compensación mínima.

El 18 de agosto de 2004 un terrible accidente de tráfico en una carretera secundaria de la Comunidad de Madrid le costó la vida a M.G.G., de 4 años de edad, que no pudo superar los politraumatismos causados por el arrollamiento de un camión que colisionó contra el coche en el que viajaba el pequeño, debidamente asegurado en su sillita en el asiento trasero.

Fue, describía la sentencia que condenó al camionero, una “embestida con gran violencia” debida a dos causas: la excesiva velocidad del camión -que circulaba a 87 km/hora en un tramo en el que no debía superar los 70 km/hora y en el que la velocidad aconsejada mediante señalización era de 60 km/hora- y “no prestar el conductor la atención exigida a las circunstancias de la conducción”.

MÁS NOTICIAS
13 años después: Defensa sí fue responsable de la tragedia del Yak-42, dice el Consejo de Estado
El apoyo a las primarias es diez puntos mayor entre los votantes del PP que entre los del PSOE
Felipe VI sitúa a la monarquía en su mejor valoración en 20 años
recomendado por
Ello motivó que Juan P. G., que entonces tenía 35 años, se diera cuenta demasiado tarde de que el carril estaba ocupado por tres turismos que se encontraban parados para realizar una maniobra permitida de giro a la izquierda, debidamente indicada con los intermitentes. El último de esos coches era el que ocupaba el niño, situado detrás de la conductora, su madre. En el primer coche viajaba el padre con la otra hija del matrimonio, de nueve meses.

UNA DISTRACCIÓN

Se dirigían a su casa de veraneo cuando el camión, que iba vacío y tenía un peso mínimo de 15 toneladas, impactó por detrás y dejó el primer coche al que arrolló “hecho un amasijo”. Tanto los testigos como los agentes de la Guardia Civil que realizaron el atestado coincidieron en que era un tramo recto, con buena visibilidad, sin que hubiera circunstancias climatológicas adversas.

“El punto en el que ocurrió el accidente se puede observar fácilmente desde 200 o 250 metros antes”, declaró en el juicio el guardia civil que redactó el atestado. “La causa principal del accidente fue la distracción en la conducción y la causa mediata fue el exceso de velocidad”, concluyó.

El juicio se celebró en un Juzgado de Getafe el 14 de noviembre de 2013, es decir, más de nueve años después de los hechos. La sentencia aún tardaría en llegar un mes más: se dictó por un juez sustituto, contratado para reforzar el Juzgado, el 23 de diciembre de 2013 y condenó a Juan P. G. a un total de nueve meses de prisión y un año de privación del carné de conducir por delitos de homicidio imprudente y lesiones. Las indemnizaciones fijadas para los familiares del pequeño fallecido fueron abonadas por la compañía aseguradora del camión, declarada responsable civil directa.

La madre, en particular, no sólo sufrió daños físicos sino que la muerte de su hijo le causó además un trastorno depresivo severo que no ha podido superar. Debido a ello se le ha reconocido una incapacidad permanente absoluta, con un grado de minusvalía del 65%, que le impide el desarrollo de cualquier actividad laboral. Hasta el día del accidente trabajaba en la banca y no sufría trastorno alguno.

REBAJA DE LA PENA

La condena impuesta al conductor del camión fue notablemente más baja que la pena que instó la familia (cuatro años de prisión) y la propia Fiscalía, que pidió tres años y medio de cárcel. La explicación se halla en que el juez aplicó la circunstancia atenuante muy cualificada de dilaciones indebidas. Durante nueve años y un mes, argumentó, al acusado se le había mantenido “en la incertidumbre” acerca de la continuación o no del proceso. Esa “incertidumbre y ansiedad, que se acentúa ilegítimamente cuando se producen retardos injustificados”, es la que fundamentó la disminución de la pena.

Después de que la sentencia fuera confirmada por la Audiencia de Madrid, el abogado de la madre, Aitor Canales, presentó una demanda de responsabilidad patrimonial del Estado reclamando que las mismas dilaciones indebidas que habían favorecido al responsable de la muerte del pequeño se tuvieran en cuenta para compensar el daño causado a la progenitora.

El Ministerio de Justicia no contestó durante los siguientes seis meses y el asunto ha tenido que llegar al Juzgado de lo Contencioso-Administrativo para que en una sentencia dictada el pasado octubre se haya reconocido el perjuicio que las dilaciones indebidas causan también a las víctimas, “que ven cómo además del daño que la conducta enjuiciada ya les ha causado, se añade el sufrimiento de ver cómo el procedimiento se prolonga más de lo razonable, impidiéndoles ir cerrando heridas”.

El Juzgado destaca que la instrucción del caso se prolongó más de seis años pese a su nula complejidad. “Las diligencias de investigación fueron escasas”, señala la sentencia, que indica que “ni siquiera que la carga de trabajo del Juzgado fuera importante” justifica tal extensión del periodo de instrucción. Las diligencias se iniciaron en noviembre de 2004 pero se tardó siete meses sólo en tomar declaración al camionero. Las demás diligencias se limitaron a las declaraciones de los padres del menor fallecido, de tres testigos y de los agentes de la Guardia Civil. Pese a ello, el asunto no pasó a la fase de enjuiciamiento hasta marzo de 2011 y no concluyó con sentencia hasta diciembre de 2013.

“Las dilaciones indebidas no pueden ‘aprovechar’ únicamente a la persona que ha sido declarada responsable en vía penal”, expone el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo. “También dichas dilaciones indebidas implican que la Administración de Justicia no actuó de la manera esperada, prolongando en el tiempo más de lo debido y ocasionando con ello daños a la actora, que como madre del menor fallecido no pudo durante todo ese tiempo cerrar el capítulo relativo al juicio sobre la muerte de su hijo”.

“EFECTO PERVERSO”

El letrado Canales había denunciado en su demanda el “efecto perverso” que se produce cuando “el ordenamiento jurídico reacciona de forma favorable para el reo” por los retrasos indebidos del proceso, “lo que acrecienta el daño a la víctima, que observa que ese cómputo temporal no le ofrece absolutamente ninguna ventaja jurídica, emocional ni de ningún tipo”. La demanda reclamaba una indemnización de 30.000 euros, que el Juzgado ha rebajado a 3.000.

Para otorgar esa mínima compensación la sentencia indica que “no es posible valorar el dolor que ha sufrido la recurrente”.

“Cuando una madre como la que demanda en este proceso acude a la Justicia para reclamar por las dilaciones indebidas en un asunto tan doloroso no persigue dinero porque ninguna suma podrá paliar su sufrimiento”, considera el Juzgado. “Lo que busca es que al menos se dicte una resolución que le reconozca la existencia de las dilaciones indebidas, con lo cual el pronunciamiento que contiene esta sentencia implica por si mismo una compensación, mínima, pero compensación al fin y a cabo”. En realidad, el reconocimiento de unas dilaciones indebidas más que evidentes ya se había producido en la sentencia penal.

Elespanol.com

HI